Discapacidades de aprendizaje
Discapacidades de aprendizaje
Ursula Ferrara / Shutterstock.com

Las discapacidades de aprendizaje son unas de las más comunes discapacidades del desarrollo afectando hasta el 20% de los estadounidenses. Los estudiantes diagnosticados con una discapacidad del aprendizaje pueden tener habilidades deficientes en lectura, escritura o matemáticas (o más de una de estas áreas). Desde la primaria hasta la secundaria, los alumnos con discapacidades de aprendizaje son automáticamente aptos para recibir ayuda y acomodaciones en el aula. Los alumnos que asisten a la universidad, sin embargo, deben buscar las acomodaciones por sí mismos. Con esfuerzo y planeamiento, ¡los estudiantes con discapacidades del aprendizaje pueden progresar en la universidad y más allá!


Descargo de responsabilidad: Cualquier información que puedas encontrar en nuestro sitio web es para educación general y solamente propósito informativo. Tal información no está intencionada ni implícita para ser consejo médico o legal por Student Caffé Corporation. Dicha información está bajo ningún punto de vista completa o exhaustiva, y como resultado, tal información no abarca todas las condiciones, trastornos, problemas relacionados a salud, tratamientos respectivos o planes de recuperación. Deberás siempre consultar a tu médico, a otro prestador de servicio médico o a un abogado para determinar el uso de esta herramienta para tu propia situación o si tienes alguna duda a lo que respecta tu condición médica, tratamiento o plan de recuperación, o situación legal. Cliquea para leer el descargo de responsabilidad completo.

¿Qué son las discapacidades de aprendizaje?

Las Asociación de Discapacidades del Aprendizaje de los Estados Unidos define a la discapacidad de aprendizaje como “un trastorno en una o más procesos psicológicos básicos que puede manifestarse en sí como una habilidad imperfecta en cierto área del aprendizaje, como la lectura, expresión escrita o matemáticas.”

Las discapacidades de aprendizaje (a veces llamadas trastornos de aprendizaje) son discapacidades de desarrollo comunes, afectando hasta el 15–20% de los estadounidenses y 42% de niños que reciben servicios de educación especial en escuelas públicas K–12. Afectan cómo el estudiante aprende, toma informacion y como se expresa. Dependiendo del tipo de discapacidad de aprendizaje que un estudiante tiene, puede estar afectado en la lectura, escritura o matemáticas. Más allá de eso, un estudiante puede estar afectado en más de una de estas áreas (como en el caso de la dislexia, la cual puede afectar tanto las habilidades de lectura como la escritura).

El Manual de Diagnóstico y Estadística, Quinta Edición (DSM-5), el cual es la herramienta de diagnóstico usada por la mayoría de los profesionales de la salud mental, usa el término “trastorno específico de aprendizaje” y lo separa en tres distintas categorías:

  • Trastorno específico de aprendizaje con deficiencia en lectura: Las deficiencias incluyen leer palabras precisamente (cuan a menudo la palabra que se dice coincide con la palabra que está escrita), ritmo de lectura o fluidez (cuán rápido el material es leído), y comprensión lectora (cuán bien el material es entendido).
  • Trastorno específico de aprendizaje con deficiencia en la expresión escrita: Las deficiencias incluyen precisión de deletreo, precisión de gramática y puntuación y claridad u organización de la expresión escrita (cuánto sentido tiene el material escrito y cuan facil es leerlo).
  • Trastorno específico de aprendizaje con deficiencia en matemáticas: Las deficiencias incluyen el sentido del número (cuán fácil es entender qué números son, cómo se relacionan el uno al otro, etc), memorización de datos aritméticos (cuán fácil es recordar tablas de multiplicación, suma simple, etc.), cálculo preciso o fluido (cuán fácil es obtener el número correcto al hacer cálculos matemáticos), y razonamiento matemático preciso (cuan fácil es entender las reglas para utilizar diferentes ecuaciones, usar habilidades para resolver un nuevo problema, etc.).

