Las universidades comunitarias son instituciones de dos años en donde los estudiantes pueden estudiar para sus certificados o títulos de asociado. Los programas de certificado pueden ser más cortos que dos años y preparan a los estudiantes para una profesión vocacional. Se gana un título de asociado en dos años y sirven para preparar un estudiante para un cambio a una universidad de cuatro años o para una profesión específica.

Las universidades comunitarias generalmente son más baratas y tienen requisitos de admisión menos estrictos que las universidades de cuatro años. Junto con el hecho de que la programación de clases es flexible y que un certificado o título de asociado mejora sus opciones profesionales y económicas, ¡la universidad comunitaria podría ser un buen lugar donde continuar su educación! Sin embargo, hay que mantenerse motivado e involucrado en su educación; no todos los estudiantes están determinados a tener éxito.

Muchos estudiantes asisten la universidad comunitaria para completar los requisitos de educación general antes de cambiarse para una universidad de cuatro años en donde completan sus licenciaturas. Los estudiantes con un plan de cambiarse de universidad deberían buscar universidades que tienen acuerdos de articulación con universidades de cuatro años locales para ingresarse en un programa en el que pueden completar los créditos necesarios.

Los programas de certificado y de los títulos de asociado de ciencias aplicadas son programas de las universidades comunitarias que sirven como preparación para una profesión específica. Sólo los estudiantes ya dedicados a un cierto oficio deberían ingresarse en este tipo de programa. También, para hacer la mejor decisión, deberían saber el tipo de credencial necesario para hacerse un profesional en su vocación de elección.

Las universidades comunitarias generalmente tienen una política de admisión abierta, la cual garantiza la admisión para todos los solicitantes quienes entregan una solicitud, tarifa y posiblemente una copia de su expediente académico. No obstante, su admisión depende de la fecha de su solicitud; recibirá un lugar en la clase entrante si todavía hay puestos abiertos para el semestre. Sin embargo, las cosas se complican si usted es indocumentado o si nunca completó la escuela secundaria.

Generalmente las universidades comunitarias son más baratas que las de cuatro años, pero todavía tendrá que pagar la matrícula, tarifas, libros, transporte, comida y alojamiento. Los estudiantes pueden solicitar la ayuda económica federal con el formulario FAFSA y deben preguntar a sus instituciones si también existen algunas oportunidades institucionales para la ayuda económica. La esperanza es que eventualmente las universidades comunitarias sean gratuitas a todos los estudiantes.