La búsqueda universitaria como estudiante con discapacidad
La búsqueda universitaria como estudiante con discapacidad
ESB Professional / Shutterstock.com

Encontrar la facultad perfecta es difícil, especialmente cuando debes asegurarte de que tu futura universidad de hospedaje a tu discapacidad. Siempre que estés calificado para asistir a una facultad (basándote en tus calificaciones, GPA, ensayos, y cartas de recomendación, entre otras cosas), una universidad no puede rechazar tu solicitud en base a tu discapacidad; estás protegido por la ley. Pero, ¿hay algo más que hacer para prepararse para la facultad como estudiante con discapacidad? Y, ¿dónde deberías empezar a buscar?


Descargo de responsabilidad: La siguiente información sirve solamente para un propósito educativo como servicio al público. No es consejo legal ni sustituto al consejo legal. La información contenida en este sitio web podría reflejar los actuales desarrollos legales o no; por lo tanto, no se promete ni se garantiza que la información de este sitio web sea correcta ni completa. No debe ser considerada como una indicación a futuros resultados. Ya que el consejo legal requiere de un conocimiento de las circunstancias específicas de cada caso, no se debe sustituir la presente información para asistencia efectiva de letrado. En consecuencia, los materiales en este sitio web no constituyen consejo legal.

La mayoría de las facultades requieren a los solicitantes enviar puntajes de SAT o ACT. ¿Puedo obtener adaptaciones en esos exámenes?

Sí, pero debes pedir adaptaciones con tiempo de anticipación.

El College Board administra el PSAT/NMSQT y el PSAT 10, the SAT, y los exámenes por materia SAT, así que todas las solicitudes de adaptaciones para cualquiera de esos exámenes necesitan pasar por los Servicios para Estudiantes con Discapacidades del Consejo de Educación Superior (College Board). Los estudiantes cuyas discapacidades limitarían sus capacidades de tomar el examen como se podría ser apto para adaptaciones de el Consejo de Educación Superior.Las discapacidades deben ser documentadas y los estudiantes también deben enviar prueba de que necesitan una adaptación en particular. En vez de trabajar directamente con Servicios para Estudiantes con Discapacidades, es mejor que soliciten al College Board las adaptaciones a través de la institución; esto simplificará el proceso. Si deseas enviar una solicitud escrita por ti mismo, puedes solicitar los formularios por:

  • Correo electrónico: ssd@info.collegeboard.org
  • Teléfono: 212-713-8333 or 609-882-4118 (TTY)
  • Fax: 866-360-0114
  • Escrito: Casilla de correo postal 7504
    London, KY 40742

Una vez que ya hayas recibido adaptaciones en alguna prueba del College Board, ya no tendrás que re enviar documentación para obtener adaptaciones en tu próximo examen del College Board. Las acomodaciones pueden tomar siete semanas para ser procesadas y aprobadas o rechazadas una vez que toda la documentación se recibe; si la solicitud no puede ser aprobada basándose en la documentación prevista, el College Board podría solicitar más, después de la cual la aprobación final puede tomar siete semanas más.

El ACT es administrado por una organización del mismo nombre. Los estudiantes pueden solicitar adaptaciones al momento de registrarse para su prueba ACT, pero la solicitud real debe venir de tu institución antes de la fecha límite de registro; simplemente di que necesitarás acomodos al momento de registrarte y especifica qué tipo de ellos necesitarás. Despues de registrarte, recibirás un correo electrónico con más pasos a seguir. Quizás elijas enviar una solicitud de adaptaciones sin pasar por tu escuela, pero el proceso será más simple si lo haces. Si decides solicitar acomodos por tí mismo prepárate a enviar documentación de tu discapacidad.

¿Y qué hay de las adaptaciones para exámenes AP y las clases y exámenes IB?

Los exámenes de Colocación Avanzada (AP por sus siglas en inglés) están administrados por el College Board, así que puedes solicitar adaptaciones de la misma manera que lo harías por el PSAT/NMSQT, el PSAT 10, el SAT, o los Exámenes por Materia SAT. SI ya has recibido adaptaciones de los exámenes anteriormente mencionados, no necesitas solicitarlas otra vez.

