Un currículum es un documento de una página que lista los datos de tu educación, experiencia, habilidades e historial de empleo. Puedes entregarlo a los empleadores o universidades prospectivas como manera de resumir todo lo que has hecho y sobresalir de los otros solicitantes. Aún si tu solicitud universitaria no requiere que entregues un currículum, es una referencia muy útil. Puedes pensar en tu currículum como un imagen de tus logros académicos, extracurriculares y personales. Mientras creces en experiencia y edad, tu currículum también crece contigo. Lo que es aceptable incluir en tu currículum como estudiante de la secundaria va a parecer juvenil en unos años. Usa los siguientes consejos para construir un currículum que llama atención.


Una nota sobre la traducción: En Norteamérica, existen dos cosas distintas: résumé CV. Este artículo discute la idea del résumé, o un resumen de las experiencias del candidato, y por eso, la traductora ha elegido traducir la palabra a “currículum” en lugar de a “CV”En Norteamérica, un CV es similar a un résumé pero es completo. Mientras el propósito del résumé es resumir, el CV se propone detallar. Por eso, un CV puede contener varias páginas, y el résumé es un documento de una o dos páginas, nada más. Los estudiantes de la secundaria no deben preocuparse sobre el concepto norteamericano del CV; es una cosa para profesores, científicos, investigadores y otros profesionales.

Para empezar tu currículum, recopila una lista de todos tus logros importantes (premios que has ganado, actividades en las que has participado y trabajos que has mantenido) desde el principio de la secundaria (para estudiantes) o en los últimos 10 años (para los demás). ¿Qué has logrado que más te importa? Pida a tu familia y asesor académico que se fijen en tu lista para asegurar que no has olvidado nada importante. Si no puedes decidir si incluir algo o no, es mejor no listarlo. Concéntrate en lo que más te importa. Separa todos tus logros en categorías con cabeceras: Actividades, Honores y premios, Servicio comunitario, Educación y programas de viaje, Experiencia laboral y Habilidades especiales. Puede ser que con tu historia personal, necesites otras categorías también.

Consejos para todos los currículums:

  • La cabecera del currículum debe incluir tu nombre completo, dirección permanente, dirección de correo electrónico profesional y número de teléfono personal.
  • Lista todas las actividades, premios, trabajos, escuelas asistidas, presentaciones, etc. en un orden cronológicamente invertido (con las actividades actuales listadas primeramente).
  • Incluye los años en los que has participado en cada actividad o ganaste cada premio.
  • Usa números cuando es posible. Si eres voluntario, comparte el número de horas de servicio comunitario que haces cada semana. Si organizaste una recaudación de fondos, menciona la cantidad de dinero que recaudó el evento.
  • Menciona todas las veces que te sumaste a un puesto de liderazgo.
  • Usa viñetas para agregar descripciones breves. Empieza cada oración con un verbo activo.
  • No uses acrónimos ni abreviatura.
  • Contiene todo a una página. No incluyes compromisos sin sentido ni actividades, trabajos, premios o educación que no están actualizados (de más de 10 años). Hay dos excepciones a la regla. Siempre debes incluir la información sobre tu educación más actual, sin importar cuándo fue. Además, está bien incluir algunas experiencias laborales anticuadas si están relacionadas al trabajo al que estás solicitando.
    • Si tu currículum necesariamente tiene que ser dos páginas, asegura que tu nombre, información de contacto y número de página aparecen en cada página.
  • Mientras estás preparando un currículum para entregar a una universidad prospectiva, no es necesario incluir tu promedio académico, resultados en los exámenes estandarizados o puesto en la clase ya que esta información ya aparece en tu solicitud. Sin embargo, considera agregar esta información a los currículums que vas a entregar para becas o trabajos si todavía no has completado tu educación.
  • ¡Corrige los errores! Pide a un amigo, padre o asesor académico que se fije en cada borrador.

Lee “The Three Building Blocks of a Stellar Résumé” para más consejos.

Consejos para los estudiantes de la secundaria:

Es probable que tu currículum no esté muy lleno ya que no has tenido mucho tiempo para vivir varias experiencias. Por eso, puede ser que elijas agregar un objetivo a tu currículum, el cual declara tu meta profesional o académica. Va a cambiar. Si estás solicitando la admisión universitaria, tu objetivo podría ser algo como “recibir una oferta de admisión a una universidad de investigación en la que podría estudiar química.” Si estás solicitando una beca o trabajo, tu objetivo debe cambiar para reflejar el propósito de la entrega de tu currículum.

