Una discapacidad puede ser algo con lo que naces, o se puede desarrollar más tarde en la vida. También te puedes volver incapacitado por circunstancias de están enteramente fuera de tu control; un derrame cerebral, un accidente automovilístico, o una enfermedad. Las discapacidades incluyen deficiencias físicas y mentales, lo que significa que afectan una parte del cuerpo o la manera en la que el cerebro funciona. Se calculó que casi un 20% de la población de los EEUU tenía incapacidad en 2010. Si vives con una discapacidad, no estás solo.


Descargo de responsabilidad: La siguiente información sirve solamente para un propósito educativo como servicio al público. No es consejo legal ni sustituto al consejo legal. La información contenida en este sitio web podría reflejar los actuales desarrollos legales o no; por lo tanto, no se promete ni se garantiza que la información de este sitio web sea correcta ni completa. No debe ser considerada como una indicación a futuros resultados. Ya que el consejo legal requiere de un conocimiento de las circunstancias específicas de cada caso, no se debe sustituir la presente información para asistencia efectiva de letrado. En consecuencia, los materiales en este sitio web no constituyen consejo legal.

¿Qué es una discapacidad?

Una discapacidad es cualquier condición física o mental que afecta sustancialmente a la vida diaria. Una discapacidad puede ser congénita, lo que significa que un individuo nace con su discapacidad como resultado de una anormalidad cromosómica o genómica, trastorno genético neuronal, infección, o exposición al alcohol o drogas. Otras discapacidades se desarrollan al pasar el tiempo como resultado de una lesión o enfermedad que ocurre más tarde en la vida o como resultado de una experiencia (trastorno de estrés postraumático, por ejemplo)

Bajo la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés), una discapacidad debe limitar por lo menos una actividad importante de la vida o una función corporal incluyendo, entre otros, dormir, oír, caminar, hablar, ver, respirar, comer, aprender, leer, pensar, o cuidarse a uno mismo. Algunas personas con discapacidades puedes no ser capaces de trabajar o vivir por sí mismos, mientras que otras funcionan perfectamente bien con medicamentos, terapia, o dispositivos de asistencia. Los dispositivos de apoyo pueden varias desde sillas de ruedas, bastones, y prótesis hasta programas de asistencia cognitiva, animales de servicio, y máquinas de ruido. Los dispositivos de asistencia están destinados a ayudar a una persona con discapacidad a vivir lo más comodamente posible. A veces, debido a la ayuda de un dispositivo de asistencia u otra razón, las discapacidades pueden ser más fáciles de percibir por otras personas. Otras discapacidades (muchas discapacidades de aprendizaje, por ejemplo) no se ven por extraños, pero eso no las hace para nada menos reales para las personas que las están experimentando.

No hay una lista exclusiva de condiciones que estén definidas como discapacidades bajo la ADA; “discapacidad” se usa como término legal, no como término médico, bajo la definición de ADA y como propósito de clarificar, una persona con una discapacidad puede tener una deficiencia física, una deficiencia mental, o ambas.

  • Nota: La Ley de Educación para Individuos con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés) protege a los estudiantes K–12 y ordena que todas las agencias públicas, incluyendo las universidades, aseguren que los niños con discapacidades tengan acceso a la intervención, especial educación, y servicios relacionados a su discapacidad. Por los propósitos de la IDEA, una discapacidad debe afectar negativamente el desarrollo de un estudiante en escuela. Para más información sobre la IDEA y tus derechos como estudiante K–12, lee este artículo.

En tu investigación más profunda, puedes encontrarte con otros términos más especializados. Las deficiencias sensoriales, por ejemplo, se refieren a cualquier discapacidad que afecta cualquiera de los sentidos (la vista, audición, el tacto, el gusto, el olfato, y/o la percepción del espacio) y luego pueden ser divididas entre deficiencias visuales y deficiencias auditivas, entre otras. Mientras estas deficiencias pueden ser agrupadas en la definición de ADA, estos términos son todavía muy importantes porque les permiten a la gente hablar sobre las necesidades específicas y experiencias. De hecho, la mayoría de las personas clasificaría sus propias discapacidades con mucha menos generalidad que los términos genéricos de ADA (por ejemplo, una deficiencia auditiva o una dificultad de aprendizaje) o muy específicamente (por ejemplo, sordera o dislexia), y debe tenerse en cuenta que no existe experiencia que todas las personas con discapacidades comparten, incluso si tienen la misma condición.

¿Qué es una deficiencia física?

