Tienes muchas consideraciones a tener en cuenta, incluso luego de que has decido que un programa vocacional es la elección correcta para ti. Hay muchas instituciones que enseñan oficios, y la que es justo para ti depende de los costos, programas, y más. Saber qué recursos están disponibles en cada institución te ayudará a afinar tus opciones a las que ofrecen exactamente lo que necesitas y te ayude a tener éxito.


¿Está acreditada tu posible institución?

Una universidad que está acreditada es una a la que le han dado el sello de aprobación por una agencia de acreditación independiente. Para alcanzar la acreditación, una institución debe demostrar altos estándares académicos y de admision durante una evaluación, entre otras cosas. Las universidades que no están acreditadas aún pueden estar abiertas y aceptando alumno, pero una credencial de una institución no acreditada tiene significante menos peso que una credencial de una institución acreditada. Como resultado, los graduados de una escuela no acreditada podrían tener problemas para encontrar trabajos que acepten sus credenciales o continuar su educación. Adicionalmente, los alumnos que asisten a instituciones no acreditadas puede no ser aptos para la ayuda económica federal.

¿Tiene la universidad un programa de posicionamiento laboral?

Será mucho más fácil para ti encontrar trabajo si tu universidad ha desarrollado relaciones con empresas que empleen profesionales en tu área. Contácta a un representante de la institución para preguntar sobre posición laboral o programas de aprendizaje y descubrir cuántos alumnos de la última clase de graduación obtuvieron empleos con la ayuda de estos programas. Incluso si tu institución no puede ayudarte despues de la graduación, puedes encontrar que el centro de profesiones te ubique en una pasantía o programa de entrenamiento con una empresa por el verano o entre clases. Dolería si también pides la información de contacto de recientes graduados así que puedes pregúntales por sus satisfacciones laborales.

¿Cuáles habilidades valora y enseña el programa?

Pregúntale al director del programa qué habilidades habrás adquirido al momento de finalizar el programa. El director debería poder darte detalles específicos. Si recibes una vaga o temerosa respuesta, deberás inmediatamente questionarte la credibilidad del programa. También, considera preguntarle a alguien actualmente empleado en tu posible profesión si lo que aprenderás será aplicable a tu futuro trabajo.

¿Son suficientes las instalaciones de la institución? ¿Están al día?

Cuando te unes a la mano de obra, ¿estarás trabajando en el mismo equipamiento o con los mismos materiales y tecnología que con la que estarás aprendiendo cuando te inscribas en un programa? Ya que estarás pagando mucho dinero para asistir a la universidad, tu educación debe darte la experiencia directa necesaria para al alcanzar un empleo en empresas y la oportunidad de utilizar recursos de vanguardia. Si estás yendo hacia un área donde la tecnología y los métodos están en constante cambio, toma mayor cuidado en asegurar que elijas una universidad que te enseñe los métodos más actualizados y te permita usar las herramientas más recientemente desarrolladas. Si tu especialización cambia a menos ritmo o se ha mantenido consistentemente en el tiempo, no tienes que preocuparte tanto sobre encontrar una universidad con los más nuevos equipamientos.

Adicionalmente, busca si se te requerirá comprar las herramientas y suplementos necesarios para las clases. Dependiendo del área o campo en el que elijas desarrollarte, puede que estos suministros no sean baratos y éstos deberían ser incluídos en el costo de tu educación. Deberías poder mantener algunas de estas herramientas y usarlas cuando comiences tu carrera laboral (por ejemplo, un juego de tijeras si te estás entrenando para ser estilista o coiffeur), así que no compres las más baratas que puedas encontrar. Consideralo como una inversión.

¿Cómo son las clases?

Primero, ve quién te estará dictando las clases. ¿Enseñan profesores o profesionales jubilados del área? Si los instructores de la institución no tienen ningún conocimiento práctico en el área, es hora de correr hacia otra dirección. No importa cuan bueno es alguien enseñando, no puedes aprender apropiadamente tu oficio desde alguien que no lo ha experimentado. Quisieras ir a una institución donde tus profesores han sido capacitados en tu área, y mantenido sus credenciales. Aprender a ser un mecánico automotriz de alguien que no ha mantenido sus credenciales y no está familiarizado con las actuales tecnologías no va a ser productivo.

Una vez que estás satisfecho con la calidad del equipo de enseñanza, voltea tu enfoque en las clases en sí. ¿Cuáles son los tamaños de las clases? ¿Cuánta experiencia práctica vas a obtener durante las clases? ¿Cuánto tiempo se espera que dediques a cada clase fuera del aula? Si puedes, haz un tour de las escuela e intenta sentarte en una clase o dos. Mide el nivel de interés de los alumnos en cada clase y evalúa a los instructores. ¿Estás interesado en el material? ¿Es fácil entender al instructor? Habla con alumnos después de clase para saber más sobre sus experiencias en el programa y con sus instructores. Mejor aún, habla con el instructor acerca de tu interés en el programa; deberían la poder responderte cualquier pregunta que se te cruce por la cabeza.

¿Cuán flexible es la universidad en términos de organización?

¿Necesitarás tomar clases en línea por tu organigrama? ¿Están ofrecidos en el tema de tu interés? Si es así, ¿es suficiente la educación online, o es recomendable que obtengas experiencia práctica para luego ser exitoso en el campo que elegiste? ¿Ofrece la universidad clases nocturnas o durante los fines de semana? ¿Hay sistemas específicos de apoyo en el lugar para estudiantes de reingreso o adultos?

¿Cuáles son las estadísticas?

¿Cuántos alumnos que comienzan el programa lo terminan en un periodo de tiempo razonable? ¿Cuántos alumnos terminan sus primeros años y deciden no volver? ¿Cuántos tienen que sacar préstamos para pagar la universidad? En promedio, ¿cuánta deuda tienen al graduarse? ¿Cuál es la tasa de préstamos impagos? ¿Cuántos alumnos aprueban sus exámenes de certificaciones o licencias en su primer intento? ¿Cuántos encuentran trabajo en sus áreas en los seis meses desde que se gradúan? La oficina de admisiones debe tener las respuestas a tus preguntas, pero sé específico cuando preguntes, y toma cualquier respuesta que obtengas con pinzas. Un representante de admisiones puede contarte que el 90% de graduados encuentra empleo en sus áreas en seis meses de graduarse, pero quizás no expliquen que de ese 90%, la mitad de ellos trabajan menos que tiempo completo. Mientras más específico seas en tus preguntas, más es probable que obtengas una respuesta certera.

Página actualizada: 01/2018