Prepararse para un oficio durante la universidad comunitaria
Prepararse para un oficio durante la universidad comunitaria
Rawpixel.com / Shutterstock.com

Algunos estudiantes saben exactamente lo que quieren hacer con sus vidas profesionales, ya sea peluquería, soldadura, u otra cosa. Estos estudiantes quieren prepararse ya para sus carreras, no matar el tiempo en clases de educación general. Al igual que las escuelas vocacionales, las universidades comunitarias ayudan a los estudiantes a lograr los certificados o títulos que necesitan para entrar en sus campos rápidamente. Decide si la universidad comunitaria es la mejor opción para tí.


Pregúntate si estás listo a comprometerte a una cierta profesión. (Considera el entrenamiento profesional solamente si tu respuesta es sí.)

Si te interesa un cierto oficio, pregúntate si realmente estás listo para dedicarte a ello por años. Si la respuesta es “no” o “no sé,” no empieces un programa vocacional ahora mismo. De hecho, puede ser que te beneficien clases de educación general o un año sabático para trabajar antes de decidir si la profesión en cuestión es para tí. Los programas vocacionales, sin importar si los ofrece una escuela vocacional o una universidad comunitaria, se enfocan en un oficio específico. Si tú cambias de idea a medio camino del programa y decides hacer algo diferente, no es probable que tus créditos se transfieran a tu nuevo programa. Antes de empezar el entrenamiento técnico, lo más importante es asegurar que tú estás interesado en el campo y listo para hacerte profesional.

Descubre qué credenciales o entrenamiento necesitas para practicar el oficio.

Si esperas practicar un cierto oficio, usualmente no puedes saltar a una carrera sin completar un aprendizaje, aprobar un examen de certificación o recibirte de un programa en una universidad o escuela vocacional con un certificado o título. Cada profesión tiene sus propios requisitos, y dependen del estado. Antes de que tú empieces en tu camino educativo y técnico, fíjate en los requisitos para tu profesión en tu estado (incluso clases de educación continua, cuotas o renovaciones de la habilitación que quizás se requieren anualmente) y ten en cuenta estos requisitos en adelante.

Entiende cómo la universidad comunitaria te puede ayudar con el entrenamiento o credencial necesaria para tu profesión.

  • Si necesitas una habilitación de trabajo o certificación: Los profesionales obtienen sus habilitaciones (un requisito legal para practicar ciertas vocaciones) y certificaciones (una manera recomendada, pero no obligatoria, de demostrar la maestría de una cierta profesión) después de aprobar un examen. Aunque los estudiantes no reciben ni la habilitación ni la certificación en la escuela, hay clases en las universidades comunitarias y las escuelas vocacionales que preparan a los estudiantes para los exámenes.
  • Si necesitas completar un aprendizaje: Los que necesitan marcar un cierto número de horas de aprendizaje práctico tienen que trabajar bajo la supervisión de un profesional. Dicho eso, muchas universidades comunitarias (y escuelas vocacionales) enseñan las habilidades básicas y tienen una red profesional que se necesita para obtener un aprendizaje como parte del programa.
  • Si necesitas un certificado: Los estudiantes quienes completan un programa técnico que dura menos de dos años reciben un certificado de sus vocaciones. Las universidades comunitarias y las escuelas vocacionales ofrecen programas de certificado, y tú puedes elegir cualquiera de las dos opciones. Ambos son opciones rentables y cortas comparadas con una universidad tradicional, pero cada programa tiene sus propias especificaciones. Compara el costo de la matrícula y la duración del programa en una universidad comunitaria y una escuela vocacional para averiguar cuál te ofrece la mejor opción. Asegurate de elegir una escuela acreditada así tu certificado es reconocido por profesionales de la industria a la hora de solicitar trabajo.
  • Si necesitas un título de asociado en tu profesión: Como un certificado, el título de asociado en las ciencias aplicadas (AAS) enfoca en un campo de estudio o vocación y demuestra a los empleadores que has completado el entrenamiento educativo necesario para trabajar. Debes notar que el título AAS es un tipo de título de asociado porque requiere dos años de estudio a tiempo completo, pero no funciona como un título de asociado de artes (AA) o de ciencias (AS). Un título AAS es un título autónomo que obtiene un estudiante quien quiere trabajar inmediatamente después de la graduación. Los estudiantes no tienen que tomar las clases de educación general necesarias para los títulos AA y AS. Ya que hacen específicas tareas y asignaturas para una vocación, los estudiantes de los títulos AAS tienen dificultades si deciden asistir a la universidad de cuatro años en el futuro. Si tú estás considerando un programa que termina con un título AAS, ya debes saber cuál carrera futura quieres y no debes pensar en volver a la universidad para completar la licenciatura en el futuro cercano.

Fíjate con tu universidad comunitaria preferida para ver si ofrece un programa en tu campo de interés.

Cada universidad comunitaria debe tener un sitio web que contiene una lista de todos los programas de estudio que ofrece. Vale la pena fijarse en tu universidad preferida para ver si tiene el programa que te interesa. Si no, puede ser que necesites fijarte en otras universidades comunitarias o escuelas vocacionales.

Una vez que hayas encontrado un par de instituciones que ofrecen tu programa deseado, es hora de compararlos. La mayor preocupación para tu debe ser el costo de tu educación y la duración del programa; mientras más largo es y más alto el número de clases requeridas, más dinero tendrás que pagar para completarlo. Si decides asistir a la universidad a medio tiempo, sin embargo, puedes diseñar la duración de tu programa y disminuir los costos cada semestre; esto puede ser especialmente de ayuda si estás trabajando mientras completar los requisitos. También querrás comparar el ambiente del campus, requisitos que tiene el programa, los profesores y los programas de trabajo. Pasa tiempo en el campus y con un consejero de admisiones; ellos podrán contestar cada pregunta que tengas. Cuando estés seguro de que has disminuido tus opciones a las cuales se adecuan mejor para ti, ¡es hora de solicitar admisión!

Página actualizada: 05/2018