Una situación en que te despiden de un trabajo o tienes que renunciar a un trabajo que no te queda bien puede arrancar tu vida de raíz. Aún si quieres volver a trabajar, encontrar un nuevo trabajo que paga bien no es fácil. Es especialmente difícil si tienes menos que un título de asociado. Reingresar en la universidad para obtener un certificado o título puede aumentar tus opciones de empleo y tu sueldo. Mientras puede ser intimidador entrar en un programa de estudios sin ingresos, hay ayuda económica para los estudiantes adultos o de reingreso. Si puedes pagar los costos de matrícula con la ayuda de tu familia y la ayuda económica, las recompensas usualmente valen la pena.


¿Asistir a la universidad me ayudará a encontrar un trabajo que paga bien después de la graduación?

Reingresar en la universidad podría mejorar tus perspectivas laborales futuras. El siguiente gráfico ilustra la disponibilidad de trabajos y el promedio de ingresos en los Estados Unidos en mayo de 2013.

Nivel de educación Número de trabajos Sueldo anual promedio
Menos que un diploma de secundaria 36.116.050 $20.350
Un diploma de la secundaria 51.519.730 $35.580
Certificado terciario (no título) 7.874.230 $35.120
Título de asociado 5.719.860 $58.240
Licenciatura 23.829.150 $68.190
Maestría 2.214.480 $64.510
Doctorado o título profesional 3.405.980 $97.550

Algunos estados son más receptivos a los empleados con menos educación que la secundaria, como Nevada, Hawaii, Dakota del Sur y Florida. Sin embargo, el sueldo anual promedio en estos estados sólo está en el rango de $19.000 a $24.000. Un adulto soltero en Carson City, Nevada, puede vivir con un sueldo de menos de $21.000 al años, pero una familia de cuatro necesita hasta $60.000. Considera calcular el sueldo que alcance para vivir en tu región aquí. Determina el tipo de sueldo que mejor les servirá a ti y a tu familia y después considera los programas de título o certificado que coinciden con tus hallazgos. Recuerda que cuanto más alto el nivel del título que quieres, más tiempo vas a pasar en la universidad.

¿Cómo cobro los costos de matrícula si estoy desempleado?

Típicamente las finanzas tienen que ver con la indecisión que tiene un individuo desempleado de reingresar en la universidad o buscar un nuevo trabajo. Hay algunas opciones para la ayuda económica. El Departamento de Laburo ofrece un seguro de desempleo a individuos aptos que están desempleados sin culpa suya. Cada estado gerenta su propio programa, así que contáctate con la agencia de seguro de desempleo de tu estado tan pronto como te despiden para que puedas entablar una demanda. No obstante, no se garantizan los beneficios de desempleo, así que sé consciente de que vale la pena considerar otras fuentes de recursos. Reingresarte en la universidad podría hacerte inelegible para los beneficios de desempleo, así que fíjate con tu estado para determinar las reglas. Algunos estados consideran un programa universitario como entrenamiento profesional y te permiten que sigas recibiendo los beneficios de desempleo, pero otros lo consideran como tu elección de estar desempleado. No se pierde nada por preguntar.

Además de los beneficios de desempleo, es posible que seas apto para la ayuda económica federalestatalregional o institucional. Rellenar la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para los Estudiantes (FAFSA) en octubre te permite determinar tu Aporte Familiar Esperado (EFC), o la cantidad de dinero que tienes que pagar fuera de presupuesto para asistir a la universidad por año. Dependiendo de tu situación económica familiar, es posible que vayas a tener acceso a préstamossubvenciones o el Programa Federal de Estudios y Trabajo como suplemento de tu contribución.

¿Qué es un trabajador desplazado? ¿Mi estado como trabajador desplazado afecta mi ayuda económica?

Si estás seguro de que quieres reingresar en la universidad, podrías contar como un trabajador desplazado si puedes contestar afirmativamente a una o más de las siguientes preguntas:

  • Estás recibiendo beneficios de desempleo después de que te dejan cesante sin culpa tuya.
  • Te han dejado cesante o recientemente has recibido el aviso de que te van a dejar cesante.
  • Eras autónoma pero ahora estás sin trabajo dado la economía o un desastre natural.
  • Eres el marido de un miembro de las fuerzas armadas en servicio activo y estás desempleado después de un cambio permanente de puesto o estás empleado o subempleado y te cuesta encontrar un empleo adecuado.
  • Eres una ama de casa desempleada, la cual significa que eras un padre dueño de casa pero ahora no tienes el apoyo de tu marido, y como resultado, estás desempleado o subempleado y te cuesta encontrar un empleo adecuado.

Identificarse como un trabajador desplazado tiene implicaciones cuando rellenas la FAFSA para recibir la ayuda económica. Si eres o tu marido es un trabajador desplazado, la FAFSA calcula la información de tu situación económica de manera distinta, y tu Aporte Familiar Esperado podría ser tan bajo como cero. Significa, entonces, que recibirías más ayuda económica de necesidad.