La Organización de Bachillerato Internacional provee adaptaciones a estudiantes en clases IB con discapacidades que requieran “arreglos de evaluación inclusiva.” Su definición de discapacidades es amplia e incluye: condiciones médicas; problemas de salud mental; desafíos físicos; desafíos sensoriales; dificultades sociales, emocionales y de comportamiento; discapacidades de aprendizaje específicas; discapacidades del habla y/o la comunicación. Ya que las adaptaciones no pueden alterar los estándares de los programas o proveer a los estudiantes con ventajas injustas, los estudiantes pueden solicitar adaptaciones si necesitan apoyo tanto en sus clases IB como en los exámenes IB. Habla con el coordinador IB de tu institución para hacer los arreglos necesarios y está listo para proveer documentación de tu discapacidad y de la necesidad de adaptaciones.

¿Cómo encuentro facultades que sean amistosas a las discapacidades?

La institución que elijas debe ser la que cumpla con todas tus necesidades, si necesitas vivienda accesible para silla de ruedas o tiempo extra en tus exámenes; sin embargo, si esperas que se hagan las adaptaciones, debes revelar tu discapacidad a tu institución. La siguiente lista de preguntas tiene la intención de proveerte con un inicio de búsqueda, pero una vez que has creado una lista de posibles facultades, necesitarás hacer más investigación para adaptar tu lista y asegurarte que las instituciones que elijas para solicitar admisión son aquellas donde estarás completamente adaptado y feliz como alumno. Si estás teniendo problemas para comenzar, esta lista realza 50 instituciones amistosas con las discapacidades.

  • ¿Tiene el sitio web de la facultad una página dedicada a estudiantes con discapacidades?
  • ¿Tiene una oficina dedicada a discapacidad?
  • ¿Cómo son las instalaciones médicas del campus? ¿Hay especialistas locales, farmacias e instalaciones de atención de urgencias de urgencia si las instalaciones del campus no son suficientes?
  • ¿Tiene vivienda accesible?
  • ¿Tiene edificios académicos accesibles?
  • ¿Ofrece la facultad ayuda económica específica para estudiantes con discapacidades?
  • Si el campus es amplio, ¿hay combis o transportes que llevan a alumnos de un lugar a otro del campus? ¿Hay combis que pueden llevar a alumnos a negocios locales a hacer mandados?
  • ¿Hay clubes y actividades adaptadas a estudiantes con discapacidades (por ejemplo, básquetbol en silla de ruedas, natación asistida, etc)?
  • ¿Tiene la facultad un programa para veteranos discapacitados?
  • ¿Hay estadísticas sobre la tasa de graduación y la tasa de retención de estudiantes con discapacidades? ¿Puedes encontrar estadísticas sobre el número de alumnos que encuentran trabajo pronto después de graduarse?

Habiendo reducido tu lista de facultades a aquellas que parecen amistosas a las discapacidades, debes tomarte un tiempo para llamar y escribir a las oficinas de discapacidad o a los decanos de alumnos de cada una. Si esperas adaptaciones, cuéntales que deseas tener y pregúntales si ellos pueden hacerlas. Si necesitas vivir en la planta baja de un edificio a menos que tenga ascensores, díselos. Si necesitas que las clases sean grabadas así puedes escucharlas otra vez más tarde, pregúntales si existe la posibilidad. No todas las facultades podrán proveer la exacta adaptación que necesitas, pero se les requiere legalmente que provean una alternativa razonable y efectiva. Si no te gusta la respuesta que obtienes de la oficina de discapacidad, quizás elijas tachar esa institución de la lista.

Después de haber hablado con la oficina de discapacidad o el decano de alumnos, considera contactar a la oficina de admisiones para conocer más sobre sus programas para nuevos ingresantes y posibles alumnos. Si es posible, hacer una visita al campus y ver por ti mismo cuán accesibles son los dormitorios y los edificios académicos te dará una mejor idea sobre la amistosidad de las estructuras en el campus, mejor que leer información desde sitios webs. Esto te ayudará a sentirte en el campus y conectarte con otros alumnos, así puedes decidir si la facultad en sí es una buena elección.

Una vez que tengas un lista completa de universidades amistosas a las discapacidades en las cuales estés interesado y que concuerden con tus necesidades y expectativas, necesitarás reducirla más hacia las cuales puedes costear y hasta donde tus calificaciones, puntajes y actividades extracurriculares son suficientes para ser admitido.

¿Son los edificios del campus accesibles para individuos con discapacidades?

Desafortunadamente, no. Muchos edificios que fueron construidos antes de que la ADA fuera aprobados no era accesibles para individuos con discapacidades. Sin embargo, a pesar de sus antigüedades, no hay edificios públicos que estén exentos de la ley. Cuando nuevos edificios se construyen o los más antiguos se someten a renovaciones, los edificios deben ponerse en conformidad con la ADA y ponerse a disposición de personas con discapacidades en la medida en la que sea estructural y financieramente posible.

