Cómo estimar tu gastos extra en cualquier universidad
Cómo estimar tu gastos extra en cualquier universidad
aradaphotography / Shutterstock.com

La matrícula y cuotas que ves en la lista del sitio web de la universidad pueden parecer empinadas, pero ese costo de asistencia es una estimación de lo que más puedes esperar a pagar para asistir a esa universidad en un año dado, y la buena noticia es que hay maneras de reducir esos costos. Las becas de mérito y atléticas están allí para los estudiantes de más altos rendimientos, pero cualquier estudiante con necesidad financiera puede calificar para la ayuda económica federal. De hecho, tus solicitudes de ayuda económica, las que consideran la situación económica de tu familia, indicarán lo que el gobierno piensa que puedes pagar por adelantado por un año de educación. Tú verás esta “contribución familiar estimada” expresada en cifras de dinero, y si es más bajo al costo de asistencia a la universidad (por ejemplo, $10.000 pero el costo de asistencia a la universidad de tus sueños del siguiente año es de $45.000), la escuela puede optar por cumplir con algunas o todas tus necesidades financieras dando becas basadas en la necesidad. Puede sonar confuso, pero calcular tu potencial costo extra para cualquier escuela será fácil una vez que sepas cómo estimar la contribución de tu familia y conozcas donde localizar información sobre el costo de asistencia de una escuela y el porcentaje de necesidad financiera que promete cumplir.


¿Qué son los costos extras?

Primero lo primero. En el mundo de la educación, los costos de bolsillo son los que tienes que pagar de antemano por tu educación cada año. Son los que tú todavía debes (o lo que queda por pagar) hacia la matricula, cuotas, y otras expensas de vivienda/educación después de que sustraes todas las becas que has ganado y las subvenciones federales y préstamos para los que calificas. Aquí va la idea general:

Costo total de asistencia a una escuela específica 
(matrícula, cuotas, expensas de vivienda, etc.)

menos (-)

Todas las fuentes de ayuda financiera disponibles para ti en esa escuela 
(becas, subvenciones, préstamos, etc.)

igual (=)

Tu costo extra por un año

Miremos un ejemplo, Una escuela específica tiene un costo total de asistencia (matrícula, cuotas, otras expensas) de $40.000 al año. Un estudiante con un paquete de ayuda económica de $30.000 en esa escuela tendrá que pagar $10.000 de antemano este año. Esos $10.000 son los costos extras o de llamados “de bolsillo”. SImilarmente, otro estudiante en la misma escuela que no califica para ninguna ayuda económica basada en la necesidad tendrá que pagar de antemano los $40.000, a menos que pueda ganar una beca de mérito o atlética para invertir en su educación.

Ya que el costo de matrícula, cuotas, y otras expensas dependen de la escuela que elijas—y ya que tu paquete de ayuda economica tambien—tu costo extra diferirá de escuela a escuela. Si estás esperando hacer una sabia elección económica al tratarse de tu educación, es crucial estimar con anticipación, cuáles serán tus costos extras en cualquier escuela que estés considerando. No solamente te dará una idea de tus opciones de universidades más asequibles, sino que tambien te dara tiempo para prepararte para los costos de tu educación, donde sea que elijas ir.

Este artículo te enseñará cómo estimar el parecer de tus costos extras en cualquier institución y provee ejemplos para ayudarte a ver cómo funcionan estos cálculos. Si tienes algunas universidades en mente, o si tenes a mano la lista de escuelas a las cuales has solicitado admisión, puedes decidir calcular tu presupuesto de costos extras sobre la marcha. Si deseas seguir adelante, se te pedirá que busques información específica en el sitio web de la universidad o de los consejeros de admisión y tú hagas algunos cálculos simples. No te preocupes. Es fácil y vale la pena.

1. Identifica el costo total de asistencia de una institución.

El costo total de asistencia de una escuela es el precio de etiqueta de un año de educación en una institución en particular. Es el precio de matrícula y cuotas del año más los costos de vivienda y pensión y un año de primas del seguro de salud. Puede incluir un estimado para expensas personales (libros, útiles, entretenimiento y transporte) también. En otras palabras, el costo de asistencia es lo que tu educación y expensas asociadas suman en total en cualquier año en particular si tú no te aseguras ningún financiamiento vía ayuda económica federal, fuera de becas, o fuentes estatales/regionales.

