Quizás tengas la impresión de que la ayuda económica es solo para estudiantes que van directo de la secundaria a la universidad. Afortunadamente, tienes la impresión equivocada. No hay límite de edad para la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés), y hay becas especialmente dirigidas a los estudiantes de regreso y adultos. Si estás empleado, quizás incluso seas apto para recibir ayuda financiera a través de tu empleador. Sigue leyendo para conocer sobre las opciones que tienes para financiar tu educación.


Compara todos los programas en los que estés interesado.

  • Descubre si tus instituciones elegidas son con o sin fines de lucroLas instituciones sin fines de lucro generalmente son más económicas que las con fines de lucro, ya que éstas tienden a alzar sus precios para combatir los paquetes de ayuda económica federal de sus estudiantes. También es probable que las universidades sin fines de lucro ofrezcan descuentos a los estudiantes de su estado, abaratando los precios de asistencia.
  • Compara los precios de los programas de estudios virtuales con los presenciales. Aunque parezca que los programas virtuales sean más económicos, quizás éste no siempre sea el caso. Si tu posible institución es sólo virtual, compara con los costos de asistencia a una institución tradicional que ofrece clases virtuales. Quizás encuentres que una es más económica que la otra, a pesar de ofrecer el mismo programa.
  • Compara la duración de cada programa que estés considerando. Si un programa es más largo, pero el título es el mismo, haz una comparación de costos. ¿Es porque un programa es a medio tiempo y el otro a tiempo completo?, ¿Es porque estás ganando créditos para conocimiento previo en una universidad pero no en la otra? Recuerda, si tu inscripción cae debajo de la mitad de tiempo de cursada, ya no serás apto para un completo paquete de ayuda económica. Quizás valga más la pena asistir a tiempo completo por un corto periodo de tiempo, que perder algo de ayuda económica porque quieres extender el largo de tu programa.
  • Si tienes previos créditos postsecundarios, descubre si tu futura universidad los contará para tu título. Esto te ahorrará tiempo y dinero y te prevendrá de tener que rehacer cualquier curso que ya has completado.
  • Estima los costos fuera de tu presupuesto para cada universidad que estés considerando. Mientras este cálculo no te dará un número exacto, te dará una cifra de campo que puedes usar para hacer tu decisión final. Toma en cuenta el costo de asistencia a la universidad, la cantidad de ayuda económica federal que podrías recibir, cuánto de tu necesidad económica una universidad está comprometida a cubrir, y cualquier beca que has recibido.

Solicita la ayuda económica federal.

Tu primera parada para la ayuda financiera es la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes, o FAFSA. No hay límite de edad para FAFSA , y completarlo asegura que te estás poniendo en marcha para la ayuda económica federal. FAFSA, la cual está disponible desde cada 1ro de octubre, te permite compartir información acerca de tu situación financiera con el Departamento de Educación de los Estados Unidos. Desde allí, FAFSA calcula la contribución esperada de tu familia, o la cantidad de dinero fuera de presupuesto que tendrás que pagar para tu educación.

Una vez que las universidades reciben tus resultados, determinarán tus paquetes de ayuda económica. Algunas universidades cumplen con el 100% de tu necesidad financiera (la diferencia entre el costo de asistencia a la universidad y la expectativa de contribución familiar), mientras otros tienen menos fondos disponible como ayuda económica. Tus paquetes pueden diferir entre universidades, pero deben incluir:

  • Subvenciones: Las subvenciones son dinero gratuito. No necesitan ser devueltos.
  • Trabajo y estudio: El programa federal de trabajo y estudio provee a los estudiantes de campus con empleo que equivale al menos un salario mínimo en gratificación de un trabajo a medio tiempo.
  • Préstamos: El Departamento de Educación de los Estados Unidos concede préstamos. Este dinero debe ser devuelto con intereses.

Considera otras fuentes de ayuda.

  • Ayuda económica institucionalVerifica si tu universidad requiere el Perfil CSS, una solicitud similar a la de FAFSA que quizás sea necesaria para calcular tu paquete de ayuda económica. También considera hablar con un oficial de admisión en tu institución para saber más sobre la ayuda institucional. Las universidades frecuentemente ofrecen becas a los solicitantes competitivos. Quizá tengas que solicitar estas becas para obtenerlas, o quizá sea automático entregando tu solicitud de ingreso a la universidad. Pregunta lo siguiente:
    • ¿Ofrece esta universidad ayuda institucional?
    • ¿La ayuda es basada en la necesidad o en el mérito del estudiante?
    • ¿Qué porcentaje de necesidad financiera cumple la universidad?
    • ¿Hay becas institucionales que son particulares para mi situación (como adulto, como estudiante de reingreso, como padre, etc.)?
    • ¿Cómo se solicita la ayuda institucional, y cuáles son las fechas límites?
    • ¿Igualará competentemente la universidad otras ofertas de ayuda económica de otras universidades?
  • Ayuda económica estatal: La ayuda estatal proviene de tu estado en vez del gobierno federal o tu universidad. Las tasas de matrículas reducidas para los estudiantes residentes caen bajo esta categoría de ayuda económica, y típicamente, la ayuda estatal es limitada a los estudiantes quienes asisten a la universidades en sus estados. Usa este mapa para saber más sobre programas de subvenciones y becas ofrecidos en tu estado.
  • Ayuda económica local: La ayuda económica local está dirigida a estudiantes quienes quieren perseguir títulos específicos que no son ofrecidos por ninguna universidad en sus estados de origen pero sí en algún estado vecino. En estos casos, los estudiantes tendrán costos de matrículas como si fuesen residentes o bien descuentos en los mismos. Conoce sobre ayuda local aquí.
  • Ayuda económica patrocinada por el empleador: Si eres un adulto trabajador, quizás seas apto para la ayuda económica de tu actual empleador en forma de asistencia a los costos de matrícula. El IRS especifica que los empleadores pueden separar $5.250 en fondos libres de impuestos cada año para cada empleado si así lo deciden. Conoce más aquí.