Las estadísticas de discapacidades de aprendizaje pueden ser difíciles de interpretar, porque algunos individuos que tienen una discapacidad de aprendizaje no se dan cuenta de ello y atribuyen sus síntomas a la falta de inteligencia o motivación. Adicionalmente, algunos individuos tienen una discapacidad simultánea, como el trastorno del espectro autista, trastorno del déficit de atención/hiperactividad (TDAH) o discapacidad intelectual. Esto puede hacer difícil de determinar si un déficit de habilidad es por esa discapacidad o es una discapacidad de aprendizaje subyacente.

¿Cuales son las discapacidades de aprendizaje más comunes?

  • Disgrafia, la cual afecta las habilidades de la escritura del 4–20% de los estadounidenses.
  • Dislexia, la cual afecta las habilidades de lectura, escritura y deletreo del 5–15% de estadounidenses.
  • Discalculia, la cual afecta las habilidades matemáticas del 3–6% de estadounidenses.

¿Cómo y cuándo se diagnostican las discapacidades de aprendizaje?

Normalmente, las discapacidades de aprendizaje no son diagnosticadas hasta que un niño ingresa a la escuela. El tiempo de diagnóstico alrededor de la edad escolar coincide con el hecho de que las discapacidades de aprendizaje primeramente afectan las habilidades académicas como la lectura, escritura y matemáticas—las habilidades a menudo aprendidas después de que el niño se inscribe por primera vez en la escuela primaria. Los niños más pequeños no se involucran con las actividades académicas o pasan tiempo en clase, entonces nunca han confrontado con el material de problemas y por lo tanto no exhiben síntomas de una discapacidad de aprendizaje, incluso si tienen una.

Una vez en la escuela, un maestro o padre puede darse cuenta de que un chico está teniendo problemas en ciertas áreas. Los maestros pueden monitorear el progreso del estudiante, a menudo usando un método como respuesta a la intervención el cual lleva a los estudiantes con problemas a diferentes niveles, los maestros luego pueden coordinar con los padres y otros profesionales para determinar si el estudiantes debe ser referido a más pruebas. Un psicólogo de la escuela podrá diagnosticar una discapacidad de aprendizaje, pero otro médico de la salud mental con licencia puede también (conocido como psicólogo clínico). Una vez dado el diagnóstico, un plan de tratamiento se puede hacer para ayudar al niño a que le vaya bien en la escuela. Esto puede incluir acomodaciones en el aula o tutoria academica especializada.

¿Cómo se trata una discapacidad de aprendizaje?

A diferencia de otras discapacidades de desarrollo, las discapacidades de aprendizaje no pueden ser tratadas con medicación. El mejor tratamiento depende específicamente de las habilidades deficientes, pero generalmente se sigue uno de los tres diferentes caminos:

  • Técnicas especiales de enseñanza incluyendo modificaciones en los estilos de enseñanza para incluir oportunidades de enseñanza visual y táctil; proporcionando retroalimentación inmediata para fortalecer las habilidades; proporcionando notas, contornos y hojas de estudio preimpresas; dibujo de imagenes con problemas verbales; y usando música y rimas para ayudar a la memoria.
  • Modificaciones en el aula incluyendo darle a un estudiante tiempo extra en los exámenes, permitir a un alumno tomar sus exámenes oralmente y permitirles enviar videos en vez de reportes escritos.
  • Uso de la tecnología incluyendo el uso de computadoras para tipear tareas en vez de escribirlas, usando sistema de corrección de errores ortográficos y usando programas de computadoras para prácticas matemáticas.

Ya que las modificaciones de aula están hechas a medida de las deficiencias de habilidades de cada individuo, el psicólogo, maestro y los padres de cada alumno trabajarán juntos para desarrollar una lista de las acomodaciones que sean las mejores para ayudar a que el estudiante tenga éxito. Por ejemplo, los estudiantes que tienen disgrafía pueden recibir acomodaciones que les permita tomar exámenes y expresen su conocimiento en maneras que no involucren la escritura, como tomar exámenes oralmente. Los estudiantes con dislexia, sin embargo, pueden beneficiarse de las acomodaciones que mitigan sus déficits de lectura, escritura y ortografía, como el tiempo extra en las pruebas y el uso de la revisión ortográfica.

