Tus opciones para aprender en línea
Tus opciones para aprender en línea
Samuel Borges Photography / Shutterstock.com

Si tus experiencias educativas están limitadas a un aula, probablemente tienes una vaga idea de lo que son las clases en línea: Te sentarás por horas frente al reflejo de tu pantalla, haciendo clic a respuestas de tests sin hablar con nadie. Ese no es el caso. Bueno, ese no es el caso a menos que quieras que así sea. El aprendizaje en línea viene con flexibilidad e independencia. A menudo puedes elegir entre clases que son completamente en línea o las que tienen un componente en persona. También puedes elegir entre clases que requieren que te conectes a la misma hora cada semana o las que completas a tu propio ritmo. Con las clases en línea, realmente no hay una sola manera de hacer el trabajo correctamente.


¿Qué son las clases en línea?

Las clases en línea son, como lo indica el nombre, clases que toman lugar al menos parcialmente en la internet. Se te podría requerir algún libro de texto, pero a mucho del material de lectura puedes tener acceso en línea, como también las tareas y exámenes. Esas clases se han adaptado de tal manera que toda comunicación entre profesores y estudiantes puede ser hecha vía correo electrónico, en foros o videollamadas; no hay necesidad de que un profesor tenga horas de oficina o de que los estudiantes vayan al campus para una reunión en persona. Con cámaras web o presentaciones de diapositivas los profesores pueden mostrar las clases en vivo o grabadas. Estos pueden requerir que los estudiantes usen navegadores restringidos el día de prueba o tomen el examen en vivo por camara. Los estudiantes pueden comunicarse con otros en cámaras en vivo, foros o correo electrónico.

Las clases en línea son bastante atractivas para los estudiantes. De hecho, tanto como 5.8 millones de estudiantes tomaron al menos una en 2014. A los estudiantes no se les requiere estar en el campus en algún horario en específico, lo cual les permite ingresar a la plataforma desde cualquier lugar, estén en casa o en un recreo laboral, o de vacaciones. Algunas clases incluso permiten ingresar a la plataforma a cualquier hora del día. Aún más, algunas clases en línea pueden ser a ritmo propio, haciéndolas una particular propuesta para estudiantes que estén ocupados trabajando, criando a sus hijos o cumpliendo otras obligaciones.

¿Puedo tomar una clase en línea por diversión, no por crédito?

Por supuesto, aunque puede ser que no puedas hacerlo a través de tu universidad. La mayoría de las personas que están interesadas en tomar una clase en línea por diversión se vuelcan a MOOCs (las siglas significan curso abierto masivo en línea), los cuales son a menudo patrocinados por organizaciones sin fines de lucro o empresas, no universidades. Algunos MOOCs son creados por instituciones como la Universidad Georgetown, Universidad Harvard y el sistema de la Universidad de Tejas, pero más frecuentemente encontrarás diseños de compañías como Microsoft, la Institución Smithsonian o Tableau.

Las MOOCs son un tipo de clases en línea diseñadas para servir a más estudiantes que lo que alguna vez un aula física acoger. Ya que es imposible coordinar los horarios de cientos de miles de estudiantes alrededor del mundo, las MOOCs te permiten hacerlo a tu ritmo. No siempre hay notas involucradas y las clases introductorias podrían ser gratuitas, así que puedes ir e inscribirte sin problemas. De hecho, tomar una de estos MOOCs puede ser una buena manera de ver si tú estarías interesado en tomar clases en línea por crédito universitario más tarde. Los MOOCs que encontrarás en sitios como CourseraedX y Udacity han sido verificados, así que no debes preocuparte por perder el tiempo en cursos no legítimos.

Algunos MOOCs sí te ofrecen la opción de obtener un certificado de término si has finalizado exitosamente el curso. Este es un excelente alegato para tu curriculum vitae y puedes mostrarle a los potenciales empleadores que has logrado aptitud en cierto campo o has aprendido ciertas habilidades. Para recibir el certificado de término, sin embargo, qui