Los institutos vocacionales, también conocidos como institutos de profesionales, carreras universitarias y universidades técnicas, entrenan a los alumnos para carreras de habilidades. A diferencia de los alumnos de las instituciones de cuatro años, los alumnos de los programas vocacionales participan en experiencias de aprendizaje práctico relacionadas a sus profesiones elegidas. Después de la graduación, los alumnos pueden ir a practicar sus oficios inmediatamente, tomar exámenes de licencia y luego comenzar las prácticas o comenzar capacitaciones para profundizar sus conocimientos antes de partir por sus cuentas. Si tienes el corazón puesto en una carrera de habilidad específica, la educación vocacional podría ser el mejor camino para alcanzar tus objetivos.


¿Qué es la educación vocacional?

La educación vocacional entrena a los alumnos a convertirse en profesionales capacitados en sus oficios. Los estudiantes alcanzarán la maestría de un oficio con sus programas, habiendo ganado experiencia con las herramientas necesarias y las más recientes tecnologías para desempeñarse en sus campos.

¿Qué es un oficio?

Un oficio es una ocupación que requiere un cierto conjunto de habilidades, tradicionalmente involucrado a la labor manual o trabajo de práctica.

¿Cuándo comienza la educación vocacional?

Mientras que a los institutos vocacionales asisten típicamente graduados de la secundaria, hay también programas de Educación Profesional y Técnica (CTE, por sus siglas en inglés) a través de los Estados Unidos ofrecidos a estudiantes jóvenes. Algunas escuelas secundarias tienen programas CTE, y sus alumnos toman clases académicas y vocacionales para prepararse ellos mismos para carreras de oficio más tarde. Algunos de estos estudiantes CTE podrían pasar a ser activos inmediatamente luego de recibirse de la secundaria, pero otros eligen perfeccionar sus habilidades y ganar un poco más de experiencia asistiendo a escuelas de vocación postsecundarias.

¿Quién debe considerar la educación vocacional?

Si estás entusiasmado de ser un activo de la sociedad trabajando en la carrera de habilidad que amas, inscribirte en un programa vocacional puede ser la mejor elección para ti. Los programas vocacionales puede darte el hincapié de tu carrera . Si tienes el interés de construir o hacer carpintería, por ejemplo, te pueden ayudar a convertirte en carpintero. Si estás más interesado en servicio al cliente y belleza, pueden ayudarte a convertirte en peluquero. De hecho, estos programas pueden ayudarte a comenzar cualquiera de cientos de carreras.

Estas vocaciones no requieren de títulos universitarios de cuatro años, porque una universidad tradicional no va a impartir las habilidades necesarias para desempeñar bien estos trabajos. Una educación vocacional más corta y prácticas es la decision correcta en estos casos. Sin embargo, recuerda que las escuelas de vocación ofrecen entrenamientos específicos poco probables de superponer con las habilidades necesarias para otros trabajos. Los créditos que ganas en estos terciarios son improbables de transferir a otras instituciones si decides cambiarte de carrera o volver a la universidad más tarde. La educación vocacional, entonces, es más para estudiantes apasionados que pueden prever a sí mismos de trabajo en su campo elegido por años.

¿Qué tipo de programas están disponibles?

Hay programas de estudio vocacional in casi todos los oficios imaginables, abarcando desde opciones tradicionales como la construcción, servicios a vehículos y cosmetologia hasta nuevas opciones en cuidado de la salud, negocios e ingeniería. Este libro provee una lista con todo incluido de especialidades en más de 3.800 instituciones de Estados Unidos, incluyendo aquellas disponibles en universidades vocacionales y técnicas. La siguiente lista ofrece algunas oportunidades específicas y programas para darte una idea de qué está disponible, pero no es para nada exhaustiva.

  • Administración de negocios
  • Artes culinarias
  • Asistencia jurídica
  • Asistencia médica
  • Asistente administrativo
  • Belleza y cosmetología
  • Calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC)
  • Carpintería
  • Contaduría
  • Diseño de videojuegos
  • Diseño gráfico
  • Enfermería
  • Extinción de incendios
  • Facturación y codificación médica
  • Higiene dental
  • Masoterapia
  • Mecánica automotríz o tecnología
  • Moda
  • Orden público
  • Organización de eventos
  • Paramédicos
  • Plomería
  • Reparación de joyas
  • Servicios fúnebres
  • Soldadura bajo agua
  • Sommelier
  • Tecnología del mantenimiento eléctrico
  • Tecnología de la información
  • Terapia física

¿Por qué debo considerar la universidad vocacional por sobre la tradicional?

