Sin importar si actualmente estás trabajando o no, si estás tomando la decisión de asistir a la universidad, debes tener tus metas profesionales en mente. Estas metas te van a ayudar a determinar las credenciales que obtener (y subsecuentemente cuánto tiempo estarás en la universidad), si necesitas obtener experiencia técnica como parte de tu educación y si vas a tener que continuar tu educación después de la graduación o no. De ahí, puedes identificar el tipo de institución que mejor te sirva.


¿Cómo averiguo el tipo de credencial que necesito?

Si estás trabajando y estudiando a la vez, ¿ya tienes el trabajo que esperas mantener después de recibirte? ¿Necesitas ciertas cualificaciones para seguir adelante en tu carrera, o buscas un cambio total de empleo?

Si planeas en cambiarte de profesión, investiga el campo en el que te interesa entrar. ¿Qué tipo de credencial tiene la mayoría de los profesionales en este campo? ¿Es adecuado un certificado, o necesitas completar la licenciatura para ser competitivo? Determinando qué título necesitas es la manera más rápida de ahorrar tiempo y dinero. No hay necesidad de pasar cuatro años estudiando para obtener la licenciatura si sólo necesitas un título de dos años para obtener el trabajo. Si planeas en regresar a la universidad para enfocarte en una vocación u oficio, considera leer más sobre la educación técnica o la universidad comunitaria.

Algunos trabajos, como la enfermería, requieren que recibas entrenamiento práctico mientras eres estudiante antes de que puedas ser contratado a un trabajo permanente. Otros campos, como ingeniería, topografía y nutrición, requieren que tengas una licencia para practicar o completar un trabajo. Es importante entender los requisitos de la profesión prospectiva durante e inmediatamente después de terminar tu educación. Si no logras las credenciales adecuadas en el momento adecuado, es posible que no vayas a encontrar un puesto.

¿Qué es un profesional autorizado?

Algunas profesiones, como enfermería, terapia, masoterapia o pedagogía, requieren que tengas las habilitaciones adecuadas antes de que puedes trabajar. Cuando investigas el nivel de educación que necesitas para tu campo elegido, recuerda medir el tiempo que te tomará para recibir tus habilitaciones. También es importante considerar que para mantener y renovar tu licencia, certificado u otra habilitación laboral, es posible que tengas que completar programas de educación continuada durante tu carrera.

Las profesiones reguladas y los requisitos de autorización y certificación asociados dependen del estado. Mientras un estado requiere clases continuadas, otro requiere horas laborales supervisadas. El propósito de renovar una licencia o certificado es que un empleador pueda actualizarse sobre los cambios en el campo y aprender sobre nuevas tecnologías o investigación.

Las licencias y certificaciones a veces no son necesarias para las posiciones a nivel principiante en el campo que te interesa pero casi siempre son requisitos si quieres tener más responsabilidades y avanzar en el camino de tu profesión. Si estás empleado en uno de estos campos, tu empleador te va a requerir que completes los pasos de autorización de tu carrera y te va a dar el tiempo para hacerlo.

¿Qué es la experiencia ocupacional?

Si te interesa una profesión como la pedagogía, enfermería o una de varios otros campos, es posible que tengas que conseguir experiencia ocupacional durante tus años de estudio o antes de empezar una nueva posición de empleo. La experiencia ocupacional típicamente consiste de un cierto número de horas prácticas supervisadas o de observación de otros profesionales. Por ejemplo, si estás en entrenamiento para hacerte maestro de la primaria, primeramente tienes que observar a un maestro en su aula por un cierto número de horas. Entonces, tienes que desempeñar el papel de maestro bajo la supervisión de una profesional por un cierto número de horas. Trabajando en una aula, entonces, es parte del currículum tuyo y es esencial si quieres obtener tu título. Trata de mantener una buena relación con los lugares de tus tareas de experiencia ocupacional porque pueden convertirse en una oportunidad de pasantíaaprendizaje o trabajo en el futuro.

