La muestra de escritura es un componente importante de tu solicitud a cualquier universidad. Tus respuestas demuestran cómo te adaptarías a la institución, tu habilidad de escribir claramente y desarrollar un argumento y tu habilidad de hacer el trabajo esperado de los estudiantes universitarios. Usa los ensayos personales y las respuestas cortas para demostrar tu personalidad y lo que te hace único mientras también resaltas tus talentos académicos.


Las preguntas de respuesta corta

Las preguntas de respuesta corta son casi más difíciles que los ensayos personales ya que usualmente hay un límite de palabras. Puede ser tan corto como 150 palabras (un párrafo). Significa que tus respuestas tienen que ser claras y concisas sin ser tan escasas que parezca que no tienen personalidad. De hecho, está bien si contestas la pregunta sin usar todo el espacio asignado. Si puedes evitar los clichés y el sarcasmo y contestar bien la pregunta, hacer menos puede ser más. Aquí están algunos consejos para ayudarte con las preguntas de respuesta corta.

  • No repitas la pregunta.
  • No uses palabras innecesariamente largas. No sólo parecerás pretencioso en el mejor de los casos e ignorante en el peor de los casos, sino que es probable que no puedas mantener el mismo tono a lo largo de la respuesta. Después de todo, ¿no sería más fácil escribir un párrafo sobre “cómo escribir concisamente” que un párrafo sobre “cómo evitar el uso superfluo de la lengua?” Escribe una respuesta que el lector pueda entender sin usar un tesauro.
  • Contesta honestamente. Si la pregunta te pide que discutas una de tus cosas favoritas, no tengas vergüenza de la verdad. Las universidades te quieren conocer. Una respuesta que parece “copada” o “chevere” no es tan interesante como una respuesta honesta y única.
  • Considera cómo podrías complementar tu currículum. Habla sobre las cosas que no discute ninguna parte de tu solicitud universitaria para demostrar un lado diferente de tu personalidad.
  • Usa detalles para retratar vívidamente una historia.
  • No tengas miedo del límite de palabra. Escribe tu respuesta sin preocuparte sobre la longitud y después vuélvete para borrar la información innecesaria. Subraya los puntos importantes y recorta el resto.
  • Describe tu crecimiento personal. Mientras estás discutiendo una actividad o evento en tu vida, pregúntate qué has aprendido de la experiencia. A las universidades les gusta entender cómo has cambiado o has respondido a tus experiencias y enterarse de que eres consciente de ti mismo.
  • Sé específico sobre cada institución. Si una solicitud te pregunta por qué quieres asistir a una universidad en particular, asegúrate de mencionar tus visitas al campus, reuniones con representantes de admisión o conversaciones con estudiantes o ex alumnos. Habla sobre los programas que te interesan y cómo piensas que te van a beneficiar en el futuro. Explica a tus lectores por qué estás emocionado de la posibilidad de asistir a su institución. Los representantes de admisión pueden identificar las respuestas genéricas, así que haz tu investigación si no sabes mucho sobre la universidad. Habla sobre cada universidad como si fuera tu opción favorita, aún si no la es. Bajo ninguna circunstancia debes decir que una cierta universidad es una opción segura.

El ensayo personal

La mayoría de las universidades requieren que entregues al menos un ensayo personal como parte de tu solicitud. (Puedes encontrar los temas actuales de los ensayos personales de cada plataforma de solicitud aquí, pero no todas las universidades usan una plataforma de solicitud.) Al leer lo que entregaste, los representantes de admisión deben tener una idea de tu personalidad y tus habilidades de escritura. Tu ensayo, junto con los otros componentes de tu solicitud, les ayuda a determinar si te adaptarías bien a la universidad y si podrías encargarte de las tareas universitarias. Escribir un ensayo profundo y bien desarrollado te puede distinguir entre otros solicitantes con un promedio similar o resultados en los exámenes estandarizados casi idénticos. Igualmente, un ensayo mal escrito puede hacer daño a las perspectivas de tu solicitud.