¿Cuáles instituciones tercerías son las más baratas ahora pero las más lucrativas después de la graduación?

Típicamente, cuanto más alto tu nivel de educación, más dinero ganas cuando empiezas a trabajar después de la graduación. Encontrarás los aumentos en sueldo más grandes entre un diploma de la secundaria y un certificado o título de asociado y entre una maestría y un doctorado o título profesional. El tipo de institución que mejor queda con tu presupuesto y que va a resultar en el potencial de ganar más depende de tu nivel de educación actual. Si ya tienes un diploma de la secundaria, tiene más sentido conseguir un título de asociado. Si tienes la licenciatura y quieres seguir en tu campo actual, podría convenirte elegir un programa de doctorado o un título profesional sobre una maestría, aunque los programas de la maestría típicamente son más cortos. Recuerda también que mientras tu nivel de educación es un factor en tu sueldo anual potencial, no hay garantía de que aumentando tu nivel de educación va a aumentar tu sueldo anual. Y mientras tu educación por sí sola no puede conseguirte un trabajo, la educación podría abrir nuevas oportunidades profesionales; encontrarlas y solicitarlas es tu tarea.

Mientras es difícil manejar las finanzas durante el desempleo, hay varias opciones para facilitar tu reingreso en la universidad, inclusive una búsqueda de ayuda económica en varias fuentes y una elección inteligente de la universidad. Típicamente, las instituciones públicas estatales ofrecen un costo de matrícula más barato que sus alternativas fuera de estado, y las universidades públicas usualmente son más baratas que las privadas. Las universidades comunitarias son una buena elección para los estudiantes en busca de los certificados o títulos de asociado y proveen ventajas para los estudiantes con presupuestos inflexibles o familias. Los costos de matrícula son bajos. Ya que muchos estudiantes de la universidad comunitaria son no tradicionales, usualmente hay recursos flexibles disponibles a los estudiantes. Investiga tus instituciones prospectivas y habla con un representante de admisión sobre becas o programas para los estudiantes desempleados quienes escogen reingresar en la universidad o asistir por primera vez.

Si estás emocionado en regresar al mercado laboral, una educación técnica podría ser la mejor opción para ti. Los estudios vocacionales se proponen prepararte para entrar a la fuerza de trabajo inmediatamente después de la graduación, y a diferencia de los programas de licenciatura que son de cuatro años, los programas técnicos típicamente duran no más de dos años. Vas a aprender cómo usar e implementar las tecnologías más nuevas y las herramientas necesarias para la vocación que eliges. También es posible que participes en un aprendizaje pagado como parte de tu educación. Si decides perseguir una educación técnica, deberías tener confianza en tu elección de profesión; no es probable que las credenciales que obtienes en la escuela técnica vayan a transferirse a otro camino profesional.

Tan pronto como tengas algunas universidades prospectivas en mente, estima los costos que tendrías que pagar fuera del bolsillo para asistir a cada una. Después, puedes tomar decisiones con consideración a lo económico.

¿Cómo mejoro mi CV o solicitud universitaria para que llame la atención a los representantes de admisión aunque estoy desempleado?

El desempleo no te hace un candidato no competitivo automáticamente, especialmente si estás proactivo durante tu desempleo. Si estás preocupado de que las universidades vayan a pensar que no hacías nada con tu tiempo libre, hay unas cosas que podrías hacer:

  • Haz servicio comunitario. Usa tu tiempo libre para hacer algo significativo, sea trabajo comunitario con tu iglesia, la escuela de tu hijo, el hospital o la facilidad de cuidados paliativos local. A las instituciones prospectivas les gusta ver que hayas seguido con tus pasiones a pesar de los obstáculos en tu camino.
  • Arregla una entrevista como parte del proceso de solicitar la admisión. Con una entrevista, puedes explicar por qué estás desempleado, las circunstancias de tu desempleo y tu motivación de reingresar en la universidad. Abordar el problema directamente en lugar de ignorarlo demuestra que tienes una actitud madura y ambiciosa, la que buscan las universidades.
  • Trabaja freelance. Aun si no puedes encontrar un empleo de largo plazo, puede ser que encuentres trabajos temporales o trabajo por cuenta propia. A la mejor, aprenderás una nueva habilidad, y es otra manera de demostrarle a tu universidad prospectiva que haces el esfuerzo de participar en la comunidad.
  • Toma una clase virtual gratuita. Se ofrecen cursos virtuales masivos y abiertos (MOOC en inglés, por sus siglas) en una variedad de materias. Usualmente son gratuitos y siempre puedes completar tus estudios a tu ritmo. Puedes estudiar desde casa, y tan pronto como completas la clase, puedes agregarla a tu CV o a la lista de tus habilidades.

Página actualizada: 09/2017