Por la manera en que las discapacidades de aprendizaje afectan el cerebro, los alumnos diagnosticados con discapacidades de aprendizaje tienen una incrementada probabilidad de tener otros trastornos coexistentes. Los ejemplos de tales condiciones comórbidas incluyen TDAH, problemas de coordinación del lenguaje o motoras, problemas con la regulación emocional y trastorno tic. Estos necesitan ser tratados por separado de la discapacidad de aprendizaje del alumno, aunque algunas opciones de tratamiento pueden solaparse.

¿Cómo afectan las discapacidades de aprendizaje a un estudiante?

Aunque las discapacidades de aprendizaje no son poco comunes, los síntomas de una discapacidad de aprendizaje pueden ser fácilmente pasadas por alto. Esto se puede deber a que los síntomas son atribuidos a una falta de inteligencia o motivación del estudiante o porque el estudiante está tratando activamente de ocultar sus síntomas para que no sean notorios.

Los síntomas comunes de las discapacidades de aprendizaje incluyen:

  • Una discrepancia entre el desempeño del estudiante y el nivel en el que debería poder desempeñarse
  • Pereza o falta de esfuerzo
  • Distraerse con facilidad
  • Evadir la atención (por ejemplo, sentarse al final del aula, no participar en clases)
  • Actuar (por ejemplo, ser el payaso de la clase, ser desafiante, o fingir que no se preocupa por la escuela)
  • Evitar rutinariamente las tareas
  • Problemas con el manejo del horario y organización
  • Problemas para tomar exámenes (por ejemplo, entregar rutinariamente sobre el límite de tiempo, ser siempre el último alumno que trabaja en una tarea programada)

Adicionalmente, los estudiantes con discapacidades de aprendizaje pueden tener problemas en situaciones sociales debido a su comportamiento inmaduro; dificultades para interpretar las señales sociales; y falta de control de impulso, juicio y razonamiento lógico.

Aunque estos síntomas pueden causar dificultades en el aula, una vez que una discapacidad de aprendizaje está identificada y diagnosticada, hay ayuda disponible para que los alumnos tengan éxito.

¿Cómo los estudiantes con discapacidades de aprendizaje tienen éxito en la escuela primaria y secundaria?

Los estudiantes con una discapacidad de aprendizaje diagnosticada son aptos para recibir ayuda desde la escuela primaria hasta la secundaria a través del Programa de Educación Individualizada (IEP, por sus siglas en inglés) o un plan 504. Los IEP son planes para instrucción individualizada que incluyen metas mensurables y seguimiento de progreso. Los planes 504 están diseñados para asegurar que los estudiantes que necesitan acomodaciones y ayuda en el aula, las reciban.

En el caso de las discapacidades de aprendizaje, un IEP o un plan 504 puede indicar que un alumnos debe recibir apoyo de uno a uno por su déficit de habilidad (por ejemplo, ocasionalmente es llevado de su aula regular para trabajar en habilidades específicas) o ajustes al ambiente de su aula. La meta es ubicar al estudiante en el ambiente menos restrictivo, lo que significa que estas ayudas deben buscar ayudar al alumno a ser exitoso en un aula de educación general tanto como sea posible (en lugar de en un aula de educación general).

Conoce más sobre los IEP y los planes 504 aquí.

¿Pueden los estudiantes con discapacidades de aprendizaje ir a la universidad?

¡Absolutamente! Los datos del año escolar 2008–2009 muestran que alrededor del 31% de los estudiantes con discapacidades asistiendo a la universidad tienen una específica discapacidad de aprendizaje. Aunque quizás necesites hacer esfuerzos extras o encontrar recursos que te ayuden, la universidad es completamente alcanzable.