Los edificios de carácter privado y no abiertos al público (casas, por ejemplo) no se les requiere cumplir con la ADA. Sin embargo, a los edificios de carácter privado y uso público sí. Esto incluye, pero no se limitan a, hoteles, restaurantes, bares, cines y/o teatros, salas de conciertos, centros de convenciones, negocios, escuelas, facultades, gimnasios, museos, parques, zoológicos, estaciones de servicio, y consultorios médicos.

Las regulaciones ADA determina cuatro prioridades de accesibilidad al hablar de edificios:

  1. Estacionamiento y entrada
  2. Acceso a bienes y servicios
  3. Baños públicos
  4. Utilidades públicas (teléfonos, dispensers de agua, etc.)

Tienes el derecho de poder entrar a un edifico con facilidad, acceder a lo que el edificio ofrece (si es una residencia, una cafetería o un aula), y acceder a los baños y fuentes de agua. Si originalmente se te asigna un aula donde no obtienes esas cuatro cosas, puedes solicitar a la facultad se acomode a tu discapacidad. Típicamente, en dichos casos, tu facultad mudará a la clase entera a un aula accesible en un edificio accesible en vez de reequipar el actual edificio para hacerlo accesible; esto es completamente legal. Si estás viviendo en el campus, tu vivienda será tratada de la misma manera. Mientras muchas residencias universitarias no son accesibles, si hay nuevas residencias accesibles, la oficina de vivienda te asignará una en vez de empezar a reconstruir los edificios no accesibles.

También tienes el derecho de poder acceder a las actividades universitarias, como a eventos deportivos, actos, festivales y ferias laborales; estos eventos deben ser llevados a cabo en espacios comunes accesibles. No tendrás problema con esto en la abrumadora mayoría de las instituciones postsecundarias; ya que la ADA ha mandado igual acceso desde 1990 y las instituciones han cumplido. La ADA recibió actualizaciones significativas en 2010; a las facultades se les requiere tener instalaciones de recreación accesibles, más espacios accesibles en estacionamiento y más puntos de ingreso accesibles a edificios; más, residencias universitarias reguladas más rigurosamente. Si sientes que no tienes igual acceso a todo lo que la facultad tiene para ofrecer, contáctate con la oficina de discapacidad.

¿Cómo costeo la facultad como estudiante con discapacidad?

Tu primer paso en recibir ayuda económica es completar la Solicitud Gratuita para Ayuda Estudiantil Federal (FAFSA, por sus siglas en inglés).Esta solicitud toma información financiera tuya (y de tu familia) y calcula una contribución familiar esperada, o, cuánto el gobierno cree que puedes pagar de tu bolsillo para la matrícula y cuotas. Esta información es luego transmitida a las facultades a las que has solicitado admisión o has planeado solicitar así pueden calcular tu fallo de ayuda economica. La FAFSA está disponible cada 1ro de Octubre en año calendario, así que te conviene solicitar temprano. Debes re solicitar por ayuda economica cada año que estés en la facultad para recibir fondos. Puedes recibir tres tipos diferentes de ayuda económica federal.

  • Los subsidios son sumas de dinero que no tienen que ser devueltas. Tanto las Subvenciones Federales Pell como los Subsidios Federales de Oportunidad de Educación Complementaria se ofrecen a los alumnos de familias de bajos recursos que puedan demostrar necesidad financiera. Otros subsidios están disponibles para alumnos que estén interesados en perseguir una carrera en educación o medicina, los alumnos que han tenido por lo menos un padre fallecido en combate después del 11 de Septiembre de 2011, y alumnos que estén actualmente o hayan estado involucrados en el sistema de cuidado de crianza.
  • Los préstamos se ofrecen a alumnos con y sin demostración de necesidad económica, y deben ser devueltos. Los préstamos federales siempre van a ser una mejor opción que los préstamos privados, en parte, porque su intención es proveer beneficios especialmente para estudiantes. Mientras estés en la facultad por lo menos a tiempo parcial no necesitarás devolver tus préstamos; de hecho, en la mayoría delos casos no tendrás que pagar tus préstamos hasta seis o nueve meses después de graduarte o mermar tu inscripción. Eres responsable de la suma total del préstamo, pero, con intereses, así que no aceptes más préstamos de los que necesitas.
  • El programa de estudio y trabajo ofrece a los alumnos la opción de trabajar a medio tiempo tanto para la facultad como en una organización cercana y ganar por lo menos el salario mínimo federal. A los alumnos que se les ofrece estudio y trabajo típicamente pueden demostrar necesidad financiera, pero a menudo hay trabajos en el campus disponibles para los estudiantes que quieran esos puestos. Este dinero no tiene que ser devuelto, ya que es ganado, y como tal, no se limita a ser aplicado al pago de matrículas y puede ser usado para cualquier propósito.