Los costos de asistencia tienden a aumentar cada año (de hecho, su costo de asistencia puede incrementarse dramáticamente entre tu primer año y el último), pero recuerda que el costo de asistencia y los costos extras no son uno ni el mismo. Sólo tendrás que pagar el costo de asistencia de una escuela en su totalidad si no recibes ninguna ayuda económica federal o ganas otras becas.

El costo total de asistencia de una universidad usualmente está disponible en su sitio web, pero sí reconoce que algunas cifras, como el costo de libros y transporte, son estimaciones. La vivienda y pensión está usualmente calculada usando el precio de un plan de comida estándar y hospedaje en campus, lo que significa que tus decisiones sobre el plan de vivienda y comida podrían afectar los costos estimados de asistencia que veas en el sitio web (por ejemplo, elegir un plan de alimentación destacado o decidir vivir fuera del campus). La matrícula y cuotas son usualmente fijas, sin embargo, aunque en universidades públicas, los estudiantes del estado pueden recibir una matrícula descontada lo que hace sus costos de asistencia significativamente más económicos que los de un estudiante de fuera del estado. Debido a estas variables, tu costo total de asistencia a una escuela específica puede no ser el mismo que el de otro estudiante en la misma escuela.

Si sigues adelante, ve y busca el costo total de asistencia a la(s) universidad(es) de tu elección. Para mantener tu información junta y prepararse para los cálculos más tarde, puedes decidir incluir la información que encuentres en una hoja de cálculos o tabla como la de más abajo.

Escuela A Escuela B Escuela C Escuela D Escuela E
Costo total de asistencia $40.000/año $30.000/año $50.000/año $20.000/año $9.000/año
(costo estatal)

Si estás preocupado por los números que ves, recuerda que ya que hay tanto financiamiento allí afuera disponible para estudiantes, hay maneras de pagar menos que el costo total de asistencia de una escuela. Recuerda, todo se reduce a los costos extras. De hecho, la escuela de tu lista con el menor costo de asistencia no es necesariamente la opción más económica. Similarmente, la escuela con los costos mas de altos no es necesariamente tu opción más cara. Aún no des por perdidas tus escuelas más “caras”.

2. Fijate qué formularios tú debes completar para solicitar la ayuda económica federal e institucional en cada escuela de tu lista.

Generalmente hablando, la ayuda financiera es cualquier apoyo económico desde una fuente externa que puede ser usado para los costos de la educación superior. Y para la mayoría de los estudiantes, solicitarla es algo obvio: mientras más ayuda económica recibes, menor es el costo extra o “de bolsillo”.

Mientras hay muchas fuentes de ayuda económica allí fuera, el proveedor más grande en el país es el gobierno federal. Cada año administra billones de dólares en ayuda económica a estudiantes que son ciudadanos estadounidenses, residentes o extranjeros aptos. (Por favor ten en cuenta que los estudiantes sin documentos de inmigración autorizados no tienen derecho al financiamiento federal pero puedes encontrar más información sobre cómo costear la facultad aquí.)

La ayuda económica federal está basada en la necesidad, lo que significa que está dirigida a ayudar a los estudiantes que demuestren necesidad económica al otorgarles subvenciones (dinero que no tienes que devolver) y préstamos de bajos intereses (dinero que sí deberás devolver) y recomendarlos para puestos de estudio-trabajo (dinero que ganas trabajando). Todo lo que siempre has querido saber sobre la ayuda económica está en nuestra sección Costea, pero al estar calculando tus costos extras anticipadamente, la cosa más importante que debes saber es que tu solicitud de ayuda económica facilita al gobierno y a tu universidad a determinar cuánto tú puedes razonablemente pagar por un año de universidad. Es el por qué es tan importante solicitar la ayuda económica federal. (Los estudiantes que no tienen documentos de inmigración autorizados y los estudiantes cuyas familias no hayan presentado impuestos federales y/o del estado quizá quieran hablar con un abogado primero.)