Una deficiencia física es cualquiera que afecte el cuerpo físico. Esto puede ser una enfermedad neurológica (como la epilepsia), un trastorno inmunológico (como VIH o SIDA), ceguera o ceguera parcial, sordera o sordera parcial, o la pérdida de un miembro del cuerpo. Cualquier cosa que afecte uno de los sistemas del cuerpo es también considerado una deficiencia física. Los órganos y sistemas afectados pueden incluir; cerebro; músculos; esqueleto; pulmones y respiración; corazón, sangre y circulación; el sistema endocrino; el sistema linfático; el sistema inmunológico; estómago e intestinos; órganos reproductivos; trecho urinario; cualquier cosa que afecte la función de los ojos, orejas, nariz, lengua, o el sentido del tacto; y la piel.

  • Las deficiencias más obvias son aquellas que afectan el movimiento del individuo y requieren que éste use una silla de ruedas, prótesis de extremidades, o muletas. Sin embargo, las deficiencias físicas incluyen enfermedades y condiciones genéticas que pueden ser invisibles al ojo humano, como las migrañas, trastorno de tiroides, y enfermedades cardíacas.
  • Podría decirse que el embarazo puede ser considerado un impedimento físico, pero como es a corto plazo y no impide significativamente las funciones normales, no cuadra en el criterio para una discapacidad. Sin embargo, si hubiese complicaciones del embarazo, y como resultado, un individuo ya no tiene la función urinaria normal y necesita llevar una bolsa de colostomía para el resto de su vida, por ejemplo, eso sería considerado una discapacidad.

¿Qué es una deficiencia mental?

Una deficiencia mental es cualquiera que afecte el nivel de inteligencia o las habilidades de la vida de un individuo. Éstas son deficiencias crónicas, de por vida, pero con educación especial y/o terapia, los individuos pueden aprender las habilidades vitales (sociales y prácticas) que son necesarias para funcionar en la vida del día a día. Tanto las discapacidades intelectuales como las de aprendizaje son consideradas deficiencias mentales ya que un individuo está funcionando por debajo del nivel de su edad o tiene problemas para aprender el material que debe ser accesible en su nivel de grado. Las deficiencias mentales también abarcan enfermedades mentales (incluyendo el alcoholismo), trastornos del comportamiento (por ejemplo, TDAH, TEPT, o trastorno emocional) , y el síndrome cerebral orgánico crónico (función mental disminuida como resultado de un derrame cerebral, trauma cerebral, infección, o enfermedad degenerativa).

Los individuos pueden no nacer con impedimentos mentales, aunque algunos sean congénitos. Los síntomas de la esquizofrenia, por ejemplo, típicamente se revelan entre la edad de 15 y la edad de 25. Un estudio hecho por el Instituto Nacional de Salud Mental ha encontrado que el 75% de todas las enfermedades mentales se desarrollan hasta la edad de 24. Estos trastornos pueden también incluir ansiedad, trastorno de depresión severa, depresión maníaca, y trastorno de estrés postraumático. De la misma manera, un individuo puede desarrollar una deficiencia mental como resultado de un accidente, accidente cerebrovascular, o un infarto agudo de miocardio. Éstas pueden afectar el cerebro de tal manera que un individuo sufre de pérdida de memoria o pérdida de función mental.

Independientemente de cuándo una deficiencia se desarrolla, si impacta significativamente la habilidad de un individuo de realizar una actividad vital, califica como discapacidad bajo la ADA, incluso si es controlada con medicación.

¿Qué es una discapacidad de aprendizaje?

Una discapacidad de aprendizaje es un tipo de impedimento mental que limita los métodos tradicionales de aprendizaje. Los estudiantes con discapacidades de aprendizaje pueden tener problemas al leer, comprender lo que leen u oyen, deletrear, escribir, resolver problemas matemáticos, desarrollar habilidades de razonamiento, hablar, o recordar información aprendida anteriormente. Tener una discapacidad de aprendizaje no indica que un estudiante tiene un IQ menor al del promedio, simplemente que un estudiante tiene problemas para mantenerse al ritmo de sus compañeros debido a la forma en la que su cerebro está conectado. Ya que las discapacidades de aprendizaje no pueden ser curadas, los alumnos con discapacidades de aprendizaje pueden aprender técnicas para sobrellevar sus debilidades académicas y alcanzar el éxito académico con la ayuda de métodos alternativos de enseñanza.