¿Sabrá mi universidad que tengo una discapacidad de aprendizaje por mi solicitud?

Una universidad no sabrá sobre tu discapacidad de aprendizaje a menos que decidas revelarle tu diagnóstico. Con la Ley de Portabilidad y Responsabilidad del Seguro de Salud, las leyes de privacidad previenen a los médicos y otras entidades de compartir esta información sin tu consentimiento. Pero ten en cuenta que si no decides revelar tu discapacidad, tampoco puedes recibir acomodaciones o servicios especiales. Adicionalmente, incluso si tu universidad descubre tu diagnostico, seria ilegal que esa información sea usada en tu contra sin violar la Ley de Estadounidenses con Discapacidades.

Aunque el 94% de alumnos de secundaria con una discapacidad de aprendizaje reciben asistencia, solo el 17% de los estudiantes universitarios con discapacidades de aprendizaje utilizan los recursos disponibles en su institución. Si sabes que necesitarás ayuda, será mejor revelar tu discapacidad con tu universidad así puedes usar los recursos disponibles específicamente para ti.

¿Qué recursos están disponibles para estudiantes con tu discapacidades de aprendizaje en la universidad?

Si decides o no revelar tu discapacidad de aprendizaje, hay muchos recursos disponibles para ti en el campus. Envía un correo electrónico a tus profesores cuando haya una tarea que te deje boquiabierto, y visita la oficina de tus asistentes de enseñanza y profesores cuando cuando necesites ayuda uno a uno. A los bibliotecarios a menudo se los subutiliza, pero pueden ayudarte a buscar materiales o solicitar documentos o libros de otras bibliotecas. También puedes contactar a tu consejero si te encuentras con tantas dificultades que piensas en dejar una clase o quieres ayuda para determinar qué niveles de clases deberías inscribirte cada semestre. Adicionalmente, los centros de escritura, los centros de matemáticas y los tutores pares están a menudo disponibles en los campuses.

Ten en cuenta que si deseas acomodaciones similares a aquellas que has recibido en la escuela secundaria, deberás revelar tu discapacidad a tu universidad. Contacta a la oficina de discapacidad de tu escuela para conocer más sobre los formularios requeridos (la nota de un doctor, una lista de las acomodaciones necesarias, tu historia clínica) para tener tu discapacidad en las actas. Una vez que tu escuela sabe que tienes una discapacidad, tus profesores y consejeros serán informados. Esto no te dará una ventaja sobre tus compañeros en el aula (se te requerirá desempeño al mismo nivel), pero te da la habilidad de obtener cualquier acomodación que puedas necesitar para desempeñarte igual que tus compañeros. Estas acomodaciones pueden incluir un dispositivo de grabación si tienes problema para tomar notas o tiempo extra en los exámenes si tienes luchas para leer materiales, entre otras cosas.

Si sientes que necesitarás ayuda más intensiva, algunas escuelas ofrecen programas diseñados para estudiantes con discapacidades de aprendizaje. Cada programa es diferente, pero encontrarás que estos apoyos incluyen tutoría especializada, reuniones con consejeros regularmente programadas y registro prioritario. Aunque puede ser muy duro predecir exactamente que apoyos te beneficiarán más en la universidad, piensa en cuales acomodaciones tuviste en la secundaria. ¿Qué te ayudó a tener éxito? Mira a las universidades que tienen apoyo similares en su lugar.

¿Qué más puedo hacer para ser exitoso en la universidad a pesar de mi discapacidad de aprendizaje?

  • Conoce tus fortalezas y debilidades y planifica por ellas.
  • Pregunta a tus profesores tiempo antes si puedes grabar o filmar las clases.
  • Estudia el material en la manera en la que has tenido éxito antes.
  • Usa cualquier asistencia que esté disponible para ti.
  • Busca ayuda extra y da a conocer cuando la necesitas. El personal de la oficina de discapacidad de tu escuela, tus profesores y tus consejeros están allí para ayudarte.

Página actualizada: 05/2018