Para solicitar la ayuda económica federal, debes completar la FAFSA (Solicitud Gratuita para la Ayuda Económica Estudiantil) y quizás también necesites completar el Perfil CSS, el cual es un requerimiento adicional para recibir ayuda económica en algunas escuelas. Ambos formularios requieren que ingreses información sobre tu familia y su situación financiera. Basándose en los valores que tú ingreses, estos formularios calculan cuánto tu familia puede costear tu educación por un año. Esta información se llama tu EFC (Contribución Familiar Estimada), la cual está expresada en una cifra dolarizada. Tú automáticamente recibirás tu EFC a la presentación de tu FAFSA o tu Perfil CSS.

Tanto la FAFSA y el Perfil CSS usan sus propias fórmulas las cuales consideran diferentes aspectos de la situación económica de tu familia, así que puedes ver una pequeña variación entre los resultados de tu FAFSA y tu Perfil CSS. Ambos consideran los ingresos de tu familia, inmuebles y beneficios, pero el Perfil CSS considera mucho más; hace preguntas más invasivas sobre la situación financiera familiar, incluyendo las expensas médicas y deudas de tu familia. Cuando envías los formularios FAFSA y/o Perfil CSS, tú puedes enviar tus resultados EFC a cada universidad a la cual estés solicitando admisión. Estas universidades usarán tu EFC calculadas por el formulario que prefieran para determinar cuánta ayuda financiera basada en la necesidad te asignan.

Como ejemplo, digamos que la FAFSA le dice a un estudiante que su EFC es de $21.000, mientras que el Perfil CSS dice que su EFC es de $18.000. Entonces, ¿cuál utiliza en sus cálculos? ¡Ambas! Las escuelas que se basan únicamente en la FAFSA solamente recibirán el EFC que fue calculado por la FAFSA, e ignorarán el EFC calculado por el Perfil CSS. Por otro lado, las escuelas que requieren el Perfil CSS a menudo verán el EFC del estudiante como $18.000, aunque algunas escuelas pueden calcular su EFC como en algún lugar entre esas dos cifras. También debe tenerse en cuenta que algunas escuelas crean sus propias formulas para excluir cierta informacion de la FAFSA si no creen que es relevante (por ejemplo, una escuela podrán excluir el capital de vivienda de una primera residencia mientra que otra puede incluirla).

Sin embargo, ya que estamos estimando, no nos enrollemos con los detalles en este momento, mejor miremos a las maneras generales en las que una escuela determina la ayuda económica. Si nos estás siguiendo, tómate un momento para buscar en el/los sitio(s) web de las universidades la información de los requisitos de la solicitud de ayuda financiera. Las escuelas especificarán si necesitas enviarles el Perfil CSS o no (siempre necesitarás enviar la FAFSA si esperas solicitar la ayuda financiera). Si tú no quieres buscar sitios web de universidades, puedes encontrar una lista de escuelas completa que usan el Perfil CSS para administrar ayuda económica para algunos o todos los solicitantes aqui.

Escuela A Escuela B Escuela C Escuela D Escuela E
Costo total de asistencia $40.000/año $30.000/año $50.000/año $20.000/año $9.000/año
Tu EFC Considera el EFC de Perfil CSS y FAFSA Considera el EFC de FAFSA solamente

3. Usa fuentes en línea para estimar tu contribución familiar (EFC) para la universidad.

Si estarás solicitando admisión universitaria y la ayuda económica para el siguiente año lectivo, puedes descubrir tu EFC automáticamente luego de enviar tu FAFSA y/o el Perfil CSS. Si no estás listo para solicitar admisión o la ayuda financiera este año o justo ahora, pero sin embargo quieres con antelación, puedes aún estimar tu EFC futuro con algunas herramientas útiles. Para obtener resultados más precisos, necesitarás información de la declaración de impuestos de tu familia (y tu declaración de impuestos también, si presentaste). Usa las declaraciones 2016 para el año escolar 2018–2019; declaraciones 2017 para el año escolar 2019–2020; y así.

