Tres millones de estudiantes se graduaron de la escuela secundaria entre enero y octubre de 2015. Más de dos tercios de ellos (69.2%) se inscribieron en la universidad para el octubre del mismo año. Entonces, ¿a qué tipo de institución asisten los graduados? La respuesta no está limitada a las universidades de cuatro años. En Minnesota, sólo un 59% de la clase de 2012 se inscribió en una universidad de cuatro años. Casi 40% se inscribió en una institución pública de dos años, y 3% eligió asistir una universidad técnica privada. Conozca sobre sus otras opciones aquí.


Tome un año sabático.

Si no tiene ninguna idea de lo que quiere hacer después de graduarse de la escuela secundaria y no se siente cómodo asistiendo a una universidad sólo por el bien de hacerlo, podría ser un buen candidato para un año sabático. Un año sabático no es tiempo libre para ir a la piscina todos los días y jugar videojuegos, sino que es un período de tiempo para explorar sus opciones futuras. Muchos estudiantes en sus años sabáticos eligen trabajar, hacer trabajo comunitario, viajar o estudiar independientemente. Use este tiempo para determinar cuáles son sus pasiones e intereses. Después de un semestre o un año, debe tener una mejor idea de si le gustaría continuar su educación y/o trabajar para una credencial. Sin embargo, las solicitudes para la entrada universitaria llevan tiempo así que hay que seguir motivado durante su año sabático.

Asista a la universidad comunitaria.

Los programas de las universidades comunitarias son de dos años y terminan con un título de asociado o un certificado. Hay muchas razones por la que la universidad comunitaria es una buena opción. Los estudiantes quienes quieren experimentar el ambiente universitario sin comprometerse a una universidad de cuatro años pueden aprender sobre sus opciones y ahorrar en el proceso. Además, siempre puede cambiarse para una universidad de cuatro años. Los estudiantes quienes no tienen el promedio necesario para asistir a la universidad de cuatro años de sus sueños a veces deciden tomar clases correctivas para mejorar sus promedios antes de solicitar admisión. Para los estudiantes quienes sólo necesitan un título de asociado o un certificado para seguir sus profesiones, las universidades comunitarias ofrecen programas especiales enfocados en unas carreras específicas (como programas vocacionales).

Obtenga una educación vocacional o técnica.

Se encuentra educación técnica en muchos tipos de instituciones: institutos profesionales, universidades técnicas, aprendizajes. Este tipo de educación propone ayudar a los estudiantes quienes quieren aprender las habilidades necesarias para hacer un trabajo, como enfermería, construcción o gastronomía. Si puede contestar la pregunta, “¿Qué quiere hacer cuando crezca?” con certeza, depende de su elección y las credenciales necesarias, puede ser que una educación técnica sea lo que necesita. Estos programas usualmente son más cortos que los programas de cuatro años, y sus clases tienen que ver con su trabajo futuro. Tendrá la oportunidad de obtener experiencia práctica y estará listo para empezar su profesión en cuanto se reciba. Los estudiantes de escuelas técnicas pueden estudiar para sus certificaciones y licencias u obtener sus certificados y títulos técnicos.

Inscríbase en un programa de estudio virtual.

Si tiene una familia, trabaja o no puede hacer el viaje al campus para asistir a una clase, considere un programa de estudio virtual. En lugar de reunirse en un aula, puede terminar todos los requisitos para recibirse desde el confort de su casa (o cualquier lugar que tiene acceso a internet). Mientras algunas clases virtuales requieren que los estudiantes se conecten durante una hora específica para participar en un debate o completar un examen, puede completar otras clases en su tiempo libre, siempre y cuando entregue todo a tiempo. Este tipo de programa funciona mejor para los individuos motivados a aprender sí o sí.

Alístese en las fuerzas armadas.

Para algunas personas, la educación superior no es un buen camino. Si busca disciplina y empleo estable y quiere servir a su país, puede ser que el alistamiento en las fuerzas armadas estadounidenses sea la mejor opción. El enrolamiento es fácil; sólo hay que visitar un centro de reclutamiento, tomar una prueba de aptitud y una prueba física y tener un chequeo médico. Su rango militar (sus responsabilidades y su salario) depende del período de tiempo que sirva a las fuerzas armadas y sus habilidades. Sin embargo, sin una educación superior, no puede encargarse como un oficial. Las fuerzas armadas ofrecen muchos beneficios para los soldados interesados en la educación. Aprenda más aquí.

Página actualizada: 02/2017