Los institutos vocacionales también llamados institutos profesionales, carreras universitarias o universidades técnicas. Su principal propósito es entrenar a los alumnos para carreras de habilidades a través de una combinación de aprendizajes manos a la obra y entrenamiento en clases tradicionales en aula. Los alumnos vocacionales tienden a alcanzar certificados o títulos de asociado; sus programas duran hasta dos años. Para algunas profesiones, los estudiantes quizás tengan que tomar exámenes de licencia o completar pasantías antes de comenzar a trabajar. Si sabes que quieres pasar tu vida trabajando en un campo específico, la educación vocacional puede proveerte una ruta directa hacia tu carrera.

La educación vocacional capacita a los alumnos a convertirse en maestros en sus oficios y los prepara directamente para un trabajo una vez que completan su educación. Los programas están disponibles muchos campos, incluyendo contabilidad, enfermería y plomería. Estos programas son típicamente más cortos y menos caros que las universidades de cuatro años. Muchos están directamente relacionados a una carrera. Puedes entrar al activo de la sociedad y comenzar tu carrera más rápido si decides perseguir la educación vocacional.

Seleccionar la institución correcta se hace más que en si ofrece el programa al cual estás interesado en asistir. Encontrar si hay recursos que te ayuden a encontrar trabajo después de graduarte, esquema de clases y estilos de enseñanza que funcionen con la manera en la que prefieres aprender, y facilidades que reflejen las tecnologías más nuevas de ese campo. También deberías darle importancia a las tasas de graduación y estadísticas de ayuda económica para asegurarte de que los alumnos tienen éxito.

Los estudiantes de vocación son aptos para la ayuda económica federal, así que tu mejor apuesta hacia un buen paquete de ayuda económica es llenando la FAFSA. Más allá de la ayuda federal, quizás también tengas acceso a la ayuda económica estatal o local o recibir becas o subvenciones de tu institución. Antes de volcarte hacia los préstamos privados, solicitar becas privadas, muchas de las cuales están propuestas para estudiantes vocacionales.

Aunque no siempre es necesaria, las prácticas se ofrecen para muchos oficios y consisten en una combinación de capacitación laboral y cursadas regulares. Las prácticas difieren de educación vocacional basada en la institución en que las prácticas pueden durar más y a los pasantes se les paga por su trabajo. Encontrar una pasantía registrada te asegura que tu capacitación será aceptada a nivel nacional.