  • Ten en cuenta que un EFC cambiará año a año imitando los cambios de tu situación económica y la de tu familia. Heredar dinero, perder una fuente de ingreso, obtener un aumento, tener a otro miembro de la familia inmediato inscribiéndose en la universidad y obtener una nueva propiedad son algunos de los muchos factores que pueden causar cambios drásticos en tu EFC entre un año y el otro.
  • A menos que seas un estudiante independiente (de más de 24, casado, en curso de posgrado y/o alguien que cumple otro requisito muy específico), la FAFSA y/o el Perfil CSS siempre considerarán la situación financiera de tu familia al calcular tu EFC. Esto significa que la información financiera de tu familia ayudará a determinar tu EFC, incluso si tu familia se rehúsa a darte dinero para la universidadEso es porque el gobierno cree que tú y tu familia deberían tomar primera responsabilidad financiera al tratarse de tu educación superior. En el desafortunado evento en el que tu familia no está dispuesta en lo absoluto a ayudarte a pagar la universidad a pesar de poder hacerlo, alientalos a completar la FAFSA y, si es posible, el Perfil CSS de todos modos. De ninguna manera les obliga a pagar alguna parte de tu educación, pero es la única manera en la que puedes solicitar subvenciones o préstamos basados en necesidad, los cuales podrían disminuir tus gastos extras (si un padre es indocumentado o no ha declarado impuestos, quizás quieran hablar con un abogado primeramente).

Cuando hayas hablado con tu familia y recopilado documentos financieros relevantes, puedes usar el FAFSA4Caster, un recurso en línea, para estimar tu EFC según lo determinado por FAFSA. Puede que la calculadora College Board sea más útil, sin embargo, ya que puedes usarla para calcular tu EFC basándose tanto en la metodología federal (FAFSA) como institucional (Perfil CSS).

Una vez que tienes calculado tu(s) EFC(s), haz una pausa para asegurarte de que entiendas lo que realmente significa. El EFC es una cifra en dólares, y no cambiará de universidad a universidad. Es la manera en que el gobierno (FAFSA) o el College Board (Perfil CSS) expresa lo que puedes pagar para asistir a cualquier institución en un año. En otras palabras, tu EFC sirve para contarle a cada escuela a la que enviaras tus resultados lo que realísticamente podrías pagar por un año de educación superior. En teoría, mientras más alto tu EFC es, más deberías poder pagar de tu bolsillo por un año de facultad.

  • Un EFC de 0 indica que una familia no podría disponer nada de dinero hacia la educación de un estudiante.
  • Un EFC de $60.000+ indica que una familia podría costear el costo total de asistencia en casi cualquier universidad. Es poco probable que estos estudiantes califiquen para cualquier ayuda económica basada en la necesidad, y a menos que reciban becas de mérito o atléticas, sus opciones universitarias más económicas son las instituciones con los precios de lista más bajos: universidades comunitarias y públicas en su estado de residencia.

Los resultados EFC rara vez son tan generosos como los estudiantes y sus familias quieren que sean (y hay muy pocas oportunidades de hacer una apelación especial EFC). Eso es porque el gobierno siente que tu elección de continuar tu educación, como tu elección de comprar un carro, una casa, o cualquier otra cosa, requiere algo de sacrificio de tu parte. La verdad es, la universidad es costosa, incluso con ayuda económica, y mientras más temprano puedas planear tu potencial EFC, mejor. Saber tu EFC, o un estimado de tu futuro EFC, es importante porque tendrás una idea del monto mínimo de dinero que se espera que consigas para la universidad por año. Además, para nuestros propósitos, una vez que tengas una idea de cómo será tu EFC, puedes comenzar a calcular tu necesidad económica.

Sin embargo, mientras tanto, si estás siguiendo, adelántate y agrega tu EFC a tu tabla. Recuerda usar tu EFC desde el Perfil CSS si alguna universidad de tu lista requiere el Perfil CSS. Si una universidad no requiere el Perfil CSS, usa el EFC determinado por la FAFSA.