Aun si tu programa no requiere que obtengas experiencia ocupacional para recibir crédito universitario o aprobar tus clases, todavía es una buena idea ganar experiencia en tu campo elegido mientras estás estudiando. Fíjate en el sitio web de tu departamento para ver si existen pasantías u oportunidades laborales. Si no te sirve, habla con el encargado del departamento o tus profesores para ver si están al corriente de algunas oportunidades laborales veraniegas o a tiempo parcial. Si no encuentras nada a través de tus conexiones universitarias, siempre te puedes fijar en la red local del campo que te interesa o enviar un correo electrónico a los negocios u organizaciones locales para ofrecerte como pasante, aprendiz o empleado. Si logras encontrar una posición a tiempo parcial, no pidas tantas horas laborales que vayan a sufrir tus tareas universitarias. Hay investigación que indica que los estudiantes quienes trabajan entre 10 y 15 horas semanales son los más probables en terminar sus títulos.

¿A qué tipo de universidad debo asistir?

Sin importar si eres un estudiante de reingreso o si la educación superior es una nueva cosa para ti, tienes que tomar algunas decisiones. Dependiendo del tipo de credencial que esperas obtener, te encontrarás más feliz en una escuela técnicauna universidad comunitariauna universidad grande o una universidad totalmente virtual.

Si no estás motivado para aprender a tu ritmo en casa y si también quieres conocer bien a tus profesores, elige una universidad que requiera que asistas a las clases en persona. Si necesitas una programación de clases flexible, considera tus opciones virtuales o de tiempo parcial. Si sólo necesitas un certificado, es probable que una escuela técnica o universidad comunitaria te sirva mejor. Si esperas tomar clases optativas, vas a encontrar más opciones en una universidad grande, pero vale la pena considerar las universidades comunitarias y virtuales también porque usualmente son tus opciones más baratas. Explora todas tus opciones antes de dedicarte a un tipo de universidad particular.

¿Cómo elijo una universidad?

Cuando gastas tanto tiempo y dinero en tu educación, es crucial que tu título tenga un significado después de la graduación. Hay que elegir una universidad acreditada. Básicamente, los empleadores y posgrados casi nunca aceptan un título de una universidad no acreditada. Evita este problema ahora y elige una universidad acreditada. Puedes obtener más información sobre la acreditación y cómo verificar el estado de acreditación de una universidad aquí.

También es importante considerar si una universidad es con fines de lucro o sin fines de lucro. Mientras universidades de ambos tipos pueden ser acreditados, es posible que encuentres que la reputación y precio de uno de estos tipos de universidad son mejores que el otro tipo. Para más información sobre las diferencias entre las universidades con fines de lucro y sin fines de lucro, haz clic aquí.

¿Sería más fácil terminar mi título virtualmente?

Tomar un pedido de licencia del trabajo—y básicamente de familia también—para asistir a una universidad tradicional no es necesario si no quieres hacerlo. Una variedad de universidades ofrecen programas de título completamente virtuales que te pueden ayudar a lograr tus metas desde casa y a tu ritmo. Dependiendo de tu programa de estudios, puede ser una opción para ti. Algunos programas sólo permiten que sus estudiantes se ingresen en una carrera de artes liberales: un título que indica una educación general en las humanidades, ciencias naturales y ciencias sociales, pero no un entendimiento extenso en ninguna disciplina específica. Las universidades tradicionales y las virtuales ofrecen programas para completar el título por internet. Fíjate con cada universidad que estás considerando para determinar las opciones que hay para tu carrera.

Los programas virtuales típicamente tienen políticas de transferencia liberales. Si la institución a la que asistías en el pasado es acreditada, es posible que puedas transferir los créditos que ya has obtenido para no tener que recursar ciertas materias. También hay programas que ofrecen crédito académico para el entrenamiento militar, certificados o resultados altos en los exámenes (como el examen CLEP que podrías tomar para probar tus conocimientos de una cierta materia). Estas oportunidades pueden reducir drásticamente el tiempo que pasas en la universidad y los costos asociados con las clases.

Para más información sobre las ventajas y desventajas de los programas virtuales, haz clic aquí.

Página actualizada: 09/2017