Es siempre una gran responsabilidad prepararse para la universidad, pero como un estudiante indocumentado, usted tiene planificación adicional que hacer. Dadas las barreras sociales, financieras y legales en el camino, su estado de inmigración le va a afectar en su búsqueda de escuelas y en sus solicitudes. No sólo tiene que hacerse un solicitante competitivo y tomar exámenes estandarizados, sino que hay que encontrar facultades y recursos de ayuda económica que dan la bienvenida a solicitudes de los estudiantes indocumentados.


Descargo de responsabilidad: La siguiente información sirve solamente para un propósito educativo como servicio al público. No es consejo legal ni sustituto al consejo legal. La información contenida en este sitio web podría reflejar los actuales desarrollos legales o no; por lo tanto, no se promete ni se garantiza que la información de este sitio web sea correcta ni completa. No debe ser considerada como una indicación a futuros resultados. Ya que el consejo legal requiere de un conocimiento de las circunstancias específicas de cada caso, no se debe sustituir la presente información para asistencia efectiva de letrado. En consecuencia, los materiales en este sitio web no constituyen consejo legal.

¿Cuándo debo empezar a pensar en mi futuro?

Cuanto antes, mejor. Empiece ya si todavía no lo ha hecho.

¿Dónde es un buen punto de partida?

  • Entienda su estado de inmigración. Es una buena idea saber cómo es su estado de inmigración y qué significa antes de que empiece con el período de solicitudes universitarias. Es probable que su estado de inmigración se presente con muchos obstáculos, pero la política inmigratoria actual lo podría beneficiar. Fíjese con sus padres o un abogado si no sabe la respuesta de cualquiera de las siguientes preguntas.
    • ¿Qué documentos tiene?
    • ¿Tiene usted el derecho a alguna protección?
    • ¿Cuándo entró a los Estados Unidos?
    • ¿Tiene un número de seguro social? ¿Si no, es apto para ello?
  • Hable con un abogado de inmigración sobre la Acción Diferida para los Llegados de la Infancia (DACA). La acción diferida es una política inmigratoria que usa el Departamento de Seguridad Nacional. Se propone ayudar a distinguir los casos inmigratorios de baja prioridad (jóvenes que llegaron al país durante la niñez) y los casos más peligrosos. Los beneficiarios de DACA reciben un permiso de trabajo y un número de seguridad social; se necesita ambos documentos para poder trabajar y solicitar la mayoría de las becas. Solicitando DACA también puede posponer las audiencias inmigratorias o detener procedimientos de deportación actuales. Si usted está actualmente pasando por procedimientos de deportación y cumple los requisitos de DACA, usted puede solicitarla tan pronto como sea posible. Si no, hay que esperar hasta que cumpla 15 años para enviar la solicitud. Si usted califica y/o ha alcanzado la edad suficiente, puede ser que usted decida que DACA es su mejor opción. Consulte ya con un abogado de inmigración con experiencia sobre la posibilidad de solicitar la DACA. Aprenda más sobre los beneficios y desventajas del programa en Student Caffé.
  • Trabaje durante la secundaria. Porque los estudiantes indocumentados—aun los con DACA—no tienen acceso a la ayuda económica federal, la universidad sale bastante cara. Si usted es un beneficiario de DACA, aproveche del permiso de trabajo y del número de seguro social que recibe. Trabaje después de las clases. A las universidades les gusta ver que usted pueda encontrar un equilibrio entre el trabajo y los estudios, y usted ganará dinero para poder pagar los costos de matrícula.
  • Renueve su DACA cada dos años. Cree una notificación de email o mensaje de texto para renovar la DACA antes de que se venza. El sitio web USCIS recomienda que la solicite entre 120 y 150 días antes de la fecha de vencimiento del permiso de trabajo. Hay que recordar hacerlo. No va a querer usted una interrupción en su decisión de DACA, especialmente si coincide la interrupción con el período de solicitudes universitarias.

¿Cuándo debo empezar mis solicitudes universitarias?

El proceso de solicitar el ingreso a la universidad requiere mucho trabajo duro, y puede ser que usted decida usar un cronograma para guiarle. Es probable que necesite adaptar los cronogramas ya hechos para satisfacer sus necesidades. Ya que su búsqueda de escuelas es bastante enredada (hay que buscar escuelas que acepten a estudiantes indocumentados), y puede demorar el proceso. Considere los siguientes ajustes:

  • Decida en su lista preseleccionada de posibles escuelas durante su tercer año de la secundaria. Haga su investigación con anticipación para restringir su lista de facultades al final de su tercer año. La búsqueda de una universidad que le sirva va a demorar más que a la de la mayoría de sus compañeros de clase. Antes que nada, se necesita considerar si su estado inmigratorio le permite inscribirse en cada facultad propuesta. Después, es una buena idea pensar en los costos de matrícula para los estudiantes indocumentados. No dude en contactarse con los departamentos de ingreso y de ayuda económica si no encuentra información en el sitio de web escolar. Ni bien sepa si el ingreso en una facultad específica es posible legalmente y financieramente, considere sus preferencias adicionales, incluso la ubicación, el tamaño y las carreras de estudio que le ofrece. Finalice la lista antes del fin de su tercer año en la escuela secundaria.
  • Tome los requeridos exámenes de inglés antes del último año de la facultad. Muchos estudiantes indocumentados crecen en los Estados Unidos, aprenden a hablar inglés con fluidez y asisten las escuelas secundarias en las cuales inglés es el idioma de instrucción. Si ésto lo describe, quizás no tiene que tomar un examen de inglés para graduarse de la secundaria o entrar en la facultad. Sin embargo, las políticas de ingreso dependen de la escuela. Algunas facultades consideran todos los solicitantes indocumentados como estudiantes internacionales y requieren que ellos aprueben el Examen de Inglés como Lengua Extranjera (TOEFL, por sus siglas en inglés). La nota que se necesita depende de la facultad, pero la mayoría requieren notas más altas a 550 en la versión de papel y más altas a 75 en la versión electrónica. Otras escuelas piden una nota del Sistema Internacional de Exámenes en Lengua Inglesa (IELTS). Otra vez, los requisitos y las notas dependen de la universidad misma; es importante que se fije con los departamentos de ingreso mismos para más información. Si encuentra que hay un examen de inglés requerido, no se preocupe, especialmente si empieza temprano con las preparaciones. Puede encontrar libros de preparación para TOEFL y IELTS en internet o en una librería cercana. También puede inscribirse en cursos en línea como Magoosh TOEFL Preparation y Understanding IELTS de FutureLearn.
  • Complete las solicitudes y busque becas privadas durante su último año de secundaria. La investigación de las facultades puede ser la parte más agotadora del proceso de ingreso. Si puede finalizar su búsqueda durante el tercer año de la escuela secundaria, estará disponible durante su último año para enfocarse en las solicitudes de ingreso y de becas. Explore las bases de datos y listas de becas para estudiantes indocumentados y hable con su asesor académico de la secundaria. Puede ser que tenga recomendaciones para su búsqueda de ayuda económica.
  • Complete la FAFSA tan pronto como se publique. La Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés) se estrena cada 1 de octubre. Aunque su estado inmigratorio no le deja acceder a ayuda económica federal, hay la posibilidad de que sea apto para ayuda económica estatal. Además, muchas universidades y fundaciones privadas usan la FAFSA para determinar su aptitud para becas. Completar la FAFSA no es arriesgado. No es costumbre de que el Departamento de Educación comparta su información con el Departamento de Seguridad Nacional.

Página actualizada: 11/2016