Escuela A Escuela B Escuela C Escuela D Escuela E
Costo total de asistencia $40.000/año $30.000/año $50.000/año $20.000/año $9.000/año
Tu EFC Considera el EFC del Perfil CSS Considera el EFC de FAFSA
$12.000 $13.000

4. Resta tu EFC del costo de asistencia para saber tu necesidad financiera.

Quizás notes un bache entre tu EFC y el costo total de asistencia de una escuela. En el ejemplo que hemos estado usando, por ejemplo, el College Board cree que el estudiante podría pagar $12.000 por un año dado, pero la Escuela A cuesta $40.000. La diferencia entre estas cifras es la necesidad financiera del estudiante. Es un cálculo fácil de hacer.

Costo total de asistencia a una escuela específica

menos (-)

Tu EFC

(según lo determinado por el formulario de ayuda financiera que la escuela prefiera)

igual (=)

Tu necesidad financiera

La necesidad financiera es un cálculo oficial que indica cuánta ayuda económica necesitarías para pagar un año de costos en una escuela específica.

Escuela A Escuela B Escuela C Escuela D Escuela E
Costo total de asistencia $40.000/año $30.000/año $50.000/año $20.000/año $9.000/año
Tu EFC Considera el EFC del Perfil CSS Considera el EFC de FAFSA
$12.000 $13.000
Tu necesidad financiera $28.000 $18.000 $37.000 $7.000 $0

Si tu necesidad financiera es 0 en cualquier escuela, como en la Escuela E en el ejemplo que estamos usando arriba:

  • Tú no calificarás para ninguna ayuda económica basada en la necesidad (como subvenciones federales o institucionales, préstamos federales o estudio y trabajo) en esa universidad. Esto significa que tus costos extras igualarán el costo total de asistencia de la escuela a menos que ganes becas de mérito o atléticas. Entonces, en el ejemplo de arriba, el estudiante necesitaría pagar $9.000 para asistir a la Escuela E por el año, pero si gana una beca institucional de mérito (usualmente otorgada a estudiantes ingresantes con altos GPAs y notas de evaluaciones) de $5.000, por ejemplo, solamente necesitará pagar $4.000 para asistir. Ella podría reducir más sus costos extras al seguir solicitando becas privadas.
  • Existe la posibilidad de que puedas solicitar un puesto de estudio y trabajo en el campus después de que los estudiantes de ayuda financiera reciban prioridad, y puedes utilizar ese ingreso de la manera que quieras (poniéndolo para los costos extras, ahorrándolo, etc.). Si quisieras trabajar pero todos los puestos del campus están cubiertos, considera encontrar un trabajo a medio tiempo fuera del campus.

5. Infórmate sobre el porcentaje de necesidad financiera que cada escuela está comprometida a cumplir.

Cuando completas la FAFSA y/ el Perfil CSS, tienes la oportunidad de listar las escuelas a las cuales quisieras enviar tus resultados EFC. (Siempre deberías enviar tus resultados a las escuelas que estés solicitando admisión ya que es la única manera de solicitar ayuda económica.) Una vez que estas escuelas reciben tus resultados, éstas podrán calcular tu necesidad financiera.

  • Algunas instituciones, a menudo llamadas escuelas conscientes de la necesidad, mirarán tu necesidad financiera junto con los componentes de tu solicitud de admisión. Eso significa que tu habilidad de pagar la universidad podrá afectar en tu aceptación o rechazo. Por otro lado, las escuelas ciegas aceptan a estudiantes independientemente de su necesidad financiera, y solamente utilizarán esta información para determinar el paquete de ayuda económica de un estudiante una vez que se le haya ofrecido admisión. Quizás quieras mantener en mente el estado de una escuela como “consciente” o “ciega” a medida que solicitas admisión, especialmente si tienes alta necesidad financiera.

Independientemente de si una escuela se fija en tu EFC al revisar tu solicitud de admisión o luego de que hayas recibido aceptación, eventualmente calculará tu necesidad financiera. Pero, para la mayor parte, cada escuela puede utilizar su discreción al tratarse de cumplir tu necesidad.