En lugar de listar todo lo que te ha pasado en esta década (a las universidades no les interesa lo que hiciste cuando tenías ocho años), sólo lista las actividades extracurriculares, servicio comunitario, trabajos o premios de tus años en la secundaria. Si empezaste a participar en una actividad más temprano y todavía estabas participando en aquella durante la secundaria (Niños Exploradores, por ejemplo), está bien incluir la actividad en tu currículum.

Como referencia, aquí está un ejemplo de un currículum de un estudiante de secundaria. Este artículo en nuestro blog también ofrece una revisión de dos currículums adicionales y comparte consejos sobre cómo mejorarlos para llamar la atención de los representantes de admisión.

Consejos para los estudiantes de cambio:

Como un estudiante de cambio, estás en una posición única. Si has completado un título de asociado, está muy bien listar sólo la universidad comunitaria de la que te recibiste. Si todavía no te has recibido con tu título de asociado o si estás cambiando de facultad antes de obtener un título, debes incluir ambas, la institución actual (y promedio académico actual) y la secundaria. Si estudiaste en el extranjero, también debes incluir esta información.

Si estás cambiándote para un programa específico (arte, ingeniería, etc.), podrías listar las clases que ya has tomado que son relevantes al programa prospectivo. Después podrías continuar en agregar a esta sección durante los años de la carrera y usar una versión similar del mismo currículum cuando empiezas a solicitar las primeras oportunidades profesionales. Podrías decidir listar un objetivo también, pero no es necesario. Si no tienes bastante espacio para tus otras actividades, no lo incluyas.

Para servirte como referencia, aquí está un ejemplo de un currículum de un estudiante universitario. Además, este artículo en nuestro blog evalúa las fortalezas y debilidades de los currículums de dos estudiantes universitarios y ofrece consejos sobre cómo mejorarlos. Depende de tu progreso en la universidad y cuántas actividades en las que participas, podrías usar el ejemplo de Student Caffé de un currículum de la universidad o este ejemplo de un currículum de la secundaria como modelo para el tuyo.

Consejos para los estudiantes adultos:

Como un estudiante adulto, tienes la experiencia única de haber pasado varios años fuera de la universidad. Mientras los consejos arriba para todos aplican a tu situación también, quisieras tener cuidado con tu currículum. Primero, si una actividad, trabajo, experiencia o premio tiene más de 10 años, sácalo. Rellena tu currículum con las actividades actuales y relevantes. Si has mantenido el mismo trabajo por varios años y estás preocupado sobre lo largo de tu currículum, hay algunos pasos que tomar:

  • Detalla los trabajos que sí están en tu lista. En lugar de usar una viñeta para describir tus responsabilidades, usa dos o tres.
  • Si mantuviste varios puestos dentro de la misma empresa, sepáralos. Este ejemplo lista dos puestos diferentes con el mismo empleador y detalla las diferencias de responsabilidad de los dos.
  • Agrega información sobre el desarrollo de tu carrera o la capacitación profesional que has completado. Podrías poner esta información en la sección de educación (si fue formal) o usar una viñeta bajo cada experiencia relevante para detallar el entrenamiento informal que recibiste en el trabajo.

En términos de la sección de educación, debes listar la educación más superior que has recibido, sin importar cuándo la completaste. Si sólo tienes un diploma de la secundaria, lista tu secundaria y el año de tu graduación. Si has completado un examen de equivalencia, lista cuál y en dónde y cuándo recibiste tu certificado. Los estudiantes quienes han completado parte de un título superior pero no lo terminaron deben listar la institución y el número de créditos que han completado. Si tienes un título, lista la institución, el título y la fecha de graduación.

Ya que has estado en la fuerza laboral por más tiempo que otros estudiantes, tu currículum debería hacer hincapié en tus experiencias laborales. Organiza tu currículum para que la sección de educación esté más abajo en la página. Puede ser que decidas listar membresías profesionales, premios u honores que has recibido a través de un trabajo u otra actividad o un resumen de la trayectoria de la carrera. Otra vez, este ejemplo de un currículum profesional demuestra una manera de organizar trabajo y educación, pero no hay una sola manera correcta de escribir un currículum.

Página actualizada: 08/2017