Reclama los créditos fiscales educativos cuando presentas tu declaración de impuestos.

Como un estudiante adulto que no es considerado como dependiente, vale la pena investigar los la imputación de créditos educativos federales. El Lifetime Learning Credit provee hasta $2.000 en exención tributaria si te inscribes en por lo menos una clase de un terciario acreditado. Si tu ingreso es menor a $131.000 (declarando conjuntamente) o $65.000 (declarando como soltero), puedes reclamar este crédito por la cantidad de años que estés cursando. Si aún no has recibido el título de licenciado y estás comenzando un programa, quizá califiques en American Opportunity Credit, el cual provee hasta $2.500 en impuestos por estudiante hasta quatro años. Los individuos deben tener menos de $90.000 y las parejas que declaren conjuntamente deben tener ingresos menores a $180.000. Para más información sobre créditos fiscales, lee este artículo.

Investiga becas privadas.

Las becas privadas no están solamente disponibles a estudiantes quienes estén ingresando a la universidad directamente después de egresar de la secundaria. De hecho, hay becas que apuntan especialmente a estudiantes adultos y de reingreso, veteranos, padres, adultos minoritarios, y adultos de bajos ingresos. Una rápida busqueda de becas en FastWeb o Scolarships.com puede dar buenos frutos. Hay varios programas de becas para estudiantes adultos enumerados más abajo.

Para veteranos, actuales miembros del servicio y dependientes de militares:

  • Programa de Becas Nacionales para Veteranos AmericanosEstas becas están disponible para veteranos y activos miembros del servicio militar con necesidad económica. Proveen entre $1.000 y $3.000 anualmente por hasta cuatro años o una sola indemnización de $1.000.
  • Becas de la Orden Militar del Corazón Púrpura: Esta beca está disponible para ganadores del Corazón Púrpura así también como para sus cónyuges, viudos, y dependientes. Los candidatos aún no deben haber alcanzado el título de grado.
  • Programa de Becas de la Fundación Pat Tillman: Este programa ofrece becas a los miembros del servicio activo que están en la búsqueda de comenzar o continuar su educación universitaria como también a veteranos o cónyuges que están inscritos a tiempo completo. Las adjudicaciones están basadas tanto en mérito como también en necesidad.

Para padres:

  • Premios Soroptimist Live Your DreamLas becas están disponible para mujeres que respaldan a cualquier dependiente (cónyuge, hijos, hermanos o padres) y están inscriptos en programas vocacionales o carreras de grado. Las indemnizaciones tienen un rango de entre $3.000 y $10.000.
  • Fundación Educativa Patsy Takemoto MinkEsta beca ofrece hasta $5.000 a madres con bajos recursos que se esfuerzan para alcanzar sus metas de educación superior. Los estudiantes deben estar inscriptos en acreditadas instituciones sin fines de lucro y estar en la búsqueda de certificados vocacionales, títulos de asociado, primeras licenciaturas, maestrías, o títulos profesionales o de doctorado.
  • Muchas oportunidades para padres estudiantes están al nivel institucional, no nacional. Revisa con tu institución para ver si hay becas para las cuales puedas ser apto.

Para adultos minoritarios:

  • Beca Mujer de Materia de la Dra Blanca Moore-VelezEsta beca está disponible para mujeres afroamericanas quienes tienen por lo menos 35 años de edad y están inscritas en instituciones acreditadas. Hay un ensayo obligatorio como parte de la solicitud.
  • Fondo de Beca HispánicaEste fondo subvenciona becas a los estudiantes hispánicos. Hay becas para todos los niveles de educación: estudiantes universitarios, estudiantes graduados, y estudiantes de cambio de universidades comunitarias. Todos deben estar ingresados a tiempo completo en instituciones acreditadas y sin fines de lucro. Las becas van entre $500 y $5.000 y se obtienen en base a la necesidad económica.
  • Becas de Profesiones SeleccionadasEstas están disponible para mujeres quienes ingresan en campos en lo que predominan los hombres. Las aspirantes deben buscar estar inscriptas a tiempo completo durante el año de beca en uno de los programas diseñados. Las indemnizaciones van desde los $5.000 hasta los $18.000.

Para adultos de bajos ingresos:

  • Fondo de Becas para Mujeres de Jeannette RankinEste fondo provee becas a mujeres quienes tiene al menos 35 años de edad. Las aspirantes deben estar en la búsqueda de educación vocacional, títulos de asociado o primera licenciatura en instituciones regionales o acreditadas en ACICS.
  • Estudiantes adultos en Transición Escolar: Las becas están disponibles para estudiantes adultos quienes están económica, física o socialmente desafiados y quieren mejorar su situación yendo más allá con la educación. Las becas son de entre los $2.000 y $10.000.

Esta lista intenta darte una idea de las opciones de becas privadas que están disponible. No incluye todo, y deberías buscar becas por tu cuenta para encontrar las más compatibles.

Saca préstamos privados como última opción.

Los préstamos privados deben ser devueltos. Los préstamos federales se te ofrecen a través de FAFSA y tu paquete de ayuda económica casi siempre van a ser mejor que los préstamos privados. Los préstamos privados tienden a tener altas tasas de intereses y menos flexibilidad de planes de devolución en comparación con los préstamos federales. Quizá los préstamos privados no sean aptos para condonación de deuda o consolidación directa. Está bien volcarse a préstamos privados si has agotado todas las fuentes de ayuda económica, pero no saques más dinero del que en absoluto necesitas.

Página actualizada: 10/2017