Las ferias de estudios universitarios proveen a los estudiantes la oportunidad de interactuar con representantes de admisión o ex-alumnos de docenas de universidades en la misma hora y en el mismo lugar. Las ferias de la Asociación Nacional de Asesoramiento de Admisión Universitaria (NACAC, por sus siglas en inglés) son gratis y están abiertas a todos los estudiantes quienes quieren aprender más sobre sus futuras opciones. Tienen lugar dos veces al año en muchos sitios de todo el país. Mientras NACAC es el anfitrión de las ferias de estudios universitarios más conocido, es posible que su secundaria u otra secundaria local también organice una feria, así que ¡esté atento! En lugar de visitar cada universidad en su lista, empiece con la feria de estudios universitarios y restrinja sus opciones de visita basado en lo que aprende en la feria sobre cada institución. Después, puede aplicar su tiempo (y dinero) a la investigación continua de las universidades que les siguen interesando.


Aprenda por qué debe asistir a las ferias de estudios universitarios.

Los asesores académicos y los ex-alumnos de las universidades estadounidenses asisten las ferias de estudios universitarios para hablar con los estudiantes. Algunas escuelas secundarias albergan estos eventos, pero la mayoría tienen lugar en un centro comunitario o de conferencia. La Asociación Nacional de Asesoramiento de Admisión Universitaria (NACAC, por sus siglas en inglés) alberga ferias de estudios universitarios en todas partes de los Estados Unidos en la primavera y el otoño de cada año. Hay ferias separadas para los estudiantes interesados en las artes escénicas y visuales, en las ciencias y en las universidades internacionales. A través del sitio web NACAC, puede encontrar una feria de estudios universitarios cerca de su casa y registrarse. Estas ferias son gratuitas y abiertas al público pero ahorraría tiempo con una registración con anticipación. ¿Necesita más razones para asistir?

  • Sabrá sobre universidades desconocidas. En las ferias de estudios universitarios, los estudiantes en sus primeros años de la escuela secundaria pueden determinar sus preferencias universitarias iniciales y descubrir las universidades que no reconocen. Mientras puede parecer que falta mucho tiempo hasta que asista a la universidad, ya puede hacerse un solicitante más competitivo con la participación en actividades extracurriculares y el tomo de clases exigentes. Saber el tipo de universidad que le interesa lo puede guiar en sus elecciones académicas y extracurriculares.
  • Aprenderá sobre oportunidades específicas a ciertas universidades. Algunas universidades tienen campamentos de verano u oportunidades de aprendizaje para los estudiantes de la escuela secundaria. Si le interesa cierta universidad, no hay mejor lugar de aprender sobre su oferta (para los estudiantes antes de solicitar admisión y para los alumnos universitarios) que la feria de estudios universitarios. Puede ser que tomar un curso de verano de dos semanas en Harvard sea una buena manera de determinar si Harvard es la universidad de sus sueños. Quizás otra universidad tenga un club de Habitat for Humanity que trabaja con voluntarios de la secundaria durante el verano. Es mejor hablar sobre sus oportunidades en persona que investigarlas en la internet.
  • Recibirá oportunidades de desarrollar su red profesional. Los estudiantes en sus últimos dos años de la escuela secundaria (y los estudiantes precoces más jóvenes) se pueden contactar con los representantes de admisión para hacer preguntas sobre la universidad y su proceso de solicitudes actuales o futuras. ¿Tiene alguna pregunta sobre cómo programar una entrevista con un representante de admisión? ¿Quiere saber si la clase de biología AP o química AP se ve mejor en su expediente académico? En estas ferias, puede pedir tantos consejos como sea posible. Los representantes de admisión lo pueden poner en contacto con estudiantes actuales o ex-alumnos quienes viven en su región para que obtenga provecho sobre cómo es ser estudiante en el campus.
  • Se familiarizará con la vida estudiantil. No puede aprender toda la información sobre una universidad con investigación en la internet o un libro guía. En una feria de estudios universitarios, los representantes de admisión pueden contestar las preguntas que Google no puede. Los representantes en la feria de estudios universitarios pueden pintar una imagen de la vida estudiantil. Pueden opinar sobre el estudiante corriente de la universidad, y usted puede empezar a evaluar si se sentiría cómodo en el campus o si tiene ganas de visitarlo. Pregunte si se ofrecen programas de verano o eventos; los dos presentan buenas oportunidades de experimentar la vida estudiantil antes de comprometerse a la universidad.
  • Aprenderá sobre los requisitos de admisión. Si usted hace las preguntas, los representantes de admisión le pueden dar consejos honestos sobre cómo mejorar su solicitud de admisión universitaria. También pueden ayudarlo a determinar si su promedio y sus resultados en los exámenes estandarizados son adecuados para la admisión.
  • Ahorrará dinero en las visitas universitariasHaciendo una visita a todas las universidades bajo tu consideración te podría salir caro. En una feria de estudios universitarios, puedes "visitar" a cada universidad que te interesa de manera que todavía te permite aprender sobre la instititución, hacer preguntas y pedir consejos sin gastar todos los ahorros. Después puedes usar tus nuevos conocimientos para decidir a cuáles universidades visitar en persona.
  • Aprenderá a hablar con un representante de admisión. Muchas universidades piden que los estudiantes completen una entrevista con un representante de admisión o un ex-alumno como parte de su solicitud. Tendrá éxito si aprende cómo interactuar con estos profesionales antes de su entrevista. Sus encuentros en la feria de estudios universitarios son como un ensayo. Hable claramente, tome apuntes y, si un representante de admisión le da un consejo sobre su presentación o su forma de hablar, hágale caso.
  • Mostrará curiosidad. Si necesita una manera simple y barata de mostrar interés en una universidad sin hacer una visita, asistir a una feria de estudios universitarios es su solución. Anote el nombre y correo electrónico del representante a quien conoce. Cuando usted conoce a un representante de admisión, se toma nota en la carpeta de solicitud. Es bueno. Demuéstrele al comité de admisiones que usted se tomó el tiempo de bien investigar la universidad.
  • No tiene nada que perder. Las ferias de estudios universitarios son gratuitas, y el número de universidades que participan es mucho más grande que de que podría visitar en persona. Tome unas horas para explorar cada puesto y aprender sobre las opciones que todavía no ha considerado. Como un bono adicional, podría hacer nuevos amigos, presentarse a los representantes de admisión y posiblemente encontrar la universidad de sus sueños.