Las escuelas administran la ayuda económica federal por el gobierno federal (y tienen que seguir la ley al hacerlo. Hay reglas sobre las subvenciones federales (como el monto máximo que un estudiantes puede recibir por año), préstamos federales (como el monto máximo que un estudiante puede sacar por año) y estudio y trabajo federal (como el número máximo de horas que un estudiante puede trabajar por semana). Debido a estas restricciones, una escuela no puede simplemente enviarle al gobierno un recibo por toda la necesidad financiera de un estudiante; usualmente una escuela necesitará ofrecerle al estudiante becas institucionales basadas en la necesidad para cumplor (o acercarse a cumplir) toda su necesidad financiera.

Algunas escuelas ofrecerán generosas becas basadas en necesidad que se combinan con la ayuda económica federal para cumplir la necesidad financiera completa de cada estudiante. En otras palabras, algunas escuelas están comprometidas a cumplir el 100% de la necesidad financiera de cada estudiante ofreciéndoles una combinación de subvenciones federales, préstamos federales, puestos de estudio y trabajo federal y becas institucionales basadas en necesidad (a veces las escuelas incluyen préstamos institucionales por necesidad también). Estas escuelas probablemente anuncien orgullosamente este compromiso en sus sitios web. Otras escuelas se comprometen a un porcentaje menor, como el 60% o 93%.

Si no puedes encontrar el porcentaje de necesidad económica en el sitio web de una universidad, llama a su oficina de ayuda económica o a un consejero de admisión y pregunta, “¿Está comprometido a cumplir un cierto porcentaje de la necesidad financiera de cada estudiante? Si es así, ¿cuál es ese porcentaje?” Idealmente te darán el porcentaje exacto, o por lo menos un rango (por ejemplo, “70–80%, pero fluctúa cada año”). Ten cuidado con las salidas poco transparentes (“tratamos de ayudar a cada estudiante que demuestra necesidad financiera” o “en el pasado, los estudiantes han recibido excelentes paquetes de ayuda económica”). ¿Cómo ayudan a los estudiantes que demuestren necesidad financiera? ¿Qué consideran como un excelente paquete de ayuda económica (y se están refiriendo a la ayuda económica basada en necesidad)? Busca respuestas concretas.

Escuela A Escuela B Escuela C Escuela D Escuela E
Costo total de asistencia $40.000/año $30.000/año $50.000/año $20.000/año $9.000/año
Tu EFC Considera el EFC del Perfil CSS Considera el EFC de FAFSA
$12.000 $13.000
Tu necesidad financiera $28.000 $18.000 $37.000 $7.000 $0
Cantidad de necesidad financiera cumplida 100% 80% 60% 50% N/A (el EFC es mayor que el costo de matrícula, así que este estudiante no calificaría para la ayuda económica basada en necesidad en la Escuela E)

6. Utiliza todos tus hallazgos hasta el momento para calcular tus gastos extras.

La buena noticia es que tú ahora tienes todo lo que necesitas para calcular tus costos de bolsillo—o por lo menos estimar realísticamente como serían—en cada escuela de tu lista. Aquí está la fórmula que usaremos:

CTDA - (NC x NF) = Costos de bolsillo

En esta ecuación:

  • CTDA es costo total de asistencia.
  • NC es “necesidad cumplida,” o el porcentaje de necesidad financiera con el que una escuela se compromete a cumplir por cada estudiante. Si una escuela cumple con el 100% de la necesidad de un estudiante, utiliza 1,0; para el 80%, usa 0,8; para el 53%, utiliza 0,53; para 0%, usa 0,0; etc. Si una escuela te provee un rango, como 80–90%, usa la cifra más baja (el 80%) para prepararte para el peor escenario.
  • NF es necesidad financiera.
  • Ten en cuenta que debes seguir el orden de operaciones para resolver con éxito tus cálculos (es decir, ve al cálculo entre paréntesis primero).
Escuela A Escuela B Escuela C Escuela D Escuela E
Costo total de asistencia $40.000/año $30.000/año $50.000/año $20.000/año $9.000/año
Tu EFC Considera el EFC del Perfil CSS Considera el EFC de FAFSA
$12.000 $13.000
Tu necesidad financiera $28.000 $18.000 $37.000 $7.000 $0
Cantidad de necesidad financiera cumplida 100% 80% 60% 50% N/A (EFC es mayor a el costo de matrícula, así que el estudiante no calificaría para la ayuda económica basada en necesidad en la Escuela D)
Tus gastos extras $40.000
- (1,0 x $28.000)
= $12.000
$30.000
- (0,8 x $18.000)
= $15.600
$50.000
- (0,6 x $37.000)
= $27.800
$20.000
- (0,5 x $7.000)
= $16.500
$9.000
- (0,0)
= $9.000