Las discapacidades de aprendizaje más comunes incluyen:

  • Trastorno de procesamiento auditivo: Una discapacidad caracterizada por la dificultad de asociar sonidos a sus significados; esto puede estar ligado al idioma (trastorno del procesamiento del lenguaje) o envuelve todos los sonidos que el individuo oye.
  • Discalculia: Una discapacidad caracterizada por la dificultad de resolver problemas matemáticos y comprender los conceptos asociados.
  • Disgrafia: Una discapacidad caracterizada por la dificultad de escribir a mano, la dificultad de deletrear, o ambas.
  • Dislexia: Una discapacidad caracterizada por la dificultad de leer, lo que resulta con dificultad para comprender el material escrito.
  • Discapacidad de Aprendizaje No Verbal: Una discapacidad caracterizada por habilidades verbales altas pero habilidades sociales bajas y baja motricidad fina también como problemas al interpretar señales visuales, problemas para cambiar de rutina, y problema para seguir instrucciones.
  • Trastorno de Proceso Visual: Una discapacidad caracterizada por la dificultad de interpretar estímulo visual. Colorear entre líneas puede probar dificultad, letras o formas similares pueden ser confusas al leer o escribir (la p y la q, o la d y la b, por ejemplo), o la memoria visual puede también estar afectada.

Algunos estudiantes que sufren de discapacidades de aprendizaje también pueden tener problemas de Trastorno de Déficit de Atención (ADD, por sus siglas en inglés) o Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés), pero ninguno de estos trastornos contribuye a la discapacidad de aprendizaje.

¿Es el Trastorno del Espectro Autista (TEA) una discapacidad de aprendizaje?

Tecnicamente no, pero el TEA puede ir de la mano de discapacidades de aprendizaje. De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Mental, el TEA está caracterizado por cuatro cosas:

  • Problemas sociales en curso que incluyen dificultad para comunicarse e interactuar con otros
  • Comportamientos repetitivos como también intereses o actividades limitadas
  • Síntomas que típicamente reconocidos en los primeros dos años de vida
  • Síntomas que perjudican la capacidad de un individuo para funcionar socialmente, en la escuela o en el trabajo, u otras áreas de la vida

No todos los individuos diagnosticados con TEA van a tener el mismo nivel de deficiencia o incluso mostrar los mismos síntomas ya que el TEA cubre una amplia gama de los trastornos del desarrollo. Sin embargo, los individuos con TEA están protegidos bajo la ADA (siempre y cuando su diagnostico limite sustancialmente al menos una actividad vital) y tienen garantizada la intervención, educación especial, y servicios de la IDEA.

¿Puede una deficiencia que es crónica, pero episódica cumplir los requisitos de discapacidad?

Sí, si tu condición es crónica o recurrente y limita por lo menos una actividad vital cuando brota, cuenta como discapacidad sin importar si estás actualmente experimentado síntomas. Esto incluye condiciones como la epilepsia, el cáncer (incluso cuando está en remisión, si existe la posibilidad de que reaparezca), la diabetes, trastorno de bipolaridad, asma, y trastorno depresivo agudo.

¿Puede una deficiencia que está manejada cumplir con los requisitos de discapacidad?

Sí, sin importar las acciones que estás tomando para mitigar tu deficiencia (tomar medicación, asistir a sesiones de terapia, usar una prótesis en una extremidad o una ayuda de movilidad, usar audifono, estar acompañado de un animal de servicio, o usar tecnología de asistencia), aun cuenta como discapacidad. Bajo la ADA, no se deben tener en cuenta los buenos efectos secundarios de tus técnicas de manejo al decidir si una condición es una incapacidad o no. Los efectos secundarios negativos pueden tomarse en consideración.

Hay una excepción: los individuos que usan lentes de contacto correctivos o anteojos y no están significativamente limitado en la actividad vital de ver cuando usen sus gafas no son considerados en tener una discapacidad. Sin embargo, si los lentes de contacto o anteojos no pueden corregir la vision de un individuo lo suficientemente como para que sea factible ver, son considerados en tener una discapacidad.

¿Qué no cuenta como discapacidad?

Cualquier condición temporaria, corta, y no recurrente (el resfriado común, la gripe, o una torcedura de muñeca, por ejemplo) no es considerado una discapacidad. Tampoco lo son las elecciones de vida; prácticas sexuales inseguras, el uso de drogas ilegales, o las apuestas no son consideradas discapacidades, incluso si tienen un efecto en las actividades de la vida de un individuo.

Página actualizada: 02/2018