Nota: Los alumnos con discapacidades intelectuales que no pueda asistir a una institución postsecundaria tradicional pueden recibir fondos federales en forma de Subvenciones Pell, Subsidios Federales de Oportunidad de Educación Complementaria o Estudio y Trabajo Federal si se han inscripto o sido aceptados por un programa integral de transición y postsecundaria (un programa de educación superior que se ofrece por una institución aprobada con la intención de ayudar a los estudiantes con discapacidades intelectuales mientras se preparan para vivir independientemente y trabajar) y comenzar o continuar haciendo suficiente progreso académico. A estos estudiantes no se les requiere tener un diploma de secundaria o su equivalente para solicitar ayuda económica federal. Hacer clic en un estado en el mapa de abajo te mostrará facultades que proveen programas integrales de transición y postsecundaria aprobados por el Departamento de Educación de los EEUU.

Searching for Colleges as a Student with Disabilities Placeholder
Searching for Colleges as a Student with Disabilities

El gobierno federal no es tu único posible recurso de ayuda económica, de todos modos. Puedes (y deberías) también solicitar becas privadasEste sitio provee una lista de becas disponibles a estudiantes con discapacidades particulares, incluyendo el trastorno de déficit de atención, trastorno del espectro autista, deficiencias auditivas, discapacidades de aprendizaje, discapacidades físicas, trastorno del habla y discapacidades visuales. Una búsqueda de internet de “becas para estudiantes con” y tu discapacidad puede incluso traer más resultados. Ten en mente que no importa cuán poca es la ayuda de becas privadas, cada poquito cuenta. Sin mencionar que algunos de los premios más pequeños no tienen tanta competencia.

Dependiendo de como vives, el tipo de institución a la cual asistes (pública o privada), y el programa que deseas completar, puedes calificar para la ayuda económica estatal o regional. Si estas yendo a una escuela publica en tu estado natal, podrías calificar por una tasa de matrícula reducida automáticamente, y muchos estados también tienen programas de subsidios para los estudiantes del estado. Si tu programa no se ofrece en tu estado natal, puede ser ofrecido en una facultad de la misma región; se te podria dar matricula reducida o estatal a pesar de asistir a una facultad fuera de tu estado.

Tu facultad podría ofrecer sus propias becas institucionalesEn algunas instituciones, no tendrás que completar una solicitud aparte porque se te pondrá automáticamente en consideración cuando envíes tu solicitud de ayuda economica federal. Otras instituciones te requerirán que completes y envíes el Perfil CSS. Desafortunadamente, el Perfil CSS no es gratuito, pero se requiere por cientos de instituciones postsecundarias. Contacta a la oficina de admisiones o la oficina de ayuda economica para saber si se te requiere enviar algún material adicional para ser considerado para la ayuda económica institucional.

Basandose en donde tus padres o tutores trabajen, puedes ser apto para la ayuda económica a través de sus empleadores o el ejército de los EEUULa ayuda economica a traves del empleador de tus padres es generalmente una posibilidad remota, pero nunca esta de mas preguntar. Haz que tus padres hablen con un representante HR sobre la posible oportunidad de ayuda economica. Si eres hijo de un miembro del servicio, puedes ser apto para ayuda económica basada en tu estatus como dependiente.

Finalmente, si todos los otros recursos de ayuda economica fallan de proveerte con el suficiente dinero para costear la matrícula, considera sacar prestamos privados. Recuerda, las tasas de interes para prestamos privados van a ser más altas que aquellos distribuidos por el gobierno federal y puedes no ser apto para las mismas protecciones y beneficios. Saca el máximo de dinero que puedas en préstamos federales antes de volcarte a los préstamos del sector privado.

¿Qué recursos del campus existen para ayudar a los estudiantes con discapacidades?

Los recursos disponibles para estudiantes cambian entre las facultades, pero hay algunas constantes que encontrarás en la mayoría de las facultades.