Si has estado siguiendo el ritmo, deberías tener estimaciones de tus costos de bolsillo en cada escuelas que has investigado. Si no, remítete a nuestro ejemplo, donde notarás el rango de gastos extras. Muchas familias consideran la diferencia entre pagar $9.000 por un año y $27.800 al año significativamente. También notarás que la Escuela A, la escuela con el segundo costo de asistencia más alto, es una de las opciones más asequibles del estudiante. Similarmente, la Escuela B, a pesar de tener un costo de asistencia más alto que la escuela D, es de hecho más asequible cuando calculamos los costos de bolsillo.

7. Piensa en las becas.

Ahora que hemos hecho lo básico, es hora de abordar las becas, cuyo efecto en tu paquete de ayuda económica no es siempre sencillo. De hecho, la forma en que tus ganancias de becas te ayudan a pagar la universidad depende de situación de ayuda económica, así que consideremos cada escenario:

  • Si no demuestras ninguna necesidad financiera: Como hemos conocido, no recibirás ninguna ayuda económica basada en necesidad, y serás responsable de pagar de tu bolsillo el costo de asistencia íntegro. Si se te otorga una beca de mérito o atlética, sin embargo, la cantidad puede ir directamente a cubrir tus gastos extras (es decir, resta la beca privada que te otorgaron a tus costos de bolsillo). Esta situación es la más directa.
    • Por ejemplo, tú no demuestras necesidad financiera en una universidad pública de tu estado. Tus gastos extras igualan el costo total de asistencia de $12.000. Ya que no tienes un paquete de ayuda económica basada en necesidad, cualquier beca de mérito o atlética que recibas puede ser aplicada directamente a tus gastos extras. Ganar $3.000 por, digamos, el tercer puesto en el Concurso de Beca Stuck at Prom significa que puedes poner todo tu premio para tus costos ($12.000 - $3.000 = solo $9.000 más que tienes que conseguir).
  • Si un 100% de tu necesidad financiera ha sido cumplido: Tu situación de beca es compleja. Por ley, tu paquete de ayuda económica basado en necesidad (compuesto de subvenciones federales, préstamos federales, becas institucionales becas privadas) no pueden sumar más a $300 sobre tu necesidad financiera. Si tu necesidad ya está cumplida pero ganas una beca(s) que excede $300, se le requiere a tu universidad que reduzca tu premio basado en necesidad. Esto puede no parecer justo de inmediato, pero en estas situaciones, es más común para las escuelas reducir los montos de tu préstamo antes de cortar tus subvenciones o becas institucionales. Habla con la oficina de ayuda económica de tu escuela para más información sobre cómo tu beca afectará tu ayuda basada en necesidad.
    • Por ejemplo, digamos que tu escuela está cumpliendo con el 100% de tu necesidad financiera de $30.000 con una subvención Pell, dos préstamos federales y una beca institucional para cubrir el resto. Cuando ganas $10.000 de una beca Unigo, debes poner ese dinero hacia tu necesidad financiera, no hacia tus gastos extras. Ya que tu paquete de ayuda económica ahora excede tu necesidad financiera en $10.000, se le requiere legalmente a tu universidad que reduzca tus ofertas de préstamos federales. El mejor caso es que tu escuela reducirá tus préstamos federales por los $10.000, pero en vez de eso podría reducir sus subvenciones o becas institucionales (o reducir los tres en conjunto). Comunícate con tu escuela para conocer su política.
  • Si tienes necesidad financiera no cumplida: Si tienes necesidad financiera, pero una escuela solamente cumple con el 50% o el 70% o incluso el 99% de ella, aun tienes lo que se llama necesidad financiera no cumplida. Si fueras a ganar una beca externa, tu premio podría ser aplicado a tu necesidad financiera no cumplida (la cantidad de la cual aumentaría tus gastos extras de otra manera).
    • Por ejemplo, si tu necesidad financiera es de $25.000 peri una escuela solo cubrirá $15.000, aún tienes $10.000 de necesidad no cumplida. Sin ninguna beca adicional, estos $10.000 se montarían a tus gastos extras, pero digamos que ganas una beca Niche de $2.000 “Sin Ensayo”. Algunas escuelas te dejarán aplicar esos $2.000 directamente a tu necesidad no cumplida, haciendo tu necesidad no cumplida de $8.000 en vez de $10.000. Sin embargo, necesitarás hablar con la oficina de ayuda económica para conocer su política.