Localice su feria y regístrese.

Antes que nada, decida a qué tipo de feria quiere asistir: la feria nacional de universidades; la de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas; o la de los artes escénicos y visuales. La que elige debe depender de sus intereses. ¿Quiere asistir a una universidad con un buen programa de ingeniería? Elija la feria de ciencias. ¿Quiere estudiar ballet y después pertenecer a una compañía de danza? Una feria de los artes sería su mejor opción. Si todavía no sabe cuál camino escoger, está bien. La feria nacional de universidades en su región le dará un resumen de todos los tipos de universidades y programas. Aprenderá información valiosa para ayudarlo con su decisión final durante el proceso de solicitar la admisión. Si no sabe si una universidad de investigación o una de artes liberales sería mejor para usted, vale la pena asistir a los dos tipos de ferias de estudios universitarios.

La registración es completamente gratis y puede completarla con anticipación para no tener que hacer fila para registrarse el día de la feria. Hay que crear una cuenta e ingresar su información básica (nombre, dirección, información de contacto, día de cumpleaños y género). También hay que listar su concentración prospectiva (si todavía no sabe, ponga uno o dos áreas de interés académico o liste su concentración como no decidida), la temporada en la que planea empezar la universidad, el nombre de su secundaria actual y si usted es estudiante internacional, de cambio o no tradicional. Tiene la opción de ingresar información sobre sus actividades extracurriculares y sus resultados en el SAT o ACT. NACAC pide esta información porque cuando asiste a la feria, recibirá un código de barras personal. Si una universidad le interesa, usted puede escanear su código de barras en el puesto para indicar su interés; la universidad automáticamente recibirá la información asociada con su cuenta.

Lea la lista de asistencia.

Sin importar su año en la secundaria, una feria de estudios universitarios lo puede ayudar. Si usted está en su tercer o último año de la escuela, es posible que ya tenga una lista de universidades prospectivas en mente. Fíjese en el sitio web NACAC y haga clic en la opción en la feria más cercana para ver si sus universidades preferidas van a participar. Si es así, anote el número de puesto para que pueda visitarlo cuando llega a la feria (recibirá un mapa al llegar). Si usted está en su primer o segundo año de la escuela secundaria, considere la feria como una oportunidad de aprender sobre las universidades alrededor del país. Fíjese en la lista de asistencia para ver si reconoce algunos nombres de las universidades participantes o si la universidad de sus sueños está en ésta lista. Visite todas los stands que le interesen, pero no falte a la oportunidad de aprender sobre universidades desconocidas también.

Quizás se da cuenta de que muchas de las universidades participantes están ubicadas en la misma región que la feria. No se decepcione si espera asistir a una universidad en el otro lado del país; aun si no asiste a la feria, aún es una opción. Mientras algunas universidades participantes no son sus universidades de alcance o de sus sueños no significa que no son buenas opciones para universidades de seguridad o de empareje.

Decida con quién asistir.

Mientras parece más divertido asistir a la feria de estudios universitarios con sus tres mejores amigos, aprovechará al máximo si asiste solo o con un adulto de confianza (sus padres, por ejemplo). La mejor universidad para cada amigo probablemente no es la mejor universidad para usted. En lugar de asistir con ellos y explorar las puestos interesantes para ellos, pase tiempo en los stands de las universidades que les interesan. Mientras una feria de estudios universitarios es bastante social, es una oportunidad de hablar con representantes de admisión, no con sus amigos.

Vístase apropiadamente.