Para asegurar que tu ensayo es lo mejor que hay, necesitas revisar el tema para entender la gran pregunta. No sólo necesitas tiempo para familiarizarte con las direcciones, sino que tómate tu tiempo con la construcción del ensayo también. Nadie puede sentarse y escribir un ensayo perfecto en el primer intento. Estas cosas requieren esfuerzo, capacidad intelectual y paciencia. Considera los siguientes pasos para producir una respuesta bien escrita y reflexiva a cualquier tema:

  • Haz ejercicio. La mejor manera de activar tu mente es de activar tu cuerpo. El acto de moverte, a pie o en bicicleta, puede ayudarte con las ideas que puedas sentir estancadas. Lee el tema atentamente, y después ve lo que te viene mientras te mueves por el barrio.
  • Anota tus ideas. Al llegar a casa, apunta las ideas que te salieron. Simplemente pon el bolígrafo al papel o sus dedos a las teclas y escribe sin preocuparte sobre la estructura de las frases o la gramática. Hay mucho tiempo para hacer revisiones más tarde.
  • Descarta las ideas que no van a funcionar. Usa los recursos en la sección más abajo para decidir si necesitas escribir un ensayo relacionado a lo personal, lo académico o lo creativo, y revisa los siguientes consejos. Si ninguna de tus ideas corresponden con nuestras sugerencias, encuentra otra estrategia para contestar la pregunta o salta completamente el tema si puedes.
  • Haz un resumen (o dos). A lo sumo, puedes usar 650 palabras para responder a la pregunta, así que cada declaración que haces tiene que servir a tu objetivo. Para seguir enfocado y desarrollar tu argumento, vale la pena tener un mapa para guiarte. Elige un tema o dos de la lista y reserva el tiempo para hacer un resumen de cada idea. Usa viñetas y separa cada sección por párrafo. Quizás te das cuenta de que una de tus ideas es demasiado general y que necesitas reducir tu foco. Si haces dos resúmenes, pide a un adulto de confianza que te ayude decidir cuál resumen es más fuerte que el otro. Aún si no eres muy aficionado de los resúmenes y prefieres escribir orgánicamente, anotar tus ideas en una lista o crear un mini resumen para mantener la organización cuando finalmente rellenes los campos, es una buena idea.
  • Rellena los campos con positividad. Ya estás listo para empezar el primer borrador de tu ensayo. Mantén una actitud positiva en tu escritura para ganar la simpatía de los representantes de admisión, aún si estás abordando un problema difícil. No van a argumentar a favor de tu solicitud si es muy negativa, sumida en la pena o resentida. Usa descripciones vívidas para contar tu historia, pero no te desvíes del tema ni pases a exageraciones o mentiras. Los representantes de admisión son muy versados en distinguir lo verdadero de lo falso, y no les impresionan los cuentos inventados.
  • Márchate. Al terminar el primer borrador, toma un descanso de un día o dos para refrescar la mente. Puedes fijarte en una nueva perspectiva más tarde y hacer correcciones para fortalecer tu argumento o idea principal.
  • Pide una cantidad apta de ayuda. Mientras está bien pedir a tu padre o maestro que revise tu ensayo y que te dé consejos menores, bajo ninguna circunstancia debes permitir que alguien haga cambios significativos, ajuste la voz o mensaje ni escriba el ensayo por ti. Los representantes de admisión pueden identificar y rechazar las solicitudes deshonestas.
  • Edita. Para las primeras correcciones, lee tu ensayo en voz alta o al revés, frase por frase. Leerlo en una forma desconocida hace más fácil encontrarle errores de gramática y ortografía. Después, pide a un amigo o miembro de la familia que te lea el ensayo en voz alta. Juntos, pueden rever las cosas que saltearon tus ojos inicialmente.

Los tres tipos de temas para los ensayos personales

Hay tres tipos de ensayos personales: el resumen personal, el resumen académico/de universidad y el resumen creativo o intelectual. Lo siguiente contiene una descripción de cada uno.

