Evaluando tus mejores opciones de universidad
Evaluando tus mejores opciones de universidad
MJTH / Shutterstock.com

Se usa bastante el término “calce justo” durante la búsqueda de universidades. Se refiere a la universidad que es mejor para tí en relación con su ubicación, tamaño, carreras disponibles, actividades extracurriculares y demás. Sólo tú puedes decidir cuál universidad te servirá mejor, pero los estudiantes indocumentados tienen que tomar algunas consideraciones extras cuando empiezan la búsqueda para el calce justo.


Descargo de responsabilidad: La siguiente información sirve solamente para un propósito educativo como servicio al público. No es consejo legal ni sustituto al consejo legal. La información contenida en este sitio web podría reflejar los actuales desarrollos legales o no; por lo tanto, no se promete ni se garantiza que la información de este sitio web sea correcta ni completa. No debe ser considerada como una indicación a futuros resultados. Ya que el consejo legal requiere de un conocimiento de las circunstancias específicas de cada caso, no se debe sustituir la presente información para asistencia efectiva de letrado. En consecuencia, los materiales en este sitio web no constituyen consejo legal.

¿En dónde empiezo mi búsqueda de universidad?

Primeramente, todas las universidades a las que estás considerando necesitan haber implementado una política que les sirva a los estudiantes indocumentados. Es infructífero postularse a la Universidad de Alabama, por ejemplo, ya que negará tu solicitud automáticamente basándose en tu estado inmigratorio. Entiende las leyes en tu estado. En conclusión, hay que buscar universidades que consideren las solicitudes de los estudiantes indocumentados.

Tu segunda consideración es la accesibilidad económica de una cierta universidad. Ya que los estudiantes indocumentados no tienen acceso a la ayuda económica federal, usualmente no pueden pagar para asistir a universidades caras (si acaso). Durante tu búsqueda de universidad, debes estar consciente de tu situación financiera. Puede ser que descubras que tienes acceso limitado a la ayuda económica estatal, las becas privadas y las universitarias.

¿Cómo son mis opciones de la más económica a la más costosa?

Tu opción más económica depende de tu situación, el estado en el que vives y tu elegibilidad para la ayuda económica no federal. Dicho ésto, algunas opciones son generalmente más asequibles que otras. Aparecen en la lista abajo, empezando con las opciones más baratas y terminando con las más caras.

  • Institutos profesionales.* Algunos estudiantes deciden perseguir un oficio. El mercado laboral es genial ya que las personas nacidas durante el baby boom se están jubilando. Para entrar en ciertos oficios o profesiones, puede ser que se necesites alguna credencial además del diploma de la secundaria. En algunas profesiones, hay que tener certificados, certificación o licencias si quieres practicar. Los institutos profesionales proponen preparar a sus alumnos para sus oficios y cualquier examen que necesitan aprobar. Estos institutos suelen ser menos costoso que las universidades porque no requieren tantos años de estudio.
  • Las universidades comunitarias son centros de estudio superior de dos años. Después de los dos años, el alumno se puede recibir con un diploma técnico o asociado o transferirse a una universidad de cuatro años. La mayoría de las universidades comunitarias son públicas, pero existen algunas privadas en el país también. Estos centros te cobran la matrícula por el número de créditos que se tome. Esto significa que tú puedes ajustar tu carga de estudio según tu habilidad de efectuar el pago, por ejemplo, elegir inscribirse como alumno a medio tiempo así puedes trabajar por las noches, si es necesario. Las universidades comunitarias a menudo solamente ofrecen programas de dos años, o más cortos, los cuales automáticamente disminuyen tu precio de matrícula a la mitad comparado con lo que pagarías en una universidad pública. Al final de tu programa, puedes cambiarte a una universidad pública si quieres completar tu licenciatura. En el mientras tanto, noquearás tus requisitos de educación general a un precio inmejorable.
  • Programas universitarios vía la internet.* Si tienes un horario abrumante, compromisos con la familia y un trabajo a la vez, puede ser que te sirva un programa de estudios en línea. La Universidad de la Gente (University of the People) es una universidad sin fines de lucro que no cobra ningún costo de matrícula. Los estudios son completamente virtuales. Aproximadamente un cuarto de sus alumnos son indocumentados. Los únicos costos son las tarifas de $100 por cada examen final. En cuanto te costaría encontrar otros programas acreditados tan baratos, hay muchas universidades en la red que aceptan a los estudiantes que no tienen documentos autorizados de inmigración.
  • Las universidades públicas en tu estado. Al pie de la letra (sin considerar ayuda económica o becas), el costo de matrícula en una universidad pública cuesta menos para los residentes del estado que para los no residentes. Si tú vives en un estado con una buena universidad pública, puede ser que presente una opción viable y emocionante. Sin embargo, hay que recordar que no todos los estados consideran a los inmigrantes indocumentados como residentes (la lógica que usa algunos estados es que si alguien no es un residente legal del país, no puede contarse como un residente de su estado). Si todavía no lo has hecho, fíjate en el mapa arriba para ver si el estado en el que vives ofrece la matrícula descontada a los estudiantes indocumentados. Ya que los inmigrantes indocumentados no pueden establecerse como residentes legales del país, tú podrías probar tu elegibilidad para los costos de matrícula descontada en un cierto estado (si calificas) si tú te recibiste de una escuela secundaria estatal o has vivido allí por un cierto período de tiempo. Uno de los estados que actualmente ofrece el costo de matrícula de residente a los estudiantes indocumentados es California. Para el año escolar 2017/18, la Universidad de California estimó la matrícula descontada a $14.050 el año y la matrícula para los no residentes a $42.064. En todas partes del país, la matrícula para los residentes es más barata que para los no residentes. Si tienes la suerte de ser elegible para el costo, vale tu consideración seria.
  • Las universidades públicas en otros estados. Desafortunadamente, una mudanza a un estado diferente no te da elegibilidad para la matrícula descontada (en la mayoría de los casos, hay que haber vivido en el estado por un cierto período de tiempo para calificar), pero sí te abre más oportunidades en la búsqueda de la universidad. Una mirada fuera de tu estado es un paso necesario para los que viven en estados en los cuales las universidades públicas prohíben el ingreso de los alumnos indocumentados (por ejemplo, Alabama, Carolina del Sur y Georgia). Para los estudiantes que viven en uno de los 26 estados que no ofrecen igualdad de matrícula, una universidad fuera del estado en el que viven puede costar lo mismo que una universidad en su propio estado. En este supuesto (por ejemplo, si tú te recibiste de una secundaria en Arizona, Pennsylvania o uno de varios estados), tú tendrías que pagar el costo de matrícula entero para asistir a una facultad pública en tu propio estado de todos modos. Bien podrías expandir la búsqueda de universidades para incluir a los institutos en otros estados que quizás tengan mejores programas en tu concentracion de estudio. Dada la política de tu estado, el costo podría ser similar, de hecho.
  • Las universidades privadas que ofrecen ayuda económica institucional*. La matrícula en las universidades privadas suele ser aún más costosa que la matrícula “no residente” en una universidad pública. El Departamento de Educación calculó el costo de matrícula anual en una universidad privada a unos $25.735. Ya que no operan con dólares gubernamentales, las universidades privadas pueden constituir sus propias reglas. Algunas deciden no aceptar alumnos indocumentados para nada, pero la mayoría sí va a considerar tu solicitud. Algunas te agrupan con los solicitantes internacionales (aun si has vivido años en los Estados Unidos). Son buenas noticias para tu aptitud de ingreso, pero suele significar que tú tendrías que luchar con un costo de matrícula muy alto. Es una buena idea contactarte con la oficina de ayuda económica para ver si tu estado como un alumno indocumentado (internacional) interfiere con tu elegibilidad para la ayuda económica que ofrece la institución. Si no, quizás decide empezar tu búsqueda de escuelas con U.S. News, el cual hizo una lista de las 10 universidades privadas que ofrecen más ayuda económica a los estudiantes internacionales.
  • Las universidades privadas que no ofrecen ayuda económica institucional.* Si tú decides asistir a una universidad privada que no ofrece ayuda económica institucional, es probable que tú tengas que pagar el precio íntegro de la matrícula. Si la universidad te considera como un solicitante internacional, puede ser que ellos te cobren un cargo adicional. Las tarifas de la solicitud para los solicitantes internacionales suelen ser más caras que las para los solicitantes domésticos.

