Cómo empezar tu búsqueda universitaria
Cómo empezar tu búsqueda universitaria
David Franklin / Shutterstock.com

Al empezar tu tercer año de la escuela secundaria, comienza a pensar en lo que quiere de tu universidad y tómate una hora cada semana para investigar tus opciones. Considera los temas en esta sección y evalúa el nivel de importancia para tí. En cuanto sepas lo que quieres de tu universidad, puedes usar el buscador de universidades que tiene Student Caffé, recursos virtuales o un libro de guía para crear una lista de universidades prospectivas. Elige universidades basada en sus ubicaciones, tamaños, oportunidades académicas, opciones extracurriculares y requisitos de admisión. Empieza con un rango largo de universidades, como 15 o 20. No tienes que postularte a todas durante tu último año de la escuela secundaria, pero es mejor tener opciones.


¿Qué quieres hacer después de la graduación?

Muchos estudiantes de la secundaria se preparan para las universidades de cuatro años desde los principios de sus carreras educativas. Se diseñan los currículos de muchas secundarias para que los estudiantes puedan completar todas las materias requeridas por las universidades de cuatro años. Algunas secundarias permiten que los estudiantes ingresen en cursos universitarios a la vez para obtener crédito universitario durante la secundaria. Si tus padres y abuelos tienen sus licenciaturas, es posible que sientas como si necesitaras obtener la tuya también. Si tus padres y abuelos no asistieron a la universidad, es posible que sientas una presión para ingresar en una universidad de cuatro años como estudiante de primera generación. Sin embargo, no hay nada malo si no quieres asistir a una universidad de cuatro años justo después de la secundaria (o nunca). Similarmente, mientras existen muchas alternativas a las universidades de cuatro años, no todas las opciones funcionarán con tus metas. Antes de dedicarte a un camino que no te acerca a tu sueño, explora todas tus opciones.

  • Las universidades de cuatro años: Estas instituciones te concederán una licenciatura en tu carrera después de que completes cuatro años de estudios. A menudo, los estudiantes licenciados continúan su educación y completan otros títulos (la maestría o el doctorado), pero no es un requisito para encontrar un trabajo. Los costos variarán. Generalmente, las universidades públicas en tu estado de residencia saldrán más económicas que las universidades privadas o fuera de tu estado.
  • Las universidades comunitarias: Las universidades comunitarias ofrecen programas de dos años y menos a los estudiantes quienes quieren cambiarse hacia una universidad de cuatro años más tarde y a los estudiantes quienes necesitan un título especial para una cierta carrera. Los estudiantes de las universidades comunitarias trabajan por sus títulos de asociado o sus certificados en un cierto campo, los cuales pueden servir para que entren inmediatamente en el campo laboral después de obtenerlos. Generalmente, las universidades comunitarias son más baratas que las universidades de cuatro años.
  • Las escuelas técnicas: Es probable que los estudiantes quienes prefieren hacerse profesionales en sus campos en vez de recibir una educación general en una universidad de cuatro años disfruten de las escuelas técnicas. Si tú estás seguro de que quieres entrar en una profesión particular que no requiere una licenciatura, podrías recibir tu educación en una escuela técnica más rápidamente y por menos dinero.
  • Programas virtuales y clases virtuales: Aun si no estás listo para dedicarte a un programa particular o si no puedes viajar a un campus para asistir a algunas clases en persona, tienes opciones para continuar tu educación virtualmente. Si sabes el tipo de título o la credencial que quieres obtener, un programa virtual te ofrece la flexibilidad de completar tu título o certificado cuando te dé la gana. Si prefiere explorar tus opciones sin dedicarte a una carrera o programa específico, podrías probar una variedad de materias por internet y después restringir tus opciones.
  • Las fuerzas armadas estadounidenses: Para alistarse en las fuerzas armadas, generalmente se necesita haber obtenido un diploma de la secundaria, ser un ciudadano o residente permanente de los Estados Unidos y ser capaz de aprobar un test de aptitud y de buena forma física. Típicamente, el período inicial de alistamiento es cuatro años, pero puede depender de la rama militar y sus circunstancias. Durante tu alistamiento, ganarás un sueldo regular y recibirás entrenamiento laboral. Si, después de completar tu período de servicio inicial, te gustaría salir de las fuerzas armadas para seguir otro camino, puedes hacerlo sin sufrir consecuencias negativas.
  • Los años sabáticosEstá bien no saber lo que quieres hacer en el futuro y tomar el tiempo para investigar tus opciones en cuanto planees tu año sabático. Los años sabáticos proveen el tiempo para trabajar, viajar, hacer servicio comunitario o completar estudios independientes antes de decidir tu próximo paso. Seguramente vas a madurar y aprender más sobre tus opciones futuras.