En resumen, dependiendo de tus circunstancias, tu beca externa podría reducir tus gastos extras, tu necesidad no cumplida, la cantidad de préstamos federales que necesitas tomar o cualquier otro componente de tu paquete de ayuda económica basada en necesidad. Para tener la información más precisa a tu situacion, habla con la oficina de ayuda económica de tu escuela—harás una llamada de todos modos; se te requiere que reporten cualquier beca externa ganada.

8. Piensa en el futuro.

Si ya has hecho las matemáticas para las escuelas a las cuales quieres solicitar admisión, recuerda que los cálculos que tienes frente a ti están basados en estimaciones—estimaciones realistas, pero estimaciones en fin. Tus cartas de ayuda económica, las cuales recibirás de todas las universidades que te acepten, detallarán tus paquetes de ayuda económica oficiales en cada escuela. Mientras tanto, los cálculos que recién has hecho te pueden ayudar en alguna manera dependiendo en qué parte del proceso de solicitudes universitarias estés.

  • Si aún estás en medio de tu búsqueda universitaria: Obtener una idea de cómo será tu EFC en las escuelas que estás interesada te pueden ayudar a decidir si quieres solicitarles admisión o no. Puedes decidir que no quieres gastar cuotas de solicitud en escuelas que no están en tu presupuesto de gastos extras. Si estás llevando a cabo una búsqueda universitaria de presupuesto consciente, probablemente tienes una mejor idea del tipo de escuelas donde tus costos de bolsillo serían los más bajos: universidades comunitarias, universidades públicas del estado de residencia, universidades comprometidas a cumplir con el 100% (o un alto porcentaje) de tu necesidad financiera.
  • Si has solicitado ingreso y estás esperando recibir una decisión de admisión: En cuanto tengas un estimativo de tus gastos extras que puedes esperar de las universidad a las cuales has solicitado admisión, haz un plan. Planea los gastos extras más altos, por si acaso la escuela te termina ofreciendo solamente aceptación de ingreso. Habla con tu familia sobre las contribuciones que quisieran hacer hacia tu educación, tus ahorros, empleo de verano, etc. Estas opciones te pueden ayudar a pagar esos costos extras llegado el momento.

Probablemente es muy tarde para cambiar las escuelas a las cuales has solicitado admisión, pero si estás preocupado porque no crees calcular los costos de bolsillo antes de solicitar admisión, recuerda que los números que ves ahora son solamente estimaciones. Tus números oficiales vendrán en tus cartas de ayuda económica. Cuando llegue el día, si aún no puedes costear ninguna de tus ofertas universitarias luego de hablar con tu familia sobre tus opciones, puedes considerar solicitar cada beca privada para la que califiques, tomarte un año sabático para trabajar o solicitar admisión a una universidad comunitaria asequible con admisiones de balanceo antes de re solicitar admisión a más escuelas asequibles el próximo año.

Ten cuidado si decides pagar tus gastos extras con préstamos privados. Es posible que ya se espere que tú tomes préstamos federales, y agregar préstamos privados se sumarán a tu deuda. Además, sus tasas de interés son usualmente más altas. Puedes conocer más sobre los préstamos privados aquí.

Página actualizada: 05/2018