El resumen personal

  • Meta: La declaración personal debe permitir vislumbrar tu vida personal. Te provee de la oportunidad de demostrar quién eres más allá de tu promedio académico, resultados en los exámenes estandarizados y participación en las actividades extracurriculares. Con tu reflexión honesta y profunda, los representantes de admisión pueden entender tus pasiones, metas y relaciones con familia, amigos y otras comunidades.
  • Ejemplo: “Algunos estudiantes tienen un origen, identidad, interés o talento que es tan significativo que sus solicitudes serían incompletas sin mencionarlo. Si te puedes identificar, por favor comparte tu historia.” – La Solicitud Común, 2015
  • Consejos:
    • No trates de resumir tu vida entera en un ensayo. En lugar, trata de elegir una experiencia significativa y elabórala. Usa detalles para dar unas pinceladas para el lector. Habla sobre cómo la experiencia te ha afectado y cómo ha cambiado tu percepción del mundo. ¿Cómo te ha guiado la experiencia hacia donde estás hoy?
    • No repitas lo que aparece en tu currículum. Tu currículum, expediente académico y resultados en los exámenes estandarizados ya cuentan una historia sobre tu vida académica. Usa el espacio de tu ensayo para contar algo distinto. No es un lugar para impresionar, sino un lugar para reflexionar.
    • No hables sobre una experiencia que no es única. Mientras casi todos pueden decir que luchaban con la clase de historia durante la secundaria, pocos pueden describir la influencia que tenía un bisabuelo en tu entendimiento del contexto de la Segunda Guerra Mundial. La clave de llamar la atención de los representantes de admisión es de elegir una experiencia o tema que no todos los solicitantes universitarios tienen.
    • No escribas para impresionar. Las universidades no quieren que escribas lo que piensas que quieren oír. Para ellos, es fácil identificar lo insincero o falso. Elige un tema que te sea significativo o profundo aún si no es “impresionante”. Lo más impresionante es tener conciencia de ti mismo.

La resumen académico o de universidad

  • Meta: Con tu declaración de universidad, debe quedar claro que ya has hecho una investigación sobre la universidad a la que estás solicitando admisión. Los representantes de admisión usan el ensayo para evaluar tu entusiasmo por la universidad y tu dedicación a descubrir cómo la educación te podría beneficiar en el futuro. Deben entender lo que más te interesa sobre tu universidad para que te puedan visualizar como estudiante en el campus.
  • Ejemplo: “¿Cuáles aspectos sobre el currículum de Tufts o la experiencia de la carrera te dieron el puntapié para que entregues una solicitud? En pocas palabras, ¿por qué Tufts?” – La Universidad de Tufts, 2015
  • Consejos:
    • No hagas declaraciones generales. En lugar de referir a lo obvio, es importante citar detalles. Si una universidad tiene una clasificación superior y es conocida por su currículum de artes liberales, todo está muy bien, pero es un saber popular. En lugar, habla sobre los profesores, programas, tradiciones escolares, clubes y actividades que te interesan. Si es posible, menciona las veces que has visitado el campus, te has reunido con los representantes de admisión o has hablado con estudiantes actuales o ex alumnos. Demuestra que has hecho más investigación que una búsqueda simple con Google.
    • No uses el mismo ensayo para cada universidad. Puede ser tentador reutilizar el mismo ensayo para cada universidad, pero tu ensayo no debe ser tan general que puedes sustituir el nombre de una universidad por otro, como si fuera una respuesta de espacio en blanco. Mientras está bien reutilizar parte del contenido que aplica a varias universidades a las que estás solicitando la admisión, completa cada ensayo con información tangible sobre la institución (una referencia a un edificio en el campus, tu entrevista, la mascota, una serie de lecturas, etc.). Prueba que tu solicitud a la universidad en cuestión es más que un capricho.
    • No pases por alto los hechos. Es esencial que verifiques tus declaraciones sobre una universidad. Si dices que estás emocionado de perseguir una concentración en teatro pero la universidad eliminó el programa hace cinco años, los representantes de admisión no te van a tomar en serio. Hazte un favor y verifica los hechos.

El resumen creativo/intelectual

  • Meta: Las universidades hacen preguntas creativas o intelectuales a los estudiantes para evaluar sus habilidades de razonamiento analítico, construir un argumento bien desarrollado y usar una estrategia no tradicional para resolver un problema. En resumen, los representantes de admisión buscan estudiantes quienes puedan pensar por sí mismos. Quieren ver que estés abierto a nuevas ideas y que puedas apoyar tus opiniones con explicaciones bien pensadas.
  • Ejemplo: “¿Por qué son extraños los números impares?” – La Universidad de Chicago, 2014; “Diseña tu propia clase de tres semanas y media y describe lo que harías.” – Colorado College, 2014
  • Consejos:
    • No abordes los problemas mundiales. No hay que impresionar a las universidades con tus opiniones sobre Siria o la transmisión del virus de Zika. Fíjate en lo simple. Recuerda que las universidades no requieren que ya seas un experto en ningún tema.
    • No uses demasiadas citas. Tu ensayo no es una colección de las opiniones de los demás. Corrobora tus argumentos con hechos, pero sé selectivo con el uso de citas. Si decides parafrasear o citar la obra de otra persona, nombra tus fuentes.
    • No seas abstracto. En un intento de ser creativo y original, es fácil meterte en lo absurdo, pero es importante quedarte en la realidad.

Página actualizada: 08/2017