¿Cuáles son tus expectativas?

Quizás ya decidiste que la universidad de cuatro años es tu próximo paso después de la graduación, pero es importante definir por qué quieres asistir. Necesitarás tener sus propias razones aparte de las de tus maestros y padres. “Porque como era de esperar” no es una buena razón para invertir cuatro años de tiempo y dinero en la educación, especialmente si no es algo que realmente quieres. Cuando entiendes lo que esperas ganar de experiencia, puedes empezar a identificar las universidades que proveen los recursos necesarios para apoyar tus metas. Plantéate las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué quieres asistir a la universidad? ¿Qué experiencia quieres ganar?
  • ¿Cómo son tus fuertes y habilidades? ¿Cómo esperas desarrollarlas? ¿Te parece que cada universidad en tu lista es un lugar en donde crecerías?
  • ¿Qué te emociona sobre la experiencia universitaria? ¿De qué tienes miedo?
  • La universidad es una oportunidad de empezar de nuevo; ¿cuál ambiente te exigiría hacerte la persona que tú quieres ser?

¿Cuál es tu ubicación ideal?

Tu lugar en el país (o en el extranjero) puede afectar tu felicidad y tu éxito en la facultad. Si tú experimentas el trastorno afectivo estacional, puede ser que requieras de un campus en un lugar en donde hay mucho sol. Si te abruman las ciudades grandes, quizás te sentirías más seguro en un pueblo chiquito. Si quieres estudiar la historia del arte, considera una metrópolis donde hay museos. Usa las siguientes preguntas para aclarar tus preferencias:

  • ¿Quieres estar cerca o lejos de tu casa? Si no te sientes completamente en tu zona de comodidad (media hora más lejos de casa de lo que esperabas, por ejemplo), ¿se facilitarían más oportunidades?
  • ¿Hay un tipo de clima que no puedes tolerar?
  • ¿Con qué frecuencia quieres regresar a casa? ¿Cuánto saldría el viaje?
  • ¿Quieres vivir en una ciudad grande, un área rural o un pueblo universitario?
  • ¿Cuáles recursos fuera del campus anticipas tú?
  • ¿Es la ubicación de la universidad un factor clave en tu decisión, o prefieres priorizar otros componentes?

¿Qué tamaño universitario es mejor para tí? ¿Cuán grande es demasiado grande? ¿Cuán pequeño es demasiado pequeño?

Las universidades vienen en todas formas y tamaños. El rango de población del cuerpo estudiantil es entre los cientos y las decenas de miles. Si puedes, visita un campus pequeño (menos de 5.000 estudiantes), mediano (5.000–15.000 estudiantes) y amplio (15.000+). Recuerda que la población estudiantil y el tamaño de las clases corresponden con el tipo de universidad: las universidades de artes liberales o las universidades de investigación. El tamaño del campus también determina dónde viven los estudiantes. En las universidades grandes y medianas, muchos estudiantes viven fuera del campus, mientras que en las universidades chicas, los estudiantes suelen vivir en los dormitorios universitarios, y el campus se mantiene vibrante y poblado hasta muy entrada la noche. Para ayudarte a determinar tus preferencias, aquí están las diferencias entre los dos tipos de universidades:

  • Las universidades de artes liberales típicamente contienen menos estudiantes que las universidades grandes de investigación. Por eso, suelen tener clases más chicas y menos estudiantes por cada profesor. Generalmente, las universidades de artes liberales solamente inscriben a los estudiantes en los años de carrera, pero hay excepciones. Por eso, los profesores (y no los estudiantes de posgrado) enseñan todas las clases. Los estudiantes de carrera tienen la oportunidad de desarrollar una relación personal con sus profesores, los cuales podrían escribir las cartas de recomendación en un futuro. La educación se funda en los artes, humanidades y ciencias, y los estudiantes reciben una educación completa e interdisciplinaria. Las universidades de artes liberales usualmente no ofrecen programas profesionales, como los de ingeniería, enfermería o el premédico, pero los estudiantes interesados pueden concentrarse en biología, química o física y con intención de continuar la educación de posgrado.
  • Las universidades de investigación proveen programas para los estudiantes de carrera, los de posgrado y los candidatos doctorales. Ya que acomodan más estudiantes y ofrecen un rango de programas, típicamente son más diversas que las universidades de artes liberales. Los tamaños de las clases dependen, pero los estudiantes en sus primeros años de carrera a veces se encuentran en grandes conferencias con más de 100 compañeros. Estas clases generalmente se disuelven para grupos de debate pequeños o laboratorios, en los cuales se encuentra un estudiante de posgrado como director. Los estudiantes de la carrera pueden anticipar que sus profesores serán los líderes en sus campos, pero tienen que trabajar para desarrollar una relación personal con cada uno. Es probable que tengan que competir con los estudiantes de posgrado por las oportunidades de investigación.
    • Muchas universidades de investigación contienen facultades de honores, las cuales ofrecen una comunidad unida de estudiantes con intereses similares sin sacrificar los servicios de una universidad grande. Las facultades de honores típicamente tienen requisitos más rigurosos para la admisión, pero tendrás la oportunidad de trabajar con profesores, tomar clases específicamente para estudiantes en la facultad y tener acceso a ciertos privilegios (un estudio en el extranjero, becas, oportunidades de investigación y alojamiento reservado, por ejemplo).
    • Cuando se considera el tamaño de una universidad de investigación, sirve no tener en cuenta el número de estudiantes de posgrado. Como un estudiante de carrera, no vas a interactuar mucho con los estudiantes de posgrado (quizás serán asistentes en tus clases). La mayoría de tus amigos y compañeros de las actividades extracurriculares y las clases serán estudiantes de las carreras, como tú. Además, los estudiantes de posgrado generalmente viven fuera del campus. Por ejemplo, mientras la Universidad de Louisville tenía un cuerpo estudiantil de más de 22.000 en 2017, casi 6.000 de ellos eran estudiantes de posgrado. La población de estudiantes de la carrera, entonces, era más como la de una universidad de tamaño medio que una de gran tamaño.

¿Ya tienes en mente una carrera académica?

Si sabes qué quieres estudiar, busca las universidades que ofrecen programas fuertes en tu carrera. Quizás valga la pena comprar el Book of Majors del College Board para ver una lista completa de todas las carreras en el país y en dónde se puede cursarlas. Depende de tu carrera y tus metas para los años universitarios, puede ser que prefieras una universidad de artes liberales, de investigación o un conservatorio o universidad de bellas artes. Si todavía no te has decidido en una carrera (¡está bien!), necesitas asegurarte que tu universidad tenga una variedad de opciones. Debe tener los recursos para apoyarte en tu camino. Un cambio de universidad requiere de un gran esfuerzo y mucho dinero, así que es importante encontrar una universidad que se adapte a tus necesidades actuales y potenciales. Ten en cuenta lo siguiente:

  • Los programas de los artes liberales se enfocan en el razonamiento analítico y las habilidades comunicativas escritas. Proveen una base sólida para los estudiantes interesados en las artes, humanidades y ciencias. Dadas las clases pequeñas, los estudiantes pueden fomentar relaciones con sus profesores.
  • Los estudiantes interesados en los programas profesionales también deben considerar las universidades de investigación. Los estudiantes en los programas de contabilidad, negocios, informática, premédico, enfermería e ingeniería pueden especializarse en carreras profesionales, las cuales los preparan para los programas y exámenes de certificación.
  • Los estudiantes quienes no decidieron sus carreras tienen más opciones en las universidades de investigación pero recibirán más atención personal en una universidad de artes liberales. En una universidad de artes liberales, los estudiantes tienen que cursar clases en una amplia variedad de departamentos antes de determinar la carrera. Sin los estudiantes de posgrado o facilidades de investigación en el campus, es probable que los profesores de artes liberales tengan un interés más personal en el éxito de sus estudiantes y que los ayuden a identificar sus fortalezas y debilidades.
  • Los conservatorios y universidades de bellas artes son ideales para los estudiantes quienes están seguros de que quieren continuar con los artes visuales o escénicos. Ya que estas universidades adaptan su currícula a las artes, no son como las demás; la mayoría de las clases en oferta son en las artes, y ofrecen una currícula limitada de educación general. Los conservatorios y las universidades de bellas artes son muy competitivos, y el proceso de solicitudes es muy riguroso. Si estás interesado, sería inteligente de tu parte empezar tu solicitud y preparar tu carpeta artística o audición/cinta de demostración con anticipación. Para descubrir tus opciones, considera la feria de estudios universitarios NACAC para los artes visuales y escénicos.

¿Cuál es la política de crédito en cada universidad?