Si sabes que quieres convertirte en un hábil trabajador especializado, puede que ya sepas que la educación vocacional es lo mejor para ti. Una universidad tradicional no proveerá el conocimiento especializado que necesitas, así que ir hacia una licenciatura no sirve de mucho para tu tiempo y tu dinero.

Para aquellos de ustedes que estén vacilando (por ejemplo, podrían verse a sí mismos como chef o maestro), sigan leyendo para saber sobre los beneficios de las universidades vocacionales. Recuerda, nunca te quedas estancado haciendo una sola cosa. Si intentas en la universidad y te das cuenta de que estarías mejor aprendiendo un oficio, siempre puedes cambiarte a una institución vocacional, y vice versa. Tus únicos contratiempos serías el tiempo y el dinero (pero hay bastante ayuda económica allí afuera para los estudiantes vocacionales también).

  • Las universidades de cuatro años pueden ser caras. El costo promedio de asistencia (COA, por sus siglas en inglés) de una institución de cuatro años después de los subsidios y las becas abarca entre $12.224 y $21.470 anuales dependiendo de si una universidad es pública o privada. Para una universidad de dos años, el costo de asistencia va de entre los $7.314 y $18.224, y para programas de menos de dos años, el rango es de $10.085 a $16.446. Anualmente, asistir a una universidad de a cuatro años, si es pública o privada, es mucho más caro que asistir a un programa de dos o menos de dos. Ya que te graduarías más temprano si asistes a una institución vocacional, estarás ahorrando dos años que valen dinero, (de $40.000 para arriba), y te estarás uniendo a la mano de obra más temprano de lo contrario. Comenzarás a ganar dinero años antes que tus pares.
  • Pasarás menos tiempo en el instituto. Los programas tradicionales de pregrado duran cuatro años, pero menos del 40% de tiempo completo, los estudiantes de universidades de cuatro años se graduan en el tiempo estimado. Las instituciones vocacionales duran entre uno y dos años. Cuando asistes a un programa corto y te preocupas por lo que estás aprendiendo, mejoras tus chances de graduarte a tiempo. En las instituciones tradicionales de cuatro años, los alumnos ni siquiera tienen que declarar una carrera hasta el segundo año. En esa misma cantidad de tiempo, un alumno vocacional a tiempo completo ya se ha graduado y comenzado su trayectoria. Dicho esto, aún así tienes que estar motivado para ser un alumno a tiempo completo y completar tu educación a tiempo. Puede ser fácil tomar solo clases de noche o tener un trabajo a medio tiempo, pero si haces de la educación tu prioridad, puedes terminar la universidad antes (y así también ahorrar dinero) y comenzar tu trayectoria más temprano (y así también hacer más dinero).
  • Hay una cierta cantidad de seguridad laboral. Los alumnos que se gradúan de instituciones de cuatro años con títulos en humanidades, por ejemplo, pueden tener problemas para encontrar trabajos relacionados con su área o cualquier trabajo. Mientras estudias para tu licencia o certificado o alcanzar un título de asociado en un oficio, ganarás experiencia en tu área y te graduarás de la escuela vocacional ampliamente calificado para comenzar un aprendizaje o comenzar a trabajar directamente. Si el mercado laboral se vuelve ácido, es muy probable que los hábiles trabajadores especializados mantengan su empleo porque sus oficios son necesarios para el funcionamiento de la sociedad. De hecho, trabajar en un centro de atención al cliente no sería un trabajo sostenible ya que no hay razón para que estos centros de llamados estén en los Estados Unidos. Los plomeros, por otro lado, son siempre necesarios porque deben poder realizar tareas en el sitio. Si las perspectivas laborales de tu profesión no son muy buenas, quizás quieras reconsiderar.
  • Los Estados Unidos necesitan trabajadores especializados hábiles ahora más que nunca. La generación del baby boom (gente que nació después de la Segunda Guerra Mundial) está alcanzado la edad jubilatoria. De los 600.000 empleos para electricistas en los Estados Unidos, 300.000 estarán disponibles para la generación del milenio para ser llenados en los próximos 10 años. Eso es justo la proyección para una de los tantos oficios; las tendencias son similares entre todos las profesiones especializadas. Ya que los de la generación del baby boom se jubilan, las posiciones se abren para alumnos que están recibiendo su educación ahora. Encontrar un trabajo no será demasiado difícil para un estudiante que ha tenido el entrenamiento correcto.