*Cada universidad es con o sin fines lucrativos. Todas las universidades públicas y muchas privadas son sin fines de lucro. Este tipo de universidad reinvierte los beneficios en la escuela; no trata de aprovecharse de los estudiantes. No obstante, las universidades con fines de lucro son negocios que quieren obtener ganancias de los alumnos. No es necesariamente algo malo, pero sí significa que este tipo de universidad aumenta el costo de matrícula. Las universidades sin ánimo de lucro generalmente mantienen un costo de matrícula más razonable, y por eso, se recomienda que las consideres antes que a las universidades con ánimo de lucro. Para mayor información sobre universidades con o sin fines de lucro, haz clic aquí.

¿Hay algún tipo de universidad que debo evitar, aun si parece asequible y dispuesta a los estudiantes indocumentados?

Tan pronto como empieces con tu búsqueda de universidad, considera la acreditación de cada universidad. Si está acreditada una universidad, ha aprobado satisfactoriamente una evaluación de calidad. Las universidades no acreditadas no lo hicieron, y debes evitarlas, aun si parece tu opción más barata. Usualmente los títulos conferidos por las universidades no acreditadas no llevan ningún significado en el mercado laboral. Es una mala inversión.

¿Hay otra manera de acortar los gastos?

  • Encuentra alojamiento asequible. Viviendo en casa con la familia es típicamente la opción de alojamiento más barata para los estudiantes indocumentados, así que no es una mala idea considerar las universidades cerca de tu casa. Dependiendo de tu estado, tú podría calificar para los costos de matrícula para los residentes (y ahorrar en el alojamiento a la vez). Quizás viviendo con tus padres no es ideal, pero podrías acortar tu viaje al campus y prevenir aún más deuda. ¿Hay alguna universidad cerca de tu casa que coinciden con tus intereses académicos y financieros? Sin embargo, si tu familia no vive cerca de tu universidad, tienes dos opciones: alojamiento en el campus y fuera del campus (un apartamento, por ejemplo). Haz tu investigación para averiguar la opción más barata.
  • Solicita becas privadas e institucionales. Existen algunos fondos educativos específicamente para los estudiantes indocumentados o los estudiantes de una cierta universidad.
  • Trabaja durante tus años universitarios. Mientras ningún inmigrante indocumentado es elegible para el Programa Federal de Estudio y Trabajo, los portadores de DACA pueden solicitar un permiso de trabajo y número de seguro social, los cuales son requisitos para los inmigrantes que quieren trabajar legalmente.

Página actualizada: 01/2018