Si tú has cursado clases AP o participado en el programa IB durante la escuela secundaria, es posible que tus universidades preferidas te vayan a conceder crédito por los exámenes asociados que has aprobado. Si estás esperando reducir el número de clases introductorias o clases de educación general que tienes que tomar, asistir a una universidad que acepta tus resultados en los exámenes AP e IB te puede ahorrar tiempo y dinero. Aunque muchas universidades tienen un límite en el número de créditos que aceptan, obtener un crédito universitario en la secundaria te da la oportunidad de probar clases optativas cuando llegues al campus. Fíjate con cada instituto bajo tu consideración para ver cuáles créditos acepta y cuáles no. Mientras una nota en un examen AP o IB le daría seis créditos en una universidad, por ejemplo, puede ser que otra universidad te conceda menos crédito.

Algunas universidades aceptan los resultados en los exámenes CLEP a cambio de crédito universitario (o para saltear clases introductorias). Aunque los estudiantes adultos usualmente toman los exámenes CLEP, los estudiantes de secundaria también son aptos. Lo mejor sobre los exámenes es que no tienes que tomar una clase para rendir el examen. Si conoces la materia cubierta en un cierto examen CLEP, el costo del examen podría valer la pena, especialmente si puedes recibirte antes de lo que esperabas. Fíjate con el instituto para aprender sobre su política CLEP.

¿Con qué tipo de estudiantes quieres socializar?

La universidad te da la oportunidad de expandir tus horizontes y conocer a gente que tiene un origen diferente al tuyo. La mayoría de los estudiantes descubren que el ambiente universitario los ayuda a exigir sus estereotipos y hacerse más tolerante. Es importante expandir tu percepción del mundo, pero también es necesario que te sientas apoyado en el campus. Cuando investigas las universidades, considera lo siguiente:

  • La diversidad: Una universidad que está orgullosa de sí misma por su diversidad es más que un crisol. Es un lugar en el que los estudiantes aprenden de sus diferencias y cuestionan sus nociones preconcebidas sobre la raza, sexo y nivel socioeconómico. Estas universidades preparan a los estudiantes para una diversa mano de obra y los exigen a expandir su visión del mundo. Una universidad con un gran porcentaje de estudiantes quienes son minorías, de bajos recursos e internacionales te puede beneficiar personalmente, creativamente y profesionalmente a pesar de tu propio trasfondo. Fíjate con el perfil de admisiones de tus universidades preferidas para ver cuántos estudiantes de minorías estaban inscriptos el año anterior.
  • Afiliación religiosa: Muchas universidades privadas tienen una afiliación religiosa, pero no significa que tú tienes que identificarte con la religión para solicitar admisión. Algunas universidades están afiliadas como un reconocimiento de sus fundadores y sus historias, nada más. Otras universidades piden que los estudiantes cursen una clase en estudios religiosos, acudan a alabanzas y rituales o completen horas de servicio comunitario cada semestre. Estos requisitos generalmente atraen a los estudiantes religiosos. Si estás curioso sobre la afiliación religiosa de una universidad, habla con un asesor académico o un representante de admisión.
  • Proporción de estudiantes mujeres a estudiantes varones: Si estás buscando un ambiente equilibrado, busca las universidades con una proporción a medias. Según un artículo en Timeuna proporción desequilibrada contribuye a una cultura heterosexual unilateral en los campuses. Cuando las mujeres sobrepasan en número de hombres, o viceversa, es difícil para algunos estudiantes encontrar una relación monógama. Si estás más interesado en lo académico que en el romance, podrías considerar las universidades desequilibradas o instituciones solo para mujeres o solo para hombres.
  • Tolerancia LGBT+: Algunos campuses son más tolerantes con estudiantes LGBT+ que otros. Si tú buscas tolerancia y apoyo, considera esta lista de las universidades más y menos receptivas a los estudiantes LGBT+. También, usa el buscador universitario del Campus Pride Index para encontrar campuses abiertos por estado y región.

¿Tienes algunas actividades extracurriculares preferidas?

Es importante formar parte de la comunidad universitaria para conocer gente con intereses similares. Mientras haces investigación sobre las universidades, busca las que ofrecen actividades extracurriculares en las que quisieras participar. No todas las universidades tienen sororidades y fraternidades, y algunas son más conscientes de cuestiones sociales que otras. Considera lo siguiente:

  • Sororidades y fraternidades: Puedes fijarte en las estadísticas de una universidad para ver qué porcentaje del cuerpo estudiantil se une a una sororidad o fraternidad y qué capítulos ofrece. Las sororidades y fraternidades proveen acceso a una comunidad unida de compañeros, proyectos de servicio comunitario, alojamiento, una red de ex-alumnos y eventos sociales, pero no son para todos. Si no te interesa la “vida griega”, es posible que sea más fácil hacer amigos en una universidad con pocas o ninguna sororidad y fraternidad.
  • Deportes colegiados: Si tú has sido un atleta excepcional en la secundaria y quieres jugar deportes universitarios en la división I o II, hay que registrarse con el Centro de Elegibilidad NCAA para asegurar que cumplas con los requisitos atléticos y académicos. Puedes usar su sitio web para buscar universidades con programas fuertes. Si estás contratado o estás visitando a las universidades, aquí encontrarás preguntas para proponer a los entrenadores y el personal administrativo para encontrar el mejor programa para tí. ¿No te interesan los deportes superiores pero quieres continuar con el juego para mantenerte en forma y divertirte? Ve las universidades de división III o las con muchos equipos intramuros.
  • Artes visuales y escénicas: Si quieres continuar dedicándote a tu arte visual o escénico, necesitas decidir si será tu enfoque o una actividad extracurricular. Si quieres seguir una carrera artística en la universidad, los mejores programas del país son competitivos y piden la entrega de una carpeta artística o una audición en persona. Para los que quieren seguir con su talento como un hobby, deberían buscar las universidades con compañías de teatro, estaciones de radio, grupos de a capella, compañías de comedia improvisacional, artistas colectivos, sociedades de cine, bandas de jazz o clases optativas de arte.
  • ROTC: El Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de Reserva (ROTC, por sus siglas en inglés) es un programa de nivel universitario que ofrece el ejército, la fuerza aérea y la armada. Se propone para los estudiantes interesados en encargarse como oficiales militares. Los programas de ROTC proveen la oportunidad de recibir la licenciatura y simultáneamente prepararte para el rigor de la vida militar. Los estudiantes pueden asistir a un programa de ROTC en muchas universidades del país mientras reciben una ayuda económica significativa (si deciden aceptar un cargo para servir en las fuerzas armadas después de la graduación). Si piensas que te beneficiarías de la disciplina y entrenamiento asociado con un programa ROTC, visita esta sección de Student Caffé para más información.
  • Oferta cultural: Si tú te identificas con un grupo cultural o étnico y quieres conocer a estudiantes que compartan tus prácticas, valores o patrimonio, puedes encontrar asociaciones específicas, institutos y centros culturales, los cuales se ocupen de tus necesidades. Es más probable que las universidades con departamentos de estudios culturales fuertes y un cuerpo estudiantil diverso ofrezca una variedad de recursos para estudiantes de muchos orígenes.
  • Programas de servicio comunitario: Si eres un voluntario apasionado o si esperas trabajar en una organización sin ánimos de lucro, quizás desees encontrar una universidad que se dedique a la comunidad. Usa el reportaje de Washington Monthly para encontrar las universidades que más contribuyen al bien común. Se clasifican estas universidades en el número de estudiantes de bajos recursos quienes se inscriben, las investigaciones que hacen para el bien común, y su compromiso al servicio comunitario.

¿Y ahora qué?

Cuando tienes las respuestas a todas las preguntas anteriores, ya puedes empezar a hacer una lista de universidades prospectivas. Saber el tamaño de universidad que buscas te ayudará a eliminar las instituciones que tienen un cuerpo estudiantil demasiado grande o pequeño. Si sabes que quieres jugar los deportes de la segunda división, por ejemplo, ya puedes eliminar las universidades de las divisiones primera o tercera. Si quieres participar en un programa ROTC, fíjate solamente en las universidades que ofrecen programas de ROTC. Ni bien tengas una lista de 15 o 20 universidades, comienza a pensar en las ferias de estudios universitarios y las visitas universitarias.

  • Determina lo que puedes pagar.
  • Determina las universidades que probablemente te vayan a aceptar.
  • Las ferias de estudios universitarios son eventos gratuitos de la Asociación Nacional de Asesoramiento de Admisión Universitaria (NACAC, por sus siglas en inglés). Si algunas universidades que te interesan van a estar presentes en su feria local, deberías asistir y hablar con sus representantes. Puedes hacer preguntas específicas y empezar a entender cómo es una cierta universidad sin hacer una visita. Cuando hables con un representante, es probable que vayas a averiguar si quieres mantenerla en tu lista o no. Aun si ninguna de las universidades que te interesan estarán presentes en la feria de admisión, igual deberías asistir. ¡Nunca sabes cuál universidad desconocida te va a interesar!
  • Si tienes los recursos para viajar y visitar las universidades, vale la pena. Cuando haces una visita universitaria, tienes la oportunidad de conocer el campus, hablar con los alumnos actuales e interactuar con la universidad entera. Haz un recorrido, pasa la noche en una residencia con un estudiante actual y observa un par de clases. El mejor día para visitar es uno en el que la universidad está abierta pero su secundaria no (quizás un feriado o descanso que no celebra la universidad).

Página actualizada: 04/2018