Muchas instituciones, con la excepción de algunas universidades comunitarias, requieren que los estudiantes entrantes tengan un diploma de la secundaria. Además, muchas instituciones también requieren que los estudiantes entrantes entreguen sus resultados en los exámenes ACT o SAT. Los adultos quienes todavía no han completado la escuela secundaria pueden tomar uno de tres exámenes estandarizados para obtener sus diplomas, pero fíjate con tu institución prospectiva antes de registrarte para el SAT o ACT; quizás no es un requisito. Además, si esperas empezar la universidad ya con algunos créditos universitarios, considera los exámenes CLEP.

Para recibir una oferta de admisión de la mayoría de las instituciones de la educación superior, los estudiantes necesitan demostrar que ya han obtenido su diploma de la secundaria. Si nunca completaste la escuela secundaria, tienes tres opciones para obtener el equivalente a su diploma. La oferta de exámenes depende de tu estado, pero es posible que puedas tomar el GED, HiSET y/o TASC.

Dependiendo de tu situación académica y si es tu primera vez en la universidad o no, es posible que no tengas que entregar los resultados en un examen estandarizado para los propósitos de admisión. Sin embargo, si tu universidad prospectiva sí requiere que entregues tus resultados en un examen estandarizado pero no has tomado un examen en más de cinco años, es probable que tengas que repetir el examen ya que los creadores del SAT y ACT frecuentemente los actualizan.

Si tienes conocimientos suficientes en una de más de 33 materias, podrías considerar los exámenes CLEP. Un resultado de aprobación en un examen CLEP puede resultar en crédito universitario o la habilidad de saltear las clases de nivel bajo. Antes de pagar por un examen, asegúrate de que tu institución prospectiva acepta y recompensa los resultados CLEP en la materia a que estás considerando.