Antes de que puedas empezar tus solicitudes, tienes que elegir a cuáles universidades te interesaría asistir. Hay muchos tipos de universidades de cuatro años, y el tipo que eliges debería quedar bien con tus intereses. Las universidades de artes liberales son más pequeñas que las universidades estatales y enseñan un currículo más amplio que las universidades de bellas artes, por ejemplo. Tan pronto como sepas a dónde te gustaría solicitar, decide si prefieres solicitar la admisión temprana o regular y usa el cronograma de admisión universitaria relevante a tu situación para seguir enfocado.

Las universidades de cuatro años vienen en muchas formas, pero todas proveen a sus estudiantes con un ambiente de sumersión en los estudios y la vida estudiantil. Las universidades de investigación son más grandes que las universidades de artes liberales y ofrecen más concentraciones y departamentos. Aunque ambos de estos tipos ofrecen programas en las bellas artes y las artes escénicas, las universidades de bellas artes y conservatorios son instituciones más especializadas.

Para la mayoría de las universidades, no hay una sola fecha límite para las solicitudes. Los estudiantes quienes tienen en mente una universidad de los sueños a veces deciden solicitar a esa universidad con la política de decisión temprana. Los estudiantes quienes están casi seguros de que quieren asistir a una universidad en particular pero no quieren cerrar sus otras opciones pueden solicitar la admisión de acción temprana. Otras personas pueden solicitar la admisión regular para tener más tiempo de completar sus solicitudes. La decisión es tuya.

Puedes y debes empezar a pensar en cómo hacerte un solicitante universitario competitivo desde tu primer año de la secundaria, pero tienes que completar la mayoría de la tarea en tu tercer o último año de la secundaria. Usa el tiempo antes de tus últimos años para solicitar becas privadas y aprender sobre varias universidades. Esto te dará más tiempo para reducir tu lista de universidades prospectivas y entregar las solicitudes cuando llegue el momento.

Como un estudiante adulto o de reingreso, no estás sujeto al mismo cronograma estricto que los estudiantes de la secundaria. El proceso de solicitar a la universidad como adulto puede demorar aproximadamente un año entre el momento en que decides solicitar la admisión y el primer día del año escolar. Y tienes varias tareas hasta entonces. Hay que hablar con tu empleador actual y tu familia sobre tu decisión, buscar universidades que te sirvan, tomar los exámenes estandarizados necesarios y completar las solicitudes.

Como estudiante de cambio, necesitas solicitar la admisión a una nueva universidad mientras a la vez completas tus clases actuales con notas altas. En cuanto sepas que quieres hacer un cambio hacia otra universidad, necesitas buscar tus universidades prospectivas y empezar a trabajar con un asesor académico para saber más sobre las solicitudes de cambio universitario y la transferencia de créditos. Ya que recientemente has completado el proceso de solicitudes universitarias para llegar a tu universidad actual, ya sabes que tienes mucho trabajo que hacer antes de entregar tus solicitudes.