No es un buen momento para ponerse vaqueros cortados o una musculosa. Mientras está bien vestirse casual (ya que no es una entrevista), no se vista tan informal que parece que está camino a la playa. Los jeans y camisas son aceptables, o puede vestirse un poco más profesional. Evite la ropa que no llevaría a la escuela (pantalones muy cortos, un traje de baño, etc.).

Prepárese.

Al llegar a la feria, es probable que reciba un mapa. Es útil, y compare el mapa con la lista de universidades de las cuales quiere ver. Use el mapa para navegar estas casetas, pero no tenga miedo de visitar otras también. Los ex-alumnos y los representantes de admisión distribuyen panfletos de información sobre cada universidad y a veces un llavero o lápiz de publicidad. (Y recuerde que aun si no hay mucha gente alrededor de un cierto stand, es probable que todavía ofrezca información valiosa.) Traiga una carpeta, un morral o una mochila para tener un lugar donde poner todos sus recuerdos. También debe tener un cuaderno para guardar sus apuntes; porque los panfletos no siempre contestan todas sus preguntas. Tome apuntes cuando habla con un representante de admisión.

También podría ser una buena idea llevar su CV (si piensa que mejoraría la conversación o si tiene una pregunta específica sobre ello) o su carpeta de obras de arte (podría traer versiones digitales en su lugar). No olvide tener su teléfono para sacar fotos de carteles que no se pueden llevar a casa. Usualmente hay más información en un puesto que no está incluida en el panfleto. ¡No faltará nada si tiene una foto!

Haga preguntas e interactúe profesionalmente.

No es suficiente aceptar el panfleto de cada universidad. Si hay un stand de una de sus universidades prospectivas o de una que le parece interesante, hable con los representantes en la misma. Mientras puede ser fácil discutir la información en el panfleto, use este tiempo de hacer preguntas que no tienen las respuestas ahí o en la internet. Si sí quiere leer el panfleto, no lo haga en la caseta porque mantendría a la gente de atrás en espera. Haga la lectura en un lugar abierto y vuelva al puesto si tiene preguntas.

Dependiendo de la universidad, las personas quienes se encargan de las casetas son o representantes de admisión o ex-alumnos. Los representantes de admisión trabajan para la universidad, pero no es probable que se hayan recibido de la misma facultad. Los ex-alumnos pasaron tiempo en el campus, conocen la vida estudiantil y pueden hablar de sus experiencias. Es probable que algunos criterios de admisión hayan cambiado a lo largo de los años después de que hicieron sus solicitudes y probablemente no saben mucho sobre las fechas límites y los componentes de la solicitud. Modifique sus preguntas dependiente de quién está en la caseta. Aquí están algunos ejemplos.

Preguntas para los representantes de admisión:

  • ¿Cómo son las solicitudes más competitivas a su universidad?
  • ¿Qué recursos hay para los estudiantes interesados en trabajar en el campus (o fuera) durante el semestre?
  • ¿Hay becas o subvenciones para los estudiantes entrantes que no están en la lista de la internet?
  • ¿Qué le gusta más sobre trabajar para esta universidad?
  • Si podría elegir un lema para la universid, ¿cuál sería y por qué?

Preguntas para los ex-alumnos:

  • ¿Qué le gustó más  sobre asistir a esta universidad?
  • Si podría cambiar una cosa sobre esta universidad, ¿qué sería y por qué?
  • ¿Hay algunas tradiciones universitarias en las que participan los estudiantes?
  • ¿Cómo es la vida estudiantil fuera de lo académico?

Mientras habla con la gente en la caseta, sea respetuoso de ellos, de la universidad y de los otros estudiantes en la feria. Es posible que un estudiante le interrumpa su conversación con una pregunta; en lugar de enojarse, escuche a la respuesta y después haga su próxima pregunta. Los representantes de admisión usualmente toman apuntes sobre con quién hablaron en la feria, y es posible que mande una nota sobre su nivel de interés a su carpeta de admisión si usted decide solicitar admisión. Obviamente, no va a querer una nota en su solicitud que dice que usted era antipático o agresivo en la feria de estudios universitarios. Similarmente, los ex-alumnos a menudo dirigen las entrevistas durante el proceso de admisión universitario. Si usted tiene una entrevista con alguien a quien ya conoce, a usted le gustaría que lo recordaran con cariño.

Pida información de contacto y dé seguimiento.

Cuando obtiene el nombre e información de contacto de un representante de admisión, usted tiene una línea directa a alguien que podría ayudarlo si tiene dudas sobre el proceso de admisión en el futuro. Pida su correo electrónico o su tarjeta de presentación y dé seguimiento si tiene preguntas. Aun si no, puede ser una buena idea mandar un correo breve para dar gracias por su tiempo en la feria de estudios universitarios. Demuestra interés en la universidad, madurez y respeto. Si decide solicitar admisión en esta universidad, su contacto con la universidad (la que indica su interés) será documentado. Además, sabrá a quién contactar para arreglar una visita universitaria.

Página actualizada: 02/2017