  • Oficina de discapacidad o decano de alumnos: No todas las facultades tienen dedicada una oficina de discapacidad, pero si la tienen, esa oficina proveerá un excelente recurso para cualquier pregunta relacionada con adaptaciones, tus derechos y recursos disponibles. Si existe tal oficina dedicada, puedes contactar a tu asesor académico o al decano de alumnos sobre cualquier cosa relacionado a la discapacidad. Incluso si ellos no puedo ayudar personalmente, ellos sabrán a quien contactar. Estas son las personas a las que inicialmente deberías contarles si necesitas tener un carro en el campus por tu discapacidad.
  • Centro académico o de tutoría: Si te encuentras luchando en cualquier clase, o si te quieres asegurar de que tienes la comprensión adecuada del material, contactar al centro académico o de tutoría. Otros alumnos típicamente suelen ocupar estos puestos (los estudiantes de matemática pueden ayudar a los nuevos alumnos; los estudiantes de inglés pueden trabajar en el centro de escritura) y están disponibles para citas, generalmente gratis. No tienes que revelar tu discapacidad para inscribirte en la tutoría ni que alguien revise los documentos que has escrito, pero si requieres el uso de adaptaciones durante tu cita, es posible que te resulte más fácil si explicas brevemente tus necesidades a la persona que te está ayudando.
  • Centro de carreras: El centro de carreras del campus puede ayudarte a practicar entrevistas, ayudarte a escribir tu curriculum vitae, prepararte para entrevistas, ponerte en contacto con ex alumnos de un área en particular y crear un gran perfil de LinkedIn. La Ley de Estadounidenses con Discapacidad prohíbe discriminación contra individuos con discapacidades que estén calificados para hacer un trabajo; puedes tomar acción legal si sientes que no has sido contratado en base a tu discapacidad. La busqueda laboral puede no ser fácil, pero el centro de carreras te ayudara en la mejor medida posible.
  • Tus profesores: Si has elegido revelar tu discapacidad a tu facultad, tus profesores estarán en conocimiento; el centro de discapacidad o el decano de alumnos los habrá contactado para avisarles de la situación. Si te encuentras teniendo problemas estando al dia con las clases o luchando para entender el material, habla con tu profesor. La mayoría ofrecerá horas de oficina una o dos veces a la semana cuando los alumnos estén libres para hablar de lo que sea. Expresa tus preocupaciones y pideles consejos. Tu profesor podrá ofrecer una reunion semanal permanente, o sugerir que te registres para horas de tutoria.
  • Compañeros de estudio: Tus amigos están ahí para apoyarte, pero también puede haber grupos para estudiantes específicos, como aquellos con discapacidades, aquellos que son LGBT+ o aquellos recuperándose del alcoholismo. Contacta a la oficina de discapacidad o el centro de salud para conocer sobre las opciones fuera de profesionales.
  • Centro de salud: Las instalaciones de salud del campus deberían ser el primer paso si te sientes enfermo pero sabes que no es una urgencia. Típicamente, un centro de salud contará con personal de enfermería y practicantes, pero también puede haber personal médico, dependiendo del tamaño de la facultad. Estas son personas que pueden ayudarte con vacunaciones de rutina, tratamientos para enfermedades diarias como gripe o mono, y recetas de repuestos. Ellos también podrán derivarte con especialistas si lo necesitas. Es probable que sea la opcion mas economica para tus necesidades médicas, especialmente si participas del plan de seguro de salud para alumnos.
  • Centro de salud mental: Esto puede ser una entidad separada del centro de salud, o una sola. Si alguna vez te encuentras en necesidad de servicio de asesoramiento por cualquier razón, desde sentirte triste hasta queres ayudar por un trastorno alimentario, la clínica de salud mental es un recurso excelente. No tienes que tener algún tipo de diagnóstico para pedir una cita y hablar con alguien. Si es una emergencia o estas fuera del horario, puedes llamar a la Línea Nacional de Prevencion al Suicidio al 1-800-273-8255 o charlar con un representante en linea.
  • Seguridad del campus: Si alguna vez te sientes en peligro o te encuentras en una emergencia, llama al 9-1-1 o a la seguridad del campus. La policía del campus pueden estar armados y tienen el poder de hacer arrestos, como los oficiales de policía o pueden actuar más como fuerzas de seguridad. De todos modos, los oficiales de seguridad del campus están capacitados para primeros auxilios y RCP y sabran que hacer si experimentas una emergencia en el campus. Si te sientes inseguro caminando a casa solo, la seguridad del campus puede también proveerte un guardia. Si te resbalas en el hielo y te rompes un hueso, ellos pueden llevarte al hospital más cercano. Están para ayudarte.

Página actualizada: 04/2018