¿Cómo sé si la educación vocacional es correcta para mi?

Trata de entontrarte un mentor que esté actualmente working en tu profesión prospectiva. Él o ella puede ayudarte a entender actividades específicas de la carrera, del día a día y te dé una idea del salario que debes anticipar luego de graduarte. Pregunta si puedes ser aprendiz de tu mentor para obtener una idea de un día típico de trabajo. Luego de encontrarte con o pasar el día con tu mentor, reflecciona sobre la experiencia. ¿Fue el trabajo algo de lo que podrías estar viendote hacer por un largo periodo de tiempo, o perderás interés luego de unos meses? ¿Estuviste emocionado por la idea de poder convertirte en un profesional en ese campo, o te aburrió? Si incluso estás por lo menos a penas indeciso, tómate tu tiempo para evaluar tus opciones antes de zambullirte en el programa. Si tienes certeza de que has encontrado lo que buscabas, pregunta a tu mentor si puede recomendarte alguno de los programas acreditados en tu área.

¿Qué credenciales son necesarias para desempeñar mi oficio?

Algunos oficios requieren que los estudiantes se sometan a entrenamiento profundo o aprueben rigurosos exámenes antes de que puedan trabajar en sus áreas. Si estás interesado en una profesión vocacional, quizás necesites un certificado específico, certificación, licencia o título para practicar tu oficio. Las credenciales que necesitas para tu trayectoria laboral dependen de la vocación que persigues y del estado en el que vives. Las universidades vocacionales pueden ayudarte a alcanzar las credenciales necesarias.

Es importante que sepas cuales credenciales se le requieren a profesionales en tu área prospectiva antes de comenzar la universidad. Lee la lista de trabajos para saber qué credenciales requieren antes de que te establezcas en un programa. Las certificaciones y licencias necesarias pueden diferir entre los estados (esto es particularmente verdad para cualquier trabajo relacionado a la enseñanza); asegúrate de verificar los requisitos laborales en el estado en el que planeas vivir por largo tiempo. Necesitarás asistir a una universidad que te ayude a alcanzar las credenciales requeridas.

¿Hay algún oficio que no quiere que los profesionales tengan alguna credencial?

Algunas compañías dan a los empleados ingresantes capacitación laboral y no requieren certificados o títulos. Por ejemplo, si estás interesado en artes culinarias, considera conseguir un trabajo en un restorán o en la cocina de un hotel y aprende lo que más puedas mientras trabajas antes de decidir si ir a la escuela de cocina. Siempre podrás volver a tu universidad más tarde, pero puede ser de ayuda ganar experiencia directa antes de hacer un largo compromiso de tiempo y dinero. Puedes decidir que te gusta más la pastelería que hacer sopas, y eso es muy bueno saberlo, ya que vas a elegir una especialidad una vez que estés inscrito en la universidad. Dicho eso, solo te las puestos de ingresantes y la capacitación laboral te llevarán a eso. Dependiendo de tu área, quizás debas volver a tu universidad en algún punto.

¿Dónde puedo encontrar más información?

  • “¿Quién necesita universidad? Los suizos optan por institutos vocacionales” por Helena Bachmann de la Revista Time describe la prevalencia de entrenamiento vocacional en el sistema de educación suizo. En promedio, dos tercios de los adolescentes suizos irán a una institución vocacional y participarán de pasantías luego de terminar la secundaria. Suiza tiene un bajo nivel de desempleo para gente jóven, y los estudiantes que han completado la universidad vocacional continúan ganando salarios respetables.
  • “La renovación Voc-Ed” por Juana Summers de Radio Pública Nacional describe los cambios que están ocurriendo en la educación vocacional en los Estados Unidos. En Massachusetts, la tasa de deserción escolar es mucho más baja en una escuela secundaria CTE que en secundarias cercanas. Summers también toca en la prevalencia de la educación vocacional en Alemania, Abu Dhabi y Finland.

